Se explica por el incremento de visados de viviendas unifamiliares en el segundo semestre

Galicia rompe la tendencia a la baja en España de visados de obra nueva

Galicia escapó en 2020 de la tendencia a la baja en el número de viviendas nuevas visadas que ha sufrido el conjunto de España, incrementándose estas un 5% en nuestra Comunidad frente al descenso general del 17.32%.
Galicia rompe la tendencia a la baja en España de visados de obra nueva
Gráfica con las vivIendas visadas en Galicia de 1988-2020./COAG.
Gráfica con las vivIendas visadas en Galicia de 1988-2020./COAG.

Sin ser uno de los sectores más golpeados por la crisis sanitaria, social y económica provocada por la covid-19, la construcción no fue ajena a sus efectos. Según las estadísticas del Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (CSCAE), el número de viviendas nuevas visadas en 2020 (87.687) cayó un 17,32% en comparación con los datos de 2019 en España, con 18.370 viviendas visadas menos. Además, el informe señala que 2020 se cerró con una quinta parte menos de la superficie visada en comparación con 2019 en obra nueva y en gran rehabilitación en España. En concreto, la caída conjunta acumulada fue del 21,9%, con 26.773.696 metros cuadrados visados frente a los 34.262.298 del año anterior en el conjunto del Estado.

En Galicia la situación es algo distinta y los datos muestran que en 2020 se visaron 3.814 viviendas (sólo obras de edificación), lo que supone un ligero incremento del 5% en este último año con respeto a 2019.

La decana del Colegio de Arquitectos de Galicia, Elena Ampudia, explica que esta leve subida de la construcción de viviendas en Galicia puede deberse al incremento del visado de vivienda unifamiliar en el segundo semestre de 2020, que en parte puede deberse a la reacción de los ciudadanos tras el confinamiento domiciliario por lo que ahora buscan una residencia con espacios exteriores que les aportará más calidad de vida. También señala la decana que se aprecia una caída en cierta tipología de obras por la pandemia, como las obras comerciales o residenciales públicas como son los albergues.

A pesar de las consecuencias económicas y sociales que tiene la ralentización de la actividad en el sector, provocada por la pandemia, para garantizar el acceso a la vivienda y la adecuación del parque residencial a las necesidades de la ciudadanía, Ampudia explica que es el momento de aprovechar el potencial del sector para contribuir a salir de la crisis, "impulsando a necesaria transformación das nosas vivendas, das vilas e cidades para mellorar o benestar e calidade de vida das persoas e a sustentabilidade do territorio".

Respaldo a la rehabilitación

Para no agravar la situación económica general y mantener la actividad del sector de la construcción, Ampudia señala que es preciso el respaldo de ayudas públicas, ya que la gran rehabilitación, esencial para modernizar el parque de edificios, viviendas y equipamientos, es incapaz por sí sola de reequilibrar el sector cuando la obra nueva cae. A pesar de esta reflexión, en Galicia las obras de rehabilitación pasaron del 24% en 2019 al 31% en 2020, un incremento empujado por el alza de las pequeñas reformas en el hogar a finales de año, con rehabilitaciones de fachada, estructura o cambios de uso. "A rehabilitación, ademais de xerar emprego estable e de calidade en el sector, permitirá adaptar o parque de viviendas ás necesidades presentes e futuras da cidadanía e aol reto climático", destaca la decana.
Comentarios
Galicia rompe la tendencia a la baja en España de visados de obra nueva