Los presupuestos de 2023 incrementarán las partidas para economía e industria, promoción del empleo y política social

La Xunta deflactará los primeros tramos del IRPF para compensar el incremento del coste de la vida

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, avanzó en el Parlamento gallego las líneas maestras de los Presupuestos Generales para el 2023. Entre otras medidas, el Ejecutivo autonómico va a aplicar una deflactación del IRPF en sus primeros tramos, hasta los 35.000 euros, con efecto retroactivo desde el 1 de enero.
La Xunta deflactará los primeros tramos del IRPF para compensar el incremento del coste de la vida
O presidente da Xunta, Alfonso Rueda, comparece a petición propia no Pleno da Cámara para presentar as liñas principais dos Orzamentos Autonómicos para 2023. Parlamento de Galicia, 26/09/22.
El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, expuso en el Parlamento gallego las líneas maestras de los presupuestos de 2023./D.CABEZÓN XUNTA.
El presidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, destacó en su intervención que el techo de gasto para el próximo año, que ascenderá a 12.600 millones de euros, con un incremento del 8,2% con respecto al del 2022, permitirá combatir “el invierno del descontento” tal y como calificó el secretario general de la ONU, António Guterres la situación de los próximos meses a causa de la crisis global. El jefe del Ejecutivo gallego ndicó que es más necesario que nunca saber hacia donde dirigir el futuro de la ciudadanía gallega y aseguró que, con esa finalidad, “Galicia cuenta con el Gobierno con más experiencia de toda España”. Rueda destacó que los presupuestos no son un conjunto de partidas que deberán ejecutar once consellerías, sino “el material con el que podemos construir un proyecto de país”.

Para desarrollar esas líneas maestras de las cuentas autonómicas, el presidente de la Xunta destacó las áreas en las que más van a crecer las partidas presupuestarias: economía e industria, promoción del empleo y política social. Estas, aseguró, son las áreas “que hacen progresar a Galicia y que permiten proteger las personas, a las gallegas y gallegos”.

Política fiscal

Rueda anunció que ante la evolución de la situación económica, la Xunta viene de tomar la decisión de aplicar, con efectos de 1 de enero, una deflactación del IRPF ens sus primeros tramos, hasta los 35.000 euros, lo que implica elevar los umbrales entre tramos para acompasarse al incremento del coste de la vida. Esta nueva medida fiscal permitirá que en la próxima declaración de la renta, a los gallegos ahorren más de 46 millones de euros. De este modo, cada ciudadano ahorrará 450 euros en la próxima declaración. “Los gallegos pagaremos los impuestos necesarios para garantizar unos servicios públicos de primer nivel. Todo lo demás quedará a la disposición de las familias”, indicó el presidente de la Xunta.

Red de protección social  

El titular del Ejecutivo autonómico anunció otras medidas de carácter social, como triplicar los fondos destinados específicamente a impulsar el retorno de los gallegos emigrados, que pasarán de 5 a 13 millones de euros, o un bono de ayudas para la compra de material escolar de 75 euros que llegará a 90.000 familias y cuyo presupuesto se va a duplicar en el próximo año para poder incrementar las cuantías y llegar al menos a 140.000 hogares.

Además, adelantó que el Presupuesto para lo 2023 incorporará un Plan de Inversiones en el sistema universitario gallego con 10 millones de euros para nuevas infraestructuras de docencia e investigación.

El presidente también explicó que los menores de 35 años podrán acceder a partir de 2023 de un aval del 20% por parte de la Xunta para la compra de vivienda. Esto supone hasta 35.000 euros por joven, lo que permitirá movilizar 25 millones de euros en la adquisición de viviendas que permitan que la juventud gallega se emancipe. Además, añadió que se va a incrementar en un 142% —“muy por encima del doble”— el presupuesto destinado la ayudas al alquiler, que llega así la un total de 27 millones de euros.

Rueda también anunció una inversión de 18 millones de euros en 2023 en nuevas infraestructuras en instalaciones deportivas, y una inversión de 50 millones de euros adicionales en los Presupuestos de 2023 para servicios de atención a personas mayores. La nueva medida recoge una inversión de 21,5 millones para crear, ampliar o mejorar los centros de servicios sociales en los ayuntamientos gallegos y un nuevo incremento en los fondos para el Servicio de Ayuda en el Hogar, la puesta en marcha del primero centro de cuidados intermedios y una nueva estrategia de teleasistencia que elevará en un 50% el número de personas mayores que cuentan con apoyos tecnológicos en sus hogares.

Las cuentas para lo próximo año también prevén seguir fortaleciendo la sanidad. Los Presupuestos del año que viene, expuso Rueda en el Parlamento, contemplan un incremento de 215 millones de gasto público en materia sanitaria, destinados a mejorar la eficacia y agilidad de la atención primaria y de la hospitalaria. Las prioridades irán dirigidas en tres direcciones: emplear las técnicas y tecnologías más avanzadas para el diagnóstico y tratamiento de cada dolencia; seguir reduciendo las listas de espera y lanzar soluciones novedosas para mejorar la atención a los pacientes crónicos.

El presidente especificó también que, en paralelo, se avanzará en la renovación de hospitales y centros de salud con 91 millones de euros más que en 2022. Y para paliar el problema de déficit de sanitarios en algunas especialidades, Rueda anunció que la Xunta va a destinar 65 millones de euros a formar a médicos y enfermeros. “Dentro de estos fondos, incrementaremos alrededor del 10% lo destinado a la formación de profesionales de medicina familiar con el objetivo de seguir reforzando la atención primaria”, subrayó.

Estrategia de energía

La urgencia energética que se vive en la actualidad llevó al Gobierno gallego a incluir en los Presupuestos para lo 2023 la mayor inversión pública de la historia de Galicia en materia energética, con tres medidas de impacto: duplicar los fondos destinados al ahorro y a la eficiencia energética, que pasarán de 40 a 80 millones; duplicar también los fondos asignados al pago de las facturas eléctricas de los consumidores más vulnerables e incrementar en un 50% la aportación autonómica para que más de 66.000 hogares que lo necesitan puedan afrontar la subida del recibo energético. “Ninguna familia gallega quedará sin luz por no tener cómo pagarla”, apuntó Alfonso Rueda.

Las medidas recogen también un escudo protector para más de 25.000 profesionales autónomos con la finalidad de que puedan hacer frente a incrementos de sus facturas que llegan a poner en riesgo a viabilidad de sus negocios.

Vertebración territorial

En el avance de las líneas maestras de los Presupuestos Generales para lo 2023 en la Cámara gallega, Rueda expuso que las cuentas autonómicas para el próximo año recogen una serie de medidas para facilitar la movilidad y reforzar las infraestructuras tecnológicas que sirven como columna vertebral de Galicia. Rueda anunció, en ese sentido, la congelación de los peajes de las autopistas autonómicas, que teniendo en cuenta la evolución del IPC, deberían subir un 10%. Rueda puntualizó que tanto la autopista que va de Vigo a Baiona como la que circula de A Coruña a Carballo no van a experimentar incremento alguno en sus peajes el próximo año. Además, el presidente de la Xunta anunció que en los próximos días remitirá una carta al presidente del Gobierno instándole la que congele también los peajes que dependen de la Administración central: la AP-9 y la AP-53. “La Xunta va a demostrar que congelar las tarifas es perfectamente posible cuando existe voluntad de hacerlo”, señaló.

Comentarios
La Xunta deflactará los primeros tramos del IRPF para compensar el incremento del coste de la vida