En el parque eólico de Leboreiro

Endesa construye en Galicia el primer edificio industrial con acreditación Passivhaus

Endesa ha dotado al parque eólico de Leboreiro, ubicado en Muras (Lugo) de un nuevo centro de control y almacén que marca un hito en la construcción sostenible, al ser el primer edificio industrial de España que obtiene la acreditación Passivhaus.

Endesa construye en Galicia el primer edificio industrial con acreditación Passivhaus
El centro de control del parque eólico de Leboreiro, que aportará la energía para la fábrica de neumáticos.
El centro de control del parque eólico de Leboreiro, reformado según los estándares Passivhaus.

Endesa ha rehabilitado el viejo edificio de control y almacén del parque eólico lucense conforme a los estándares y certificaciones de construcción pasiva. Passivhaus es un estándar internacional que reconoce con carácter oficial las edificaciones que merecen ser consideradas sostenibles. Para ello se han de cumplir una serie de requisitos de estanqueidad, ventilación y materiales establecidos por el Passivhaus Intitut de Alemania.

El anterior centro de control presentaba humedades y filtraciones. Además, tenía unas dimensiones y unos materiales constructivos que dificultaban su integración en el entorno, por lo que Enel Green Power España, la división de renovables de Endesa, decidió acometer una reforma ambiciosa que no solo solventase las carencias, sino que también constituyese un modelo de buenas prácticas ambientales.

Las nuevas instalaciones, que han requerido una inversión cercana a los 300.000 euros, disponen de fachadas ventiladas revestidas con pizarra autóctona en los flancos más castigados por las inclemencias meteorológicas. Cuentan con aprovechamiento de energía geotérmica, con un pozo de 85 metros de profundidad; igualmente disponen de paneles fotovoltaicos que suman 9,4 kilovatios de potencia, así como recirculación de aire, 140 metros cuadrados de suelo radiante, aprovechamiento de aguas pluviales y alto grado de aislamiento en cerramientos y carpintería.

Todas estas características se traducen en una huella de carbono y medioambiental mínima y en un notable confort térmico. Este ha repercutido favorablemente incluso en la fiabilidad de los repuestos electrónicos almacenados, ya que la eliminación de humedades ha reducido las averías.

El parque eólico de Leboreiro cuenta con una potencia instalada de 21,1 megavatios, gracias a 32 aerogeneradores de 660 kilovatios. Fue puesto en operación por Enel Green Power España a principios de 2005.


 

Comentarios
Endesa construye en Galicia el primer edificio industrial con acreditación Passivhaus