CUBRIRÁ UN 10% DEL CONSUMO ELÉCTRICO DE SU FÁBRICA DE PIENSOS

Aira ahorrará unos 18.000 euros anuales tras instalar una planta fotovoltaica en Taboada

La cooperativa Aira acaba de poner en funcionamiento una planta fotovoltaica en su fábrica de piensos de Taboada (Lugo) que le permitirá generar energía para abastecer un 10% de la demanda eléctrica de esta industria, con un ahorro estimado de 18.000 euros anuales.

Aira ahorrará unos 18.000 euros anuales tras instalar una planta fotovoltaica en Taboada
De izq. a dcha., José Enrique Otero, director de Suministros y Servicios de Aira; Carlos Barrosa, director comercial de Voltfer; Daniel Ferreiro, director general de Aira; y José Manuel Fernández Alvariño, presidente del Grupo Alvariño, en la fábrica de Aira en Taboada.
De izq. a dcha., José Enrique Otero, director de Suministros y Servicios de Aira; Carlos Barrosa, director comercial de Voltfer; Daniel Ferreiro, director general de Aira; y José Manuel Fernández Alvariño, presidente del Grupo Alvariño, en la fábrica de Aira en Taboada.

Se trata de la primera gran apuesta de la cooperativa agroalimentaria Aira por las energías limpias, la sostenibilidad y la reducción de la dependencia energética, para lo cual ha confiado en la experiencia de Voltfer, empresa del Grupo Alvariño especializada en soluciones en energías renovables para particulares y empresas.

La instalación que acaba de entrar en funcionamiento está integrada por un total de 616 paneles solares, con 166kW de potencia y una producción de 207.500 Kwh/año. Con esta capacidad de generación, la cooperativa podrá amortizar la inversión realizada en un plazo de cuatro años, a partir de los cuales la energía producida tendrá coste cero.

El director general de Aira, Daniel Ferreiro, explicó que esta instalación, que se suma a otra de 100kW en la delegación de Aira en Chantada, “es una muestra de la apuesta de Aira por la eficiencia energética y las energías renovables, un compromiso en el que seguimos avanzando con nuevos proyectos”. En este sentido, subrayó “la importancia de las líneas de ayudas puestas en marcha por el Inega para financiar proyectos de eficiencia energética en empresas del sector primario, de la que se ha beneficiado esta instalación”.

Por su parte, el director de Voltfer, José María Fariña, apuntó que “los sistemas de autoconsumo fotovoltaico suponen la mejor opción para optimizar las posibilidades de ahorro energético en empresas del sector agroalimentario y explotaciones agrarias”. “La tecnología solar fotovoltaica es la forma más rentable y eficiente de generar energía en el mismo lugar de su utilización, es más competitiva que la generación de energía mediante métodos tradicionales, no renovables, y además hay que destacar su rápida instalación y prácticamente nulo mantenimiento”, explicó.

Nuevo modelo energético en el rural

Ante el incremento constante del precio de la energía en los últimos años, el autoconsumo eléctrico basado en la generación con fotovoltaica está siendo la clave de un nuevo modelo energético para el rural que ya se está desarrollando con éxito en un número cada vez mayor de países de nuestro entorno. Las industrias agroalimentarias son claras beneficiarias de este nuevo modelo, que permite reducir dependencia energética y esquivar el alza continua de precios en industrias con elevada demanda. 

Se trata de un modelo por el cual en Galicia se está apostando ya de manera decidida, como se desprende de los planes del Gobierno gallego en materia de energía para los próximos años. Esta estrategia contempla al sector agroganadero y la industria como objetivos prioritarios, con importantes órdenes de ayudas autonómicas dirigidas este fin. 

A estas ventajas hay que añadir la seguridad jurídica. La fotovoltaica está regulada por el RDL 15/2018 y exenta de cualquier impuesto, tras la reciente supresión del impuesto al sol, que supone todo un espaldarazo al futuro de esta tecnología para la generación energética.

En este contexto, la industria gallega, especialmente del sector alimentario y agroalimentario está haciendo una apuesta decidida por estos sistemas de generación energética.  En los últimos meses, Voltfer ha puesto en marcha otras importantes instalaciones en industrias del sector, como Frigoríficos Frioya, en Chapela (Redondela) o Biscuits Galicia (O Porriño). 

Comentarios
Aira ahorrará unos 18.000 euros anuales tras instalar una planta fotovoltaica en Taboada