Comprar online con tarjeta de crédito: una modalidad que crece exponencialmente

Las plataformas de venta online han sido parte de los grandes ganadores de la pandemia COVID. El hecho de tener que quedarse en casa hizo que las personas trasladaran la mayor cantidad de actividades posibles al ámbito virtual, y la variedad de productos que se pueden encontrar en portales de venta por internet no tiene punto de comparación con la oferta en los negocios tradicionales.

Comprar online con tarjeta de crédito: una modalidad que crece exponencialmente
Comprar online con tarjeta de crédito: una modalidad que crece exponencialmente. /pexels_anna_shvets.
Comprar online con tarjeta de crédito: una modalidad que crece exponencialmente. /pexels_anna_shvets.

De esta manera, comprando online no solo es posible hallar con mayor facilidad lo que se quiere comprar, sino que además lo puedes recibir rápidamente en casa. La comodidad, diversidad de opciones y facilidad de uso ha hecho de las compras en línea una tendencia que no hace más que crecer cada año. Lo que inició con gigantes del comercio electrónico como Amazon o eBay ha sido también adoptado por pequeñas y medianas empresas, que han entendido el valor agregado que tiene para el cliente la alternativa de comprar en internet sin moverse del hogar y la flexibilidad de hacerlo en el momento del día en que se desee.

Más opciones, el mismo presupuesto

Los sitios de e-commerce son el lugar ideal para encontrar lo mejor de la tecnología. Ya se trate de hardware, teléfonos de alta gama u otros dispositivos electrónicos, la gran cantidad de vendedores de todas partes del mundo hace que sea muy sencillo encontrar aquello que se está buscando. Como existe una gran competencia en un mercado tan importante, los precios son menores que los de una tienda o centro comercial físico.

Pese a que las compras online abren un abanico de posibilidades que puede ser casi abrumador, el hecho de poder acceder a más productos no implica necesariamente tener la capacidad de adquirirlos. Cuando se trata de objetos de alta calidad y de última tecnología, los precios se mantienen altos pese a la mayor disponibilidad y los descuentos eventuales. Incluso durante días de promociones increíbles como el Black Friday, el valor de un gadget nuevo puede estar muy lejos de lo que los ingresos permiten costear.

En estos casos, contar con tarjetas de crédito es una solución. Estos instrumentos ponen a disposición del cliente un importe de crédito para financiar compras que es particularmente útil para afrontar un pago importante como un móvil o un portátil nuevo. Actualmente, la mayoría de los bancos ofrecen paquetes de cuenta bancaria y tarjeta de crédito que pueden contratarse fácilmente a través de la red.

¿Por qué comprar online con tarjeta de crédito?

La principal ventaja de usar una tarjeta de crédito para comprar en línea es que se trata de un medio de pago ampliamente aceptado en cualquier tipo de negocio online y en las plataformas de e-commerce más utilizadas. Esto facilita enormemente el proceso de pagar un producto y es una garantía de seguridad en lo que respecta al procesamiento de los datos personales y la información financiera. Otro tipo de mecanismos, como el uso de billeteras electrónicas, las transferencias bancarias o los depósitos en efectivo son mucho menos frecuentes, por lo que optar por estos medios podría dificultar la oportunidad única de adquirir el producto que se necesita al mejor precio.

En segundo lugar, pero no menos importante, es que usar una tarjeta de crédito es una manera óptima de financiar compras que escapan al nivel de ingresos del cliente. Con un plástico se puede aplazar el pago del producto, ya que el cobro no se aplica inmediatamente como en el caso de las tarjetas de débito sino al final del período, y además financiarlo en cuotas. De acuerdo con las alternativas que ofrezca el negocio online, se puede distribuir el coste total en cómodos pagos mensuales de valor mucho más manejable.

El límite de compra con tarjeta de crédito depende de cada entidad y se ajusta a las características del cliente, como sus ingresos e historial de crédito. Por eso es posible que inicialmente no sea suficiente para cubrir todo lo que se quiera comprar online. Sin embargo, cumplir religiosamente con las cuotas es el modo más simple de obtener una ampliación de la financiación cuando se lo solicite. Por ello, mantener un uso responsable de la tarjeta y evitar gastos mayores por atrasos en los pagos es vital para conservar una buena calificación crediticia y poder seguir comprando sin límites.


 

Comentarios
Comprar online con tarjeta de crédito: una modalidad que crece exponencialmente