Es el tercer proyecto liderado por el Consorcio que busca financiarse con fondos Next Generation EU

Zona Franca y UVigo proyectan una fábrica de circuitos fotónicos que aspira a captar fondos europeos

La Zona Franca y la Universidad de Vigo han presentado un proyecto para instalar en la ciudad una Fábrica de Circuitos Fotónicos y Laboratorio de I+D que concurrirá a la captación de fondos europeos de recuperación Next Generation

Zona Franca y UVigo proyectan una fábrica de circuitos fotónicos que aspira a captar fondos europeos
El Francisco Díaz; el alcalde de Vigo, Abel Caballero; el delegado de Zona Franca, David Regades, y la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva.
El profesor de la UVigo Francisco Díaz; el alcalde de Vigo, Abel Caballero; el delegado de Zona Franca, David Regades, y la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva.

En la presentación del proyecto de Fábrica de Circuitos Fotónicos y Laboratorio de I+D participaron el delegado del Estado en Zona Franca de Vigo, David Regades, el profesor de la Universidade de Vigo y experto en fotónica integrada Francisco Díaz; el alcalde de Vigo, Abel Caballero; y la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva.

El presupuesto previsto para desarrollar esta fábrica asciende a 50,4 millones  de euros y la previsión es que en tres años entrase en funcionamiento, generase 150 puestos de trabajo directos de alto valor técnico y 700 indirectos en el sistema nacional de I+D, proveedores, startups y pymes.

David Regades destacó que “la fábrica y laboratorio de circuitos fotónicos permitirá establecer una instalación de nanofabricación e investigación líder en Europa, única en su tipo en la Península Ibérica y sur de Europa, de circuitos integrados fotónicos”.

El profesor de la Universidad de Vigo Francisco Díaz explicó que la fotónica “es una tecnología clave para la UE” pero de momento solo hay dos fábricas en Europa de chips, “cuya fabricación se ha ido hacia Asia”, precisó.

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, recordó que hace más de tres décadas se lanzaba la idea de una Escuela de Telecomunicaciones en Vigo “y hoy me ratifico en esa gran idea” tras el proyecto presentado sobre circuitos fotónicos. Caballero destacó que “lo más importante es ponernos en la vanguardia tecnológica de este planeta” y comprometió “todo el apoyo que necesite. Lo vamos a conseguir”, dijo.

La presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, subrayó que se trata del “tercer proyecto de Zona Franca para captar fondos europeos y no me sorprende porque conocemos la capacidad de innovación y conocimiento de la ciudad”, además de destacar que “el futuro de la industria pasa por estos proyectos basados en la tecnología, innovación y conocimiento. Estoy segura de que el Gobierno de España va a apoyar esta idea, que será un proyecto único en España y el Sur de Europa”.

Diseño y fabricación de circuitos integrados fotónicos

Tal y como figura en la manifestación de interés (MDI) presentada al Gobierno, la fotónica revolucionará múltiples sectores, desde la industria del vehículo autónomo y conectado a la atención médica, pasando por la electrónica, tecnologías de la comunicación o la eficiencia energética y la UE la ha clasificado como tecnología esencial. La fotónica permite aunar múltiples funciones ópticas en un solo chip, el denominado circuito integrado fotónico (PIC).

El plazo de ejecución es de 36 meses, que comenzará con la construcción del espacio de la sala limpia de fabricación (Cleanroom) y el equipamiento para el laboratorio y contratación de personal técnico cualificado de la sala limpia en el primer año. En el segundo año comenzaría con los primeros diseños de dispositivos para testeo y a continuación la primera fabricación de los dispositivos.

Los dispositivos integrados ópticos suponen un avance tecnológico cualitativo frente a los circuitos microelectrónicos. Utilizando luz en vez de electrones, las prestaciones de estos dispositivos son muy superiores en la reducción de consumo energético, en la capacidad de transmisión, procesado de la información y en capacidad de medida.

Además de establecer en Vigo un centro puntero en Europa, el proyecto tendría un efecto tractor sobre sectores tecnológicos y estratégicos nacionales, con creación de empleos de altísima cualificación y creación de startups. También permitiría que se desarrollen productos o servicios nuevos con un elevado contenido de investigación con aplicaciones para la economía y la sociedad y tendrá un impacto económico directo en segmentos de mercado que van desde las telecomunicaciones hasta las novedosas aplicaciones de realidad virtual y aumentada, tecnologías cuánticas para aplicaciones de comunicaciones, seguridad, 5G e Inteligencia Artificial.

En cinco años, la fábrica absorbería hasta un 10% del mercado de fabricación y un 20% del mercado de dispositivos, además de los efectos asociados sobre la creación de patentes y propiedad intelectual. Un hito para Vigo y para Galicia que nos sitúa en el mapa europeo de la alta tecnología en semiconductores. Para España supondría la creación de un nuevo ecosistema nacional y con capacidad de impacto transversal en distintos sectores de la economía.

Una vez identificado como proyecto tractor, se dará entrada a un industrial especializado para liderar el proyecto.

Tecnología facilitadora

Clasificado por la Unión Europea como una de las seis tecnologías facilitadoras clave (KET, Key Enabling Technology), el sector fotónico emplea aproximadamente a 290.000 personas en la UE, muchas de ellas en las más de 5.000 pymes fotónicas europeas. Las industrias relacionadas con la fotónica representan del 20 al 30% de la economía de la UE y el 10% de la población activa depende de la fotónica, lo que repercute directamente en unos 30 millones de puestos de trabajo.

El mercado de la fotónica integrada mundial sobrepasó los 4.000 millones de dólares en 2020 (2.000 millones en Europa) y se estima una tasa de crecimiento entre el 20% y el 26%.

Comentarios
Zona Franca y UVigo proyectan una fábrica de circuitos fotónicos que aspira a captar fondos europeos