Dropshipping, una forma rápida y sencilla de montar una tienda online

El crecimiento del comercio electrónico en España es imparable. El comercio digital se ha convertido en una prioridad para las empresas, incluso muchos negocios han prescindido de una localización física para decantarse por una única ubicación web. 
Dropshipping, una forma rápida y sencilla de montar una tienda online
El dropshipping es un modelo de comercio electrónico al por menor en el que el empresario hace de intermediario entre los mayoristas y el cliente.
El dropshipping es un modelo de comercio electrónico al por menor en el que el empresario hace de intermediario entre los mayoristas y el cliente.

Esta expansión hacia el ecosistema digital es inevitable, especialmente si se tiene en cuenta el número de usuarios que compra ya por internet. Según el estudio ‘Equipamiento y uso de tecnologías de información y comunicación en los hogares’, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), más de 20 millones de personas compraron por internet en 2019, lo que supone el 42,5% de la población española.

Hoy en día, para un emprendedor es mucho más cómodo, útil y barato crear su propia tienda online antes que pagar el alquiler de un local y todos los impuestos obligatorios correspondientes por tener una tienda física. Además, ahora con el dropshipping, la nueva forma de vender por internet, los emprendedores no necesitan mucho capital inicial para comenzar a vender sus productos en el ámbito digital. El dropshipping es un modelo de comercio electrónico al por menor en el que el empresario hace de intermediario entre los mayoristas y el cliente. La principal ventaja de este método de envío y entrega de pedidos minoristas es que el dueño de la tienda online no necesita poseer ni almacenar su propio inventario, sino que compra el inventario según sea necesario, ya que los productos son enviados a los clientes directamente desde el proveedor o fabricante.

La mayor ventaja del dropshipping es que cualquier persona puede montar una tienda online sin necesidad de invertir miles de euros en inventario por adelantado, ya que el empresario sólo compra los productos cuando los vende y recibe el pago del cliente. Al no tener que comprar con anticipación estos productos, las tiendas online con el sistema de venta dropshipping pueden ofrecer una amplia gama de productos a sus clientes potenciales. Sin embargo, primero hay que realizar una segmentación de mercado para llegar correctamente a un grupo o una determinada audiencia específica. Aunque pueda parecer una tarea complicada, con estos ejemplos de segmentación de mercado podrás aprender a segmentar a tus clientes y formar un plan de marketing efectivo para tener éxito en el ámbito digital.

Analizar y entender bien el mercado es uno aspecto clave para cualquier empresa con el sistema de venta dropshipping. Cada vez es más complicado hacerse un hueco en internet debido a la competencia entre vendedores de todo el mundo. Por este motivo, es importante seleccionar un nicho rentable de gran demanda y poca competencia, especialmente porque los márgenes de beneficios suelen ser bastante ajustados. Una vez seleccionado el nicho de mercado hay que poner en marcha una buena estrategia de marketing, siempre basándose en una correcta segmentación del mercado. La importancia de la segmentación de mercado radica en la posibilidad de determinar con precisión las necesidades de cada grupo, por lo que el empresario podrá ofrecerle a cada uno de ellos el mejor producto o servicio según sus necesidades. Teniendo en cuenta estos aspectos podrás montar una tienda dropshipping de éxito.

Comentarios
Dropshipping, una forma rápida y sencilla de montar una tienda online