INFORME DEL IMPACTO DEL COVID-19 EN EL SECTOR DEL METAL

Cerca de la mitad de las empresas metalúrgicas no ha solicitado ninguna ayuda

Conseguir más EPIs, mejorar las condiciones de los préstamos y extender los ERTEs por fuerza mayor más allá del estado de alarma son las medidas que se consideran urgentes desde Asime, la asociación que agrupa a las industrias metalúrgicas gallegas.
Cerca de la mitad de las empresas metalúrgicas no ha solicitado ninguna ayuda
Enrique Mallón, secretario general de Asime, en la rueda de prensa.
Enrique Mallón, secretario general de Asime, en la rueda de prensa.

El secretario general de Asime, Enrique Mallón, ha presentado en rueda de prensa por videoconferencia este martes un informe elaborado por la organización sobre el impacto del covid-19 en el sector del metal. De él destaca el dato de que casi la mitad (46%) de las empresas no ha solicitado ninguna medida de ayuda “porque no las creen interesantes, no porque no las necesiten”, aclara Mallón.

En este sentido, el secretario general de Asime ve necesario facilitar las condiciones de acceso a la financiación: “las empresas no están satisfechas con algunas de las condiciones de los préstamos”, afirma Mallón.

Por el momento, un 42% de las compañías han solicitado los préstamos ICO, un 9%  los préstamos y avales del Igape, otro 9% ha pedido moratorias en el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social, otro 8% el aplazamiento de deudas con la Seguridad Social y un 5% la prestación por cese de actividad para autónomos.

28.000 trabajadores afectados por ERTEs

En cuanto a los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), han sido solicitados por el 36% de las empresas del sector metal, un 65% por causa de fuerza mayor y el resto por causas administrativas o de producción. Estos ERTES afectan a alrededor de 28.000 trabajadores. “Un volumen muy alto- reconoce Mallón –el 70% proceden de la industria de automoción pero también hay casos en la industria auxiliar naval, en empresas de energía eólica o en suministros comerciales”.

Del total de ERTEs presentados más de la mitad (57%) han sido concedidos, un 40% todavía están sin respuesta, aunque desde Asime entienden que son positivos y un 2% (de un total de siete empresas, básicamente del ámbito de la automoción) han sido rechazados.

Otra de las peticiones clave de Asime es que los ERTEs por fuerza mayor puedan extenderse “más allá del estado de alarma” mientras no se vuelva a la normalidad.

Al 50% de actividad

El informe de Asime muestra que la mayor parte de las empresas del sector del metal han vuelto a la actividad pero más del 56% de ellas lo hacen con restricciones o limitándose a servicios de urgencia. Más del 40% de las compañías trabajan al 50% o menos de actividad, y para el mes de mayo solo la mitad de ellas esperar recuperar niveles de actividad superiores al 50%. “Asime desea que mayo refleje mejores cifras que lo que nos dicen las empresas”, indicaba Mallón, tras reconocer el impacto del covid-19 en particular en la industria de la automoción, con el parón de la planta de PSA en Vigo y los grandes fabricantes mundiales.

En cuanto a en qué se traduce este impacto, el 74% de las compañías encuestadas han visto caer su actividad y la falta de pedidos o subcontratación; el 63% señala la dificultad para adquirir EPIs, y el 32% se refiere a la falta de suministros o materias  primas. Un 20% alude a la falta de trabajadores por medidas de conciliación, bajas por enfermedad o absentismo por miedo al virus, otro 19% cita problemas en el transporte de mercancías y un 15% problemas en los mercados destino.

Escasez de EPIs

A las empresas también se les ha preguntado sobre medidas adicionales a implementar para luchar contra el coronavirus y un 62% de ellas han contestado que necesitan más equipos de protección individual. De hecho, Mallón considera “absolutamente fundamental” conseguir más EPIs  ante la previsible escasez de los mismos en los mercados durante este año. Por ello, el secretario general de Asime ha pedido a la Xunta “que sea flexible” con las ayudas establecidas para que las empresas se adapten para fabricar productos para combatir el covid-19, porque entiende que estos EPIs  deberían poder proveerse “desde Galicia”.

El informe ha sido elaborado encuestando a las 600 empresas asociadas de Asime, en su mayor parte pymes de menos de 150 trabajadores. Hay que recordar que el sector metalúrgico genera el 38% del empleo industrial en Galicia y un 20% de nuestro PIB.

Comentarios
Cerca de la mitad de las empresas metalúrgicas no ha solicitado ninguna ayuda