IV Informe de Coyuntura Socioeconómica 2019

La demanda interna, nuevo motor de la economía gallega

El Foro Económico de Galicia ha presentado este jueves en Santiago el IV Informe de Coyuntura Socioeconómica 2019 en el que se constata un cambio en el patrón del crecimiento del PIB gallego, impulsado ahora por el dinamismo de la demanda interna frente a la reducción de la demanda externa, que cae por sexto trimestre consecutivo.
La demanda interna, nuevo motor de la economía gallega
Presentación del IV Informe de Coyuntura por parte de los miembros del Foro Económico de Galicia Patricio Sánchez, José Francisco Armesto, Fernando González Laxe y Santiago Lago Peñas.
Presentación del IV Informe de Coyuntura por parte de los miembros del Foro Económico de Galicia Patricio Sánchez, José Francisco Armesto, Fernando González Laxe y Santiago Lago Peñas.

El PIB creció en el tercer trimestre de 2019 en Galicia un 1,7% en tasa interanual frente al 2% de la economía española. El crecimiento en Galicia y en España sigue siendo significativamente superior al experimentado por el conjunto de los países de la Unión Europea y de la zona euro (1,4% y 1,2%, respectivamente), por lo que se avanza en el proceso de convergencia.

Los datos del cuadro macroeconómico confirman el cambio en el patrón de crecimiento agregado del PIB. Así, la aportación de la demanda interna fue de 2,9 puntos en el último trimestre, un punto más que la media española. El estudio del Foro Económico de Galicia destaca el fuerte dinamismo del gasto final en consumo, impulsado tanto por el consumo de las familias (3,3%) como por el gasto público (3,5%).

Por contra, la demanda externa (exportaciones) detrae décimas al crecimiento del PIB gallego por sexto trimestre consecutivo, siendo esta detracción cada vez más elevada. En el tercer trimestre su aportación negativa asciende a los 1,2 puntos, una décima más que en el trimestre anterior, lo que contrasta con la aportación positiva de dos décimas en el conjunto de España. El importe total de las exportaciones asciende a 5.549,4 millones de euros, lo que representa el 32,1% del PIB gallego, porcentaje inferior al objetivo del 40% fijado para el año 2020. Al crecer el 3,8% del valor de las importaciones, el saldo positivo de la balanza de pagos se reduce hasta los 723 millones de euros.

La industria manufacturera, el sector de mayor crecimiento

Desde el punto de vista de la oferta, el aspecto más destacado es el dinamismo de la industria manufacturera, que tras dos trimestres consecutivos de contracción en la generación del VEB (valor añadido bruto), se sitúa como el sector de mayor crecimiento (4,1%). Este porcentaje es significativamente superior al estimada en el conjunto del Estado, donde este subsector crece un 1,2% respeto al año anterior.

El informe del Foro señala también la ralentización en el sector de la construcción, con un crecimiento interanual de 1,7%, dos puntos y medio menos que en el trimestre anterior.

Impacto en el empleo

Los tres indicadores relacionados con el empleo reflejan creación de puestos de trabajo y reducción  tanto del paro registrado como del estimado por la EPA. La tasa de paro mantiene su tendencia descendente, situándose por vez primera en once años por debajo del 12% en un tercer trimestre.

En los hogares se modera el descenso del número donde todos sus activos están en paro y se incrementa el número de hogares donde todos los miembros están ocupados.

El Foro Económico de Galicia sigue apuntando a elementos de preocupación como la continua caída de la población activa, o el elevado peso relativo de la jornada a tiempo parcial debido a no poder encontrar un trabajo a jornada completa (52,8%).

Desde el punto de vista sectorial, el estudio apunta al "sorprendente" comportamiento de la ocupación en la industria manufacturera y el comercio. El empleo en esta industria creció en 17.800 personas, el incremento más acusado en ese trimestre en la última década. Por otra parte el comercio presenta una fuerte caída de la ocupación lo que contrasta con el mantenimiento del empleo segundo los datos de la Seguridad Social.

Por último en cuanto a calidad del trabajo creado, crece el empleo asalariado tanto en los contratos fijos como temporales, aumentando estos últimos a un ritmo mayor que los indefinidos (8.400 y 900 asalariados más respectivamente).

Comentarios
La demanda interna, nuevo motor de la economía gallega