LA COMPAÑÍA DE MODA CONSIGUE DUPLICAR SU RESULTADO OPERATIVO Y AUMENTAR SUS VENTAS COMPARABLES EN UN 5,9%

Adolfo Domínguez cerró el ejercicio 2019 con unas pérdidas de 8,3 millones de euros

El grupo Adolfo Domínguez cerró el ejercicio 2019 con unas pérdidas de 8,9 millones de euros, pese a aumentar su facturación hasta los 115 millones de euros, un 2,6% más, y lograr un resultado operativo de 11,3 millones de euros.
Adolfo Domínguez cerró el ejercicio 2019 con unas pérdidas de 8,3 millones de euros
Adriana Domínguez y Antonio Puente, en un momento de la rueda de prensa online de presentación de resultados de AD.
Adriana Domínguez y Antonio Puente, en un momento de la rueda de prensa online de presentación de resultados de AD.

En una rueda de prensa online, el director general del grupo Adolfo Domínguez, Antonio Puente, explicó que gran parte de las pérdidas de la compañía se debe a la retirada de balance de los activos de créditos fiscales, “que nos ha llevado a un resultado negativo de 8,3 millones de euros”. Sin esa operación (el impacto de los créditos fiscales se valora en 7,8 millones de euros) “el resultado neto hubiese sido negativo en línea con el año anterior;  estamos técnicamente rozando el equilibrio”, detalló Puente.

A este respecto, la presidenta ejecutiva de Adolfo Domínguez, Adriana Domínguez, también presente en la rueda de prensa, reconocía que “son unos resultados que ha costado mucho conseguir; indudablemente levantar diez años de resultados negativos tiene su resistencia”.

Impacto del covid-19

En este resultado (el ejercicio se cerró en febrero de 2020) no se nota todavía el impacto de la crisis del covid-19, y aunque el director general fue muy cauto y no quiso hacer ninguna proyección de futuro sobre cómo será el resultado de este ejercicio, lo cierto es que en el sector de la moda “se habla de unas caídas de alrededor del 30%”, reconocía Puente.

Durante las semanas de confinamiento “nuestra principal preocupación fue mantener la viabilidad de la empresa, tanto por la parte financiera como la seguridad de nuestros clientes y empleados. Aseguramos una financiación excepcional para asegurar la tesorería, rediseñamos las colecciones, hemos llegado a acuerdos con proveedores y arrendadores para diferimientos y quitas, y nos hemos visto obligados a ajustar nuestro nivel de personal”, detalló Puente algunas de las medidas adoptadas frente a la crisis del covid-19.

Con respecto al establecimiento de reducciones en los alquileres de sus locales, Adriana Domínguez precisaba que han encontrado “más resistencia en centros comerciales; se ha conseguido como mínimo diferir esos pagos” mientras que en la mayoría de las tiendas de calle “se ha conseguido condonación de pagos durante el cierre y el ajuste de las condiciones”.

Reapertura gradual de los puntos de venta

A fecha de 17 de junio, habían reabierto ya 196 de los 390 puntos de venta que la marca gallega tiene en 22 países, aunque las ventas no se han recuperado al mismo ritmo que las reaperturas. “Todavía no estamos en niveles de ventas que veníamos antes de la crisis”, apuntó el director general de Adolfo Domínguez.

Sobre si la crisis del coronavirus causará el cierre de más tiendas, el director general de Adolfo Domínguez explicó que la compañía viene de un proceso de redefinición de su red de puntos de venta (han cerrado 154 en cinco años) que se basa en la rentabilidad de las tiendas (con menos tiendas, las ventas aumentaron en 9,2 millones en el mismo periodo) “y seguiremos actuando bajo los mismos criterios”, precisaba Puente.

Proyecto de Inteligencia Artificial

El grupo Adolfo Domínguez ve en la innovación una de las salidas a la crisis y por ello ha estado desarrollando en el último año un proyecto basado en inteligencia artificial que hoy presenta su presidenta ejecutiva. Se trata de ADN, y consiste en un servicio de personal shopper online, que a través de soluciones basadas en algoritmos e inteligencia artificial, elige las prendas que más se adecúan al gusto de cada consumidora (en un primer momento está dirigido a la colección de mujer).  “Lo que el cliente recibe es una caja con cinco prendas, y solo pagas aquellas prendas que te quedas”, explicaba Adriana Domínguez.

El online sigue siendo una de las palancas de crecimiento de la firma con un aumento de sus ventas del 24,5% en el ejercicio 2019/20 respecto al año anterior. Las ventas a través de la plataforma electrónica –que también acaba de ser renovada- suponen entre el 10 y el 15% de ventas totales de la compañía.

Comentarios
Adolfo Domínguez cerró el ejercicio 2019 con unas pérdidas de 8,3 millones de euros