LA PROMOTORA ESPERA EL VISTO BUENO DEL AYUNTAMIENTO DE VIGO Y LA XUNTA PARA LLEVAR ADELANTE EL PROYECTO DE CENTRO COMERCIAL

Intu-Eurofund solicita la vía de la Ordenación Provisional para Porto Cabral

La promotora intu-Eurofund ha presentado por registro en el Ayuntamiento de Vigo el estudio para solicitar la tramitación del proyecto de Porto Cabral por la vía del Instrumento de Ordenación Provisional.
Intu-Eurofund solicita la vía de la Ordenación Provisional para Porto Cabral
Mónica Chao, Salvador Arenere y Carlos Mínguez, en la rueda de prensa sobre Porto Cabral en Vigo.
Mónica Chao, Salvador Arenere y Carlos Mínguez, en la rueda de prensa sobre Porto Cabral en Vigo.

Así lo anunció el consejero de intu-Eurofund, Salvador Arenere, en Vigo, explicando que el objetivo de esta tramitación es superar la parálisis a la que ha sido sometido el proyecto del centro comercial de Porto Cabral como resultado de la anulación por parte del Tribunal Supremo de Plan General de Vigo de 2008.

Arenere ha manifestado que intu-Eurofund espera tanto por parte del Ayuntamiento de Vigo como de la Xunta de Galicia sus pronunciamientos favorables a esta vía, para “llevar adelante este proyecto estratégico para Vigo, crear riqueza y empleo y, sobre todo, plantearle cara a la fuga de compra a otras ciudades y a la competencia creciente del e-commerce, que es el verdadero enemigo del comercio local”.

Tres estudios sobre el comercio en Vigo

El consejero de intu-Eurofund compareció en la rueda de prensa acompañado por Carlos Mínguez, director de Desarrollo de Negocio de GFK, consultora de opinión y de estudios de mercado de España, y que glosó en su intervención los datos más llamativos de tres trabajos distintos llevados acabo sobre el pequeño comercio vigués. Se trata de una masiva encuesta telefónica ejecutada por GFK, otra encuesta presencial desarrollada por la empresa con sede en Vigo Ideara, y un estudio sobre el comercio electrónico de Vigo ejecutado por la consultora SalvettiLlombart, especializada en análisis de e-commerce. Se trata, en conjunto, del mayor y más detallado estudio realizado hasta la fecha sobre el pequeño comercio de Vigo.

Los resultados de estos estudios revelan de forma clara que en Vigo hay una gran fuga de compra a otras ciudades y que el comercio online amenaza su supervivencia. Entre otros muchos datos que afloran esta realidad, el estudio de Ideara, realizado puerta por puerta a 149 comercios de Vigo, revela que el 37% de los comerciantes es muy pesimista y que el 28% ve muchas posibilidades de que su establecimiento cierre en los próximos dos años. El 79,6% atribuye esta situación al impacto del comercio electrónico y más de la mitad de los comerciantes (el 51%) afirma que cada vez más su clientela utiliza la tienda solo para probar y después compra los productos online. Otra de las conclusiones llamativas del estudio puerta por puerta del comercio en Vigo es la que hace referencia a la representatividad de las asociaciones de comercio. El 22% de los comerciantes reconoce que se ha dado de baja en ellas, ya que, aducen, "no son de utilidad".

El estudio presencial se ha complementado con 400 entrevistas telefónicas a residentes, coordinadas por GFK, y que, con un margen de error de solo el 5%, revelan que la fuga de gasto a otras ciudades —significativamente, por el tirón ejercido por Ikea en Coruña y Oporto— se eleva a 53,4 millones de euros anuales, lo que supone el 5% del gasto anual de los consumidores. El estudio detecta que los vigueses realizan más de un millón de visitas al año fuera de Vigo para comprar, y que esta tendencia es creciente.

Entre las razones para la fuga de compra a otras ciudades los comerciantes ponen el acento también en la falta de una oferta de ocio potente en la ciudad, un elemento subrayado por Salvador Arenere, en su intervención, para recordar que Porto Cabral no es en absoluto un centro comercial al uso, sino un gran espacio donde convive el comercio con una oferta de ocio de última generación y sin parangón no solo en Galicia, sino en Portugal y en las comunidades autónomas limítrofes. En este sentido, Porto Cabral, lejos de perjudicar al pequeño comercio de Vigo,contribuiría a su fortalecimiento al atraer, por un lado, a más de 20 millones de visitas a la ciudad cada año —de las cuales el 50% procedería de fuera del área metropolitana—, y por otro al detener la fuga de compra que detectan claramente los estudios.

Una de las conclusiones más llamativas presentadas por el representante de GFK se basa en un cuadro comparativo entre varias ciudades españoles en la que se revela que, a mayor gran superficie comercial, menos destrucción del pequeño comercio, lo que vendría a demostrar que, en la actualidad, frente a la amenaza del comercio online, la gran superficie tiende a disminuir la fuga del comercio físico y, en consecuencia, a asegurar la permanencia del pequeño comercio.

Los estudios de GFK e Ideara se han completado con un tercer trabajo realizado por la consultora SalvettiLlombart, que revela que en Vigo el número de compradores online se duplicó en 2018 respecto al año anterior. Vigo es la ciudad de Galicia con más empresas de e-commerce (el 31% del total de Galicia) y el gasto medio anual en comercio electrónico ha aumentado un 65% en los últimos cinco años, situándose a finales de 2018 en 1.421 euros/año, por encima de la media nacional.

Porto Cabral, un proyecto sostenible

Por su parte, Mónica Chao, la directora de Comunicación y Sostenibilidad de intu, abundó en el carácter sostenible de Porto Cabral. El proyecto de Vigo, comentó, sumará en conjunto una inversión de 1.000 millones de euros –800 de intu y 200 de los arrendatarios— y supondrá la creación de 6.450 empleos –2.000 en la fase de construcción y hasta 4.450 en la fase avanzada de explotación—. Más del 25% de los empleados serán de Vigo y al menos un 5% serán personas discapacitadas.

Comentarios
Intu-Eurofund solicita la vía de la Ordenación Provisional para Porto Cabral