La facturación superó los 104 millones, y a inversiones se dedicaron 6,3 millones

2018, un ejercicio "excepcional" para Grupo Cuevas

El director general de Grupo Cuevas, Artur Yuste, ha considerado el ejercicio 2018 como "excepcional" al compatibilizar crecimientos e inversiones.

2018, un ejercicio "excepcional" para Grupo Cuevas
20190702_arturyuste
Artur Yuste, director general del Grupo Cuevas.

El año pasado Grupo Cuevas creció en facturación, un 2,63%, hasta los 104,23 millones de euros, aportando el negocio de la distribución alimentaria el 87,9% de los ingresos totales (91,58 millones). Creció el Ebitda, a doble dígito, un 10,55% que situó el resultado bruto de explotación en los 3,72 millones de euros. Y crecieron las inversiones, un 394,3% más que en 2017, hasta los 6,31 millones de euros.  Y creó 58 nuevos puestos de trabajo, sumando la plantilla un total de 544 empleados.

“Es un hito lograr subidas a doble dígito en varias magnitudes del grupo y hacerlos coincidir además con el ejercicio en el que hemos cuadruplicado la inversión al apostar por el gran complejo logístico de San Cibrao das Viñas”, señaló Artur Yuste, director general de Grupo Cuevas, en la presentación de resultados a los medios de comunicación.

La excepcionalidad del ejercicio queda reflejada en el volumen de las inversiones, que alcanzaron 6,31 millones de euros. Este flujo inversor recoge parte del presupuesto de 10 millones de euros destinado a la construcción de la nueva sede central y de la plataforma logística que el grupo ourensano promueve en una parcela de 31.860 metros cuadrados ubicada en la Ciudad del Transporte, en el Polígono de San Cibrao das Viñas.

El edificio, de 18.830 metros cuadrados de superficie, incluye 22 muelles de carga y descarga, que lo convierten en una de las mayores plantas logísticas de su ámbito geográfico. Las obras se iniciaron en julio de 2018 y está previsto que finalicen a finales de este mismo año.

Evolución positiva de todos los negocios

Todas las sociedades del grupo mantuvieron una evolución positiva en 2018. La sociedad principal, Ignacio de las Cuevas, superó los 85 millones de cifra de negocio.

Frunatur lideró los aumentos de facturación, con una subida del 20,01% en comparación con el ejercicio anterior. En el pasado ejercicio disparó un 69,1% el ebitda. Como consecuencia del repunte de actividad y demanda, ha instalado en su planta del Polígono de San Cibrao una quinta cámara de conservación -para verduras y hortalizas- de 600 metros cúbicos de capacidad.

Por su parte, la empresa que añade mayor diversificación a la compañía, el concesionario de automoción Tomóvil, impulsó un 7,3% su cifra de negocio, a pesar de la caída de matriculaciones acusada por el sector en la segunda mitad del año.

Comentarios
2018, un ejercicio "excepcional" para Grupo Cuevas