La Asociación de empresarios celebra asamblea general

La ampliación y la implantación de un Plan de Movilidad, retos del Polígono de San Cibrao

Garantizar la viabilidad y sostenibilidad del polígono industrial de San CIbrao das Viñas (Ourense) durante los próximos 40 o 50 años es el reto de la nueva directiva de la Asociación de empresarios del Polígono, que el pasado viernes 11 celebró su asamblea general ordinaria.
La ampliación y la implantación de un Plan de Movilidad, retos del Polígono de San Cibrao
Directivos de la Asociación de empresarios del Polígono de San Cibrao, autoridades y familiares de los homenajeados.
Directivos de la Asociación de empresarios del Polígono de San Cibrao, autoridades y familiares de los homenajeados.

El presidente de la Asociación de empresarios del Polígono San Cibrao, José Antonio Rodríguez Araujo, presentó las líneas maestras del proyecto de la nueva directiva. “Crear el Polígono de dentro de otros 50 años no es solo nuestro reto, sino también nuestra responsabilidad y obligación, como fue la de aquellos pioneros que pensaron y planificaron en 1965 lo que somos hoy, la mayor área industrial de Galicia”, dijo en su discurso ante las autoridades e invitados una vez concluida la asamblea, que se desarrolló a puerta cerrada.

En su primera intervención como presidente de la asociación, José Antonio Rodríguez Araujo hizo especial hincapié en las cifras de negocio, de creación de puestos de trabajo y de transporte de mercancías que presenta el Polígono San Cibrao. “Hemos generado más de 8.500 empleos y damos cabida a más de 430 empresas en 4.800.000 metros cuadrados, con más de un 88% de ocupación”, subrayó. Esta historia de éxito la atribuyó en parte a las decisiones que se tomaron en el pasado, como cuando nació el Polígono en 1965, cuando se amplió en casi 100.000 metros cuadrados a principios de los 80 o cuando se puso en marcha el Parque Tecnológico. “Fueron decisiones audaces y estratégicas que facilitaron nuestro posterior desarrollo. Sin ellas no se puede entender lo que somos hoy y por ello hoy tenemos que tomar decisiones igual de audaces y estratégicas que también expliquen dentro de otros 50 años lo que llegaremos a ser”.

Rodríguez Araujo, que se mostró convencido de que no hay mejor forma de predecir el futuro que creándolo, enmarcó dentro de este tipo de decisiones algunas de las que anunció hoy. Especialmente dos, como son la intención de ampliación del Polígono, que sería la mayor de su historia, o la elaboración de un Plan de Movilidad Sostenible que resuelva los problemas actuales del área industrial en esta materia y se anticipe a los futuros. En concreto se refirió a la mejora general de la movilidad, teniendo en cuenta la ampliación, los nuevos accesos (en construcción y previstos), los nuevos flujos de tráfico (área comercial) y, sobre todo, potenciando formas de desplazamiento más sostenibles y reduciendo el uso del vehículo privado con alternativas más eficaces, tanto para los trabajadores y trabajadoras como para las mercancías.

En relación a la ampliación, quiso agradecer el trabajo que se está realizando desde el Concello de San Cibrao, así como la implicación de su alcalde, Pedro Fernández. En este sentido, se mostró convencido de que la extensión del área industrial de Vigo hacia Ourense y la llegada del AVE a la ciudad aumentarán la demanda de suelo industrial y comercial, “por lo que tenemos que estar preparados para atenderla”.

Otros proyectos

El presidente de la Asociación aludió a otros proyectos como la entrada en funcionamiento del enlace con la A-52 a mediados del próximo año, pero sobre todo a su continuidad hasta el Polígono y el Parque Tecnológico, circunvalando el área industrial. También citó la Central de Mercancías Ferroviarias en la Ciudad del Transporte, lo que le permitió establecer una similitud con la estación de pasajeros del AVE: “Si por su ubicación, Ourense tendrá la Estación Central del AVE en Galicia, es evidente que el Polígono y su Ciudad del Transporte deben albergar la Estación Central de Mercancías Ferroviarias de Galicia”, explicó.

Rodríguez Araujo se refirió a la unidad de acción, en primer lugar, entre los empresarios y luego con las administraciones, como la clave para sacar adelante todos estos proyectos. Esta reflexión le permitió, además, hacer un llamamiento a la cohesión interna a todas las asociaciones de empresarios de la provincia, especialmente a las más importantes, y a que tomen el ejemplo de la Asociación que él preside. “Cuando los empresarios nos dividimos, perdemos colectiva e individualmente. Perdemos nosotros y pierde nuestro entorno, al que nos debemos y al que tanto le debemos. Trabajemos pues, todos juntos, a favor de la unidad, como hacemos en nuestra asociación desde hace años”, sentenció.

Tras la asamblea general, los empresarios rindieron tributo a tres de sus asociados, fallecidos durante el último año: José Luis Outeiriño, presidente de honor de La Región; José Manuel Pérez Canal, co-gerente de Aceites Abril y presidente de la CEO en el momento de su fallecimiento, y José Enrique Rodríguez, empresario histórico del Polígono, fundador de Rodríguez López Autos y vicepresidente de la Asociación de Empresarios Polígono San Cibrao. 

Comentarios
La ampliación y la implantación de un Plan de Movilidad, retos del Polígono de San Cibrao