"Faladoiro económico" del Colegio de Economistas de Ourense

El lento camino hacia la igualdad en empresas e instituciones

La mujer ante el reto de la innovación en las empresas ha sido tema de debate en el último “faladoiro económico” del Colegio de Economistas de Ourense, celebrado en vísperas del 8 de marzo.

El lento camino hacia la igualdad en empresas e instituciones
Rosa Mª Campelo, Isabel Louro, Elena Rivo, Marisol Novoa, Carmen Sampayo, David Martínez y Pilar López-Guerrero, en el Colegio de Abogados de Ourense./P.L.
Rosa Mª Campelo, Isabel Louro, Elena Rivo, Marisol Novoa, Carmen Sampayo, David Martínez y Pilar López-Guerrero, en el Colegio de Abogados de Ourense./P.L.

Seis mujeres que ejercen cargos representativos en diferentes ámbitos han debatido este jueves alrededor del papel de las mujeres en empresas e instituciones. Participaron la decana del Colegio de Economistas de Ourense, Carmen Sampayo, la decana del Colegio de Abogados de Ourense, Pilar López-Guerrero, la decana del Colegio de Notarios de Galicia, Isabel Louro, la decana de la Facultad de Ciencias Empresariales  y Turismo del campus de Ourense, Elena Rivo, la presidenta de la Asociación de Mujeres Empresarias de Ourense y vicepresidenta de la CEO, Marisol Novoa, y la delegada del Colegio de Gestores de Galicia, Rosa María Campelo.  Moderó el acto el coordinador de los “faladoiros económicos”, el economista David Martínez Alonso.

En el “faladoiro” se abordó la contribución de la mujer en los puestos de alta responsabilidad, se analizó la presencia femenina en carreras e instituciones científicas y técnicas y se debatió sobre las medidas de discriminación positiva.

Las participantes en el coloquio coincidieron en que se ha avanzado en estas últimas décadas en materia de igualdad, aunque muy lentamente. “Cuando yo ingresé, hace 25 años, no había ninguna mujer en la junta directiva de mi colegio, ahora solo yo”, señaló Isabel Louro, decana de los notarios gallegos. En este sentido Louro apuntó a los problemas relacionados con los horarios y la conciliación como explicación de que falten mujeres en las instituciones.  Aspecto compartido por Elena Rivo, decana de la Facultad de Ciencias Empresariales. “Es muy difícil conciliar con horarios de 9 a 9; si todas las empresas entrasen a las 8 o 9 y saliesen a las 5 se facilitaría muchísimo el que se las mujeres se plantearan (acceder a cargos”), expuso Rivo.

Discriminación positiva

También se defendió que, por el momento, la discriminación positiva sigue siendo necesaria.  “Hay muchas mujeres cualificadas y preparadas para acceder a puestos de trabajo, se nota en las oposiciones; el problema es en los puestos de libre designación, ahí sí surge la brecha”, resaltó la vicepresidenta de la Confederación Empresarial de Ourense, Marisol Novoa. Para atajar esta problemática, la empresaria propuso planes de apoyo a la conciliación, mecanismos para asegurar procesos de selección imparciales, y programas de sensibilización “para tratar de evitar el autoestancamiento en las mujeres profesionales”.  “Yo fui una cuota en su momento”, recordó Elena Rivo.

En lo que se refiere a la presencia de mujeres en ámbitos técnicos y científicos, Marisol Novoa reclamó la necesidad de fomentar las vocaciones femeninas: “se puede ser lo que se quiera ser, las mujeres tenemos las mismas capacidades que los hombres”.

Comentarios
El lento camino hacia la igualdad en empresas e instituciones