Jornada y encuesta “Situación actual de la empresa y retos de la nueva realidad”

La reducción de los márgenes, principal preocupación de los empresarios gallegos

La situación actual de la empresa gallega y los retos de la 'nueva' realidad han sido objeto de análisis en una encuesta y una jornada organizada por Círculo de Empresarios de Galicia, Improven y Asime que se ha celebrado este martes en formato híbrido, presencialmente en Vigo y por streaming.
La reducción de los márgenes, principal preocupación de los empresarios gallegos
Representantes de Círculo de Empresarios, Improven y Asime en la presentación a los medios de la encuesta “Situación actual de la empresa y retos de la nueva realidad”.
Representantes de Círculo de Empresarios, Improven y Asime en la presentación a los medios de la encuesta “Situación actual de la empresa y retos de la nueva realidad”.

Nuevas tendencias y hábitos de consumo, digitalización de la cadena de suministro, relaciones Galicia-Portugal y convivencia entre trabajadores sénior y nativos digitales han sido las temáticas abordadas a lo largo de la jornada, temáticas que estaban asimismo incluidas en una encuesta realizada por Improven y el Círculo de Empresarios de Galicia entre 130 empresarios gallegos y portugueses, y cuyos datos más relevantes han sido presentados primero ante los medios de comunicación y posteriormente en este encuentro empresarial.

De la encuesta se desprende que, pese a que las grandes preocupaciones empresariales se centran en la reducción de volumen de compras y márgenes empresariales, Galicia ha sido la cuarta comunidad española con menor impacto de la covid-19 en términos de desempleo (14,7 %, ocho puntos porcentuales por debajo de la media nacional), y una menor contracción del PIB (algo menos del 9 %, dos puntos porcentuales inferior a la media nacional, si bien lejos del 4,2 % de la media de la UE). gracias especialmente al mayor peso de los sectores primario y secundario.

A este respecto, el vicepresidente segundo de la Xunta, Francisco Conde, que participó en la inauguración de la jornada, señaló que los datos llaman al optimismo: “en cuanto a la contracción del PIB, estamos resistiendo mejor que la media de España; estamos a la cabeza en la exportaciones, estamos liderando el ritmo de bajada de desempleo”.

Principales datos de la encuesta

La encuesta señala que la crisis del covid-19 derivó en nuevos hábitos de consumo, a los que las empresas gallegas respondieron con una mayor apuesta por la digitalización. La recuperación, sin embargo, por el momento está siendo desigual, en forma de K, más rápida en sectores como renovables, producción farmacéutica y suministro de alimentos; mientras que, en el lado contrario, se sitúan el financiero, inmobiliario y hostelero.

Tres de cada 10 encuestados (30 %) han visto reducido su volumen de compras, mientras que el 20 % lo ha aumentado, dependiendo del sector de actividad o del valor de marca. En todo caso, la mitad de los encuestados señala que se ha visto afectado por la reducción de márgenes, una situación que dificulta la recuperación a corto plazo.

Es precisamente el margen en productos y servicios la mayor preocupación para el 95 % de las empresas, cuyo principal quebradero de cabeza se centra ahora en el aumento del precio de las materias primas y de la competencia. “Su principal preocupación es la reducción de los márgenes, prácticamente la mitad han dicho que sus márgenes se han visto reducidos durante todo este proceso, por los costes de adecuarnos al nuevo entorno más los costes de los cambios en el mix de producto que el mercado demandaba”, señaló Sergio Gordillo, socio director de Improven, que fue el encargado de detallar los resultados de la encuesta.

Cooperación Galicia-Portugal

Sobre la relación entre Galicia y Portugal, en la encuesta se reconoce el alto potencial de esta colaboración para lograr el crecimiento empresarial a ambas orillas del Miño, si bien los participantes en el sondeo consideran necesarias una mayor cooperación institucional (el 95 %) y una mayor intermodalidad de infraestructuras.

El 3 % de los encuestados está instalado en el norte de Portugal. “Un 62% destacan que el suelo es más barato, hay una mayor facilidad administrativa en implantarte, hay una mayor velocidad... y eso nos tiene que hacer pensar a la administración pública española y gallega cómo optimizar todos esos procesos administrativos; un 52% habla de coste de mano de obra menor y también aspectos fiscales”, expuso Gordillo.

Digitalización

Asimismo, los encuestados señalan que se ha producido una aceleración del proceso de digitalización, para el que el 60% contaban inicialmente con estrategias que han tenido que adelantar. Los menos previsores- por falta de medios, financiación o cultura empresarial- se vieron obligados a innovar sobre la marcha. En estos momentos, la mitad de las empresas se ha fijado como objetivo mejorar el servicio al cliente, mientras que un 32 % señala también la mejora del pronóstico de demanda (solo el 15 % está satisfecho con la previsión de la que dispone su empresa). Y para afrontar estos objetivos, el 40% dice que es necesario mejorar la comunicación interna dentro de la empresa, y en segundo lugar, el uso de datos.

Convivencia de talentos

En lo que respecta al cuarto de los bloques, los encuestados coincidieron en que la experiencia y conocimiento del talento senior aportan gran valor a las compañías, mientras que el talento joven favorece la transformación digital gracias a sus conocimientos tecnológicos. Sin embargo, no se están poniendo medios suficientes para integrar y optimizar ambos talentos y la mitad de las empresas cree que la edad influye en los procesos de selección. Según señaló Gordillo, “un tercio de las empresas están abordando procesos de diversidad generacional, todavía dos tercios todavía no han empezado”.

El desempleo juvenil en Galicia (38 %, dos puntos por debajo de la media española, pero muy por encima de la europea) podría estar relacionado con cierto grado de escepticismo a la hora de contratar talento joven. No obstante, el 95 % de los encuestados asegura no tener problemas internos por la diversidad de edades, aunque solo el 40 % ha puesto en marcha programas para compartir experiencias y conocimientos entre los distintos perfiles.

En la recogida de datos de esta encuesta participaron también Asime, AEMPE, Empresarias de Galicia, Polígono de O Ceao (Lugo), Asociación Boirense de Empresarios, APROIN, Asociación Empresarial de Valdeorras y empresas de Portugal.

Mayor colaboración público-privada y papel de los fondos Next Generation

La jornada “Situación actual de la empresa y retos de la nueva realidad” contó también con la interveción de la presidenta de Círculo de Empresarios de Galicia, Patricia García, quien subrayó que de la encuesta se desprende que “la opinión mayoritaria es que Galicia debe apostar por una mayor relación entre empresas e instituciones”.

Por su parte, el vicepresidente segundo de la Xunta y conselleiro de Economia, Empresa e Innovación, Francisco Conde, aludió al papel que jugarán los fondos Next Generation en la recuperación y reclamó al Gobierno central un reparto de fondos “claro y equitativo” y una “mayor coordinación” con las comunidades autónomas. El vicepresidente económico de la Xunta se mostró crítico con la decisión del Gobierno de centralizar los fondos destinados a política industrial. “Es una malísima noticia para el tejido productivo y para el impulso de las políticas industriales en nuestro país; porque los territorios necesitamos conocer esos criterios y que el reparto responda a las realidades de las distintas comunidades autónomas”.

La apertura del evento se completó con la opinión de Enrique Mallón, secretario general de Asime, quien citó los problema que enfrenta la industria gallega en la actualidad: dificultades en la transferencia de conocimiento, alza de precios de materias primas, costes logísticos y "un coste de la energía inasumible si queremos competir en igualdad de condiciones”. En este contexto, Mallón recalcó que la industria “ha demostrado que es un pilar fundamental para la economía” y por ello “debemos apostar por la industria como estabilidad”.

Paneles

La jornada se completó con tres paneles; el primero, sobre nuevas tendencias y hábitos de consumo, en el que participaron César Alberte, CEO de Kimak, y Pablo Louro, delegado en la provincia de Pontevedra de Gadisa. El segundo, sobre cooperación empresarial entre Galicia y Portugal, con las aportaciones de Pedro Martínez Verges, director general de Grupo Marsan, y Walter Álvarez Álvarez, director territorial de Abanca en Vigo. Y el último sobre la convivencia entre el talento sénior y los nativos digitales, en el que intervino Luis Moreno, director general de CTAG, y Bartolomé Pidal, CEO de Nortempo.


 

Comentarios
La reducción de los márgenes, principal preocupación de los empresarios gallegos