La entidad ha concedido moratorias a empresas y particulares por valor de 11 millones

Caixa Rural cierra el ejercicio 2020 con un beneficio de 5,7 millones de euros

Caixa Rural Galega ha finalizado satisfactoriamente el ejercicio 2020, con un beneficio de 5,7 millones de euros, ligeramente superior al del año anterior, una vez realizadas importantes dotaciones para blindarse de los efectos que la pandemia pueda tener durante el 2021, cuando se vayan retirando los diferentes estímulos establecidos.

Caixa Rural cierra el ejercicio 2020 con un beneficio de 5,7 millones de euros
Oficina de Caixa Rural Galega en Lugo.
Oficina de Caixa Rural Galega en Lugo.

Para aligerar la carga que está suponiendo la Covid-19 sobre sus socios y clientes, Caixa Rural Galega ha establecido una serie de medidas que tratan de aliviar las cargas financieras de particulares y empresas. A tal fin se han concedido moratorias a empresas y particulares por valor de 11 millones de euros, con el fin de acompasar los calendarios de amortización a la generación de los recursos para su atención. También se ha participado en las líneas covid instauradas por el ICO concediendo financiación por más de 40 millones de euros. Sobre estas líneas se están concediendo ampliaciones de plazo y/o carencia según lo establecido en los diferentes Reales Decretos publicados con el objetivo de preservar aquellas empresas que siendo viables afrontan dificultades de liquidez.

También se han instrumentado mecanismos para adelantar el pago de los ERTES y prestaciones de desempleo a los trabajadores afectados para evitar que los retrasos del SEPE afectasen a la percepción de los ingresos.

Dentro de esta difícil coyuntura Caixa Rural Galega fue capaz de incrementar los depósitos y la inversión crediticia superando las dificultades que se presentaron y manteniendo el empleo y las oficinas sin cierres ni recortes.

En cuanto a los resultados, la entidad consiguió mejorar ligeramente el resultado del ejercicio anterior basándose en una mayor comercialización de préstamos (fundamentalmente hipotecarios para la adquisición de vivienda) y una mayor aportación de las comisiones derivadas de la venta de seguros. Los crecimientos alcanzados en los depósitos (+19%) y en la inversión crediticia (+24%) refrendan el modelo de negocio de la Entidad basado en una propuesta de productos sencillos, trato personalizado y moderación en el cobro de comisiones.

Como medida compensatoria para evitar que estos crecimientos empeoren los ratios de apalancamiento y solvencia, la caja está procediendo en estos momentos a emitir nuevo capital social entre los clientes que lo soliciten, garantizando un importe mínimo a cada solicitante para conseguir que un mayor número de socios puedan participar.

Pese a la adversa coyuntura, marcada por un importante retroceso del PIB nacional, la entidad ha conseguido reducir la cifra de morosidad y situarla en el 3,5%, lo que supone una reducción frente a la registrada al cierre del ejercicio anterior de más de un punto porcentual. Asimismo,la cobertura de la morosidad ha mejorado hasta alcanzar un 70%.

Caixa Rural Galega cuenta en la actualidad 47 oficinas, sin variación con respecto al año anterior y emplea a 155 trabajadores.


 

Comentarios
Caixa Rural cierra el ejercicio 2020 con un beneficio de 5,7 millones de euros