Los sindicatos remitieron sus propuestas a los partidos que concurren a las elecciones del 25-S

UGT y CCOO reclaman un "cambio radical" de políticas económicas en la Xunta

Las comisiones ejectuvias de UGT-Galicia y del Sindicato Nacional de CCOO en Galicia han presentado un documento en el que desgranan la legislatura que finaliza en Galicia y realizan propuestas para cambiar el rumbo de la situación actual, con el objetivo de garantizar un nuevo modelo de crecimiento más equilibrado y sostenible, generador de empleo de calidad y que avance en la merma de las desigualdades.

UGT y CCOO reclaman un "cambio radical" de políticas económicas en la Xunta

Tanto UGT como CCOO consideran que la legislatura que ahora finaliza es un período "marcado por la crisis, por las políticas erróneas, por los recortes de derechos laborales, por el retroceso en el nivel de vida, por el deterioro de los servicios públicos básicos y por la crisis de todo el aparato productivo".

A criterio de estos dos sindicatos, la Xunta de Galicia "siguiendo los dictados de Madrid" ha impuesto una política presupuestaria con fuertes recortes en el gasto público esencial. CCOO y UGT denuncian que la deuda ha seguido aumentando sin parar, incrementándose en un 51 % en solo cuatro años: de 2.436 millones de euros en el 2012 a 3.675 este año, segundo los últimos datos conocidos.

La caída del desempleo (en 54.200 personas) no puede, a juicio de los sindicatos, interpretarse con triunfalismos, "porque el 70 % de la bajada del paro se debe a la caída de la población y el porcentaje restante engrosa las cifras de inactividad". Ligado a esto, en los últimos cuatro años disminuyó en casi 40.000 personas la población de 16 y más años; 56.000 personas abandonaron el mercado laboral; la tasa de temporalidad pasó del 23,1% a comienzos de la legislatura al 25,8%; la contratación temporal se sitúa en el 94 % y las personas desempleadas de larga duración de más de 55 años pasaron de 35.830 en el 2012 a 37.478 en diciembre de 2015. E

En esta legislatura, como media, los hogares gallegos perdieron un 4% de renta anual. Asimismo, las desigualdades entre los asalariados se acentuaron: aumentaron en 5.336 las personas que cobran menos del SMI  y ya representan el 31,1 % del total; de estas, seis de cada diez ni siquiera llegan a cobrar la mitad del salario mínimo. Todo esto condujo al aumento de la población en riesgo de pobreza o exclusión social.

La crisis y las políticas de austeridad agravaron la situación laboral de las mujeres: su tasa de actividad es diez puntos inferior a la de los hombres, la de ocupación es 8,7 puntos inferior y la de paro es 1,3 puntos superior. También cobran menos: tendrían que trabajar case tres meses más al año para igualar los hombres en salario.

El mercado laboral juvenil se caracteriza por altas tasas de desempleo, temporalidad, parcialidade, bajos salarios y tasas de pobreza y exclusión social alarmantes, una coyuntura que se agudizó desde el año 2012, con la entrada en vigor de la reforma laboral del PP, puntualizan desde UGT-Galicia y Comisiones Obreras. Hoy en día, hay 89.400 jóvenes ocupados menos que en el año 2011.

Errores en el modelo productivo

En esta última legislatura, recuerdan los sindicatos, el sector primario quedó seriamente dañado, con 13.700 empleos menos. En política industrial también se perdieron años valiosos. El peso de la industria sobre el PIB se mantuvo a duras penas en un 17 % y, salvo la industria de la alimentación y la reparación e instalación de maquinaria y equipación, las restantes ramas sufrieron fuertes contracciones de empleo.

Otra de las promesas incumplidas fue sobre el naval: el sector, lejos de los 11.000 ocupados de épocas anteriores, tiene actualmente unos 5.500 empleados.

Otra de las materias pendientes en esta última legislatura es la necesidad de apostar por el I+D+i. Desde lo 2012 se continúa en la mismo porcentaje de inversión respeto al PIB, el 0,87 %, lejos de los dos puntos recomendados por la UE.

Urgen un cambio de políticas

CCOO y UGT consideran que de este análisis el único que puede deducirse es que urge un cambio de las políticas económicas de la Xunta. "Se trata de dar un giro para impulsar el crecimiento económico, la creación de empleo, la protección a las personas en dificultades, la mejora de la protección social y la recuperación del gasto en los servicios públicos y en la inversión productiva", señalan.

Por eso, ambos sindicatos han remitido a los partidos políticos que concurrirán a las elecciones del 25 de septiembre un documento de análisis y balance de la legislatura, en el que también se demandan compromisos explícitos para dar una respuesta real a los problemas señalados.

Comentarios
UGT y CCOO reclaman un "cambio radical" de políticas económicas en la Xunta