Consejos para pymes y autónomos

Los autónomos y las pequeñas y medianas empresas están entre los más afectados por el parón económico que ha supuesto la declaración del Estado de Alarma por la epidemia de coronavirus.
Consejos para pymes y autónomos
Consejos para pymes y autónomos para mitigar las dificultades económicas.
Consejos para pymes y autónomos para mitigar las dificultades económicas.

Muchos han debido cerrar sus negocios y parar su actividad, ya sea por no estar entre las actividades esenciales según el Decreto-Ley publicado por el 29 de marzo, y otros porque, aún tratándose de una actividad esencial, las restricciones a la movilidad y el confinamiento han disminuido drásticamente el volumen de negocio.

En este contexto tan difícil para todos, es bienvenida cualquier ayuda o consejo que permita a los autónomos y a las pymes reducir los gastos para mitigar las tremendas dificultades económicas a las que hacen frente.

Obtención inmediata de liquidez

Una de las posibilidades es recurrir los servicios de una empresa financiera que nos facilite liquidez inmediata, como puede ser Descuento Global Financiero (DGF). A diferencia de las entidades financieras tradicionales, su funcionamiento es más ágil y dinámico, ideal por tanto para situaciones como esta.

Cualquier autónomo o gestor de una pyme sabe que para que el negocio funcione es necesario disponer de mecanismos de financiación sencillos, que permiten contar con un margen de maniobra suficiente para evitar quedarnos sin liquidez en caso de que surja algún imprevisto. Sin esos mecanismos, un eventual problema de tesorería, aunque sea transitorio, puede llevar a la quiebra y a la desaparición.

El factoring público consiste en financiar las facturas ya emitidas por tu empresa. Es decir, en lugar de tener que esperar a que venza la factura para que el deudor haga frente al pago por unos servicios que ya prestaste, el factoring permite que recibas antes el importe de esa factura. Por ejemplo, las administraciones públicas pueden tardar cierto tiempo en pagar, de 30 a 90 días. Son facturas que se cobran siempre, de modo que es un activo de la empresa, pero no líquido, porque no puede disponer de él. Permite a la empresa anticipar el dinero de esas facturas emitidas a las administraciones públicas, lo cual puede ser un alivio en estas semanas de parón económico en las que muchos autónomos y pymes no emiten facturas ni cobran por servicios prestados.

Otra posibilidad es acudir al descuento de pagarés. En términos generales, el autónomo obtiene el mismo beneficio: liquidez inmediata sin esperar a que venza un título a su favor (en este caso, un pagaré). En este caso, entidades como DGF adquieren pagarés a la orden y pagarés no a la orden a empresas y autónomos que tienen la necesidad de hacer líquido el saldo positivo que tienen con sus clientes.

Ayudas públicas

También puedes recurrir a las diversas líneas de ayuda articuladas por el Estado y las comunidades autónomas para hacer frente a la crisis del coronavirus.

El Gobierno ha ampliado los plazos de presentación y pagos de las declaraciones trimestrales de impuestos para autónomos y pymes (IVA, IRPF y fraccionamientos de Impuesto de Sociedades), que podrán presentarse hasta el 20 de mayo. Los autónomos y las empresas también podrán aplazar durante seis meses el pago de sus cuotas de la Seguridad Social Social y el pago de sus deudas, hasta el 30 de junio de 2020.

Además, los trabajadores por cuenta propia que hayan tenido que cerrar por la declaración del Estado de Alarma o cuya facturación haya caído un 75% en relación a la media mensual del semestre anterior pueden solicitar una prestación extraordinaria por cese de actividad.

Por último, varias comunidades autónomas están aprobando medidas de apoyo a los autónomos que incluyen subvenciones y ayudas directas.

Comentarios
Consejos para pymes y autónomos