La siderúrgica debe reestructurar su deuda para acceder al rescate de la SEPI

Trabajadores de Celsa Atlantic reclaman a los acreedores un acuerdo que garantice la viabilidad de la planta

Trabajadores de Celsa Atlantic se concentraron este viernes frente a las oficinas de Deutsche Bank en A Coruña para mostrar su preocupación por el futuro industrial de la fábrica de A Laracha.

Trabajadores de Celsa Atlantic reclaman a los acreedores un acuerdo que garantice la viabilidad de la planta
Protesa del comité de empresa de Celsa Atlantic Laracha frente a oficinas de Deutsche Bank en A Coruña.
Protesa del comité de empresa de Celsa Atlantic Laracha frente a oficinas de Deutsche Bank en A Coruña.

Deutsche Bank es uno de los acreedores -junto a los fondos Goldman Sachs, SVP y Cross Ocean,- de la compañía siderúrgica Celsa Group -propietaria de Celsa Atlantic-. Las partes negocian un acuerdo -por el momento sin éxito- para reestructurar la deuda de la empresa que le permita acceder al rescate comprometido por la SEPI para garantizar su viabilidad futura. Los acreedores deben aceptar una quita de alrededor del 50% de su deuda para que la siderúrgica pueda recibir un préstamo de 550 millones de euros de fondos públicos.

La concentración de A Coruña ha sido una de las muchas que se han celebrado este viernes en diferentes puntos del país, como Barcelona, Bilbao o Santander, en defensa del futuro industrial de la acerera Celsa Group, que genera cerca de diez mil empleos en toda España.

“Non podemos ser vítimas das manobras especulativas dos acredores e dos fondos que están a bloquear unha saída a esta situación no seu único obxectivo de obter o máximo rendemento a risco do noso futuro laboral e industrial”, indica el comité de empresa de Celsa Atlantic, cuya planta situada en el municipio coruñés de A Laracha se dedica a la transformación de productos de acero.

El comité solicita “con urxencia á SEPI e aos acredores unha solución que permita a viablidade do grupo Celsa apelando á desfeita laboral e industrial que está en xogos de non atopar unha saídas que garantan o desenvolvemento industrial do grupo e todos os postos de traballo”. “As plantillas das diferentes empresas e fábricas que integramos o Grupo Celsa Atlantic apostamos por un modelo industrial sostible e unha xestión empresarial que procure, entre outras medidas, atopar unha financiación máis estable, sen sobresaltos de cara ao futuro”, añade su comunicado.

Comentarios
Trabajadores de Celsa Atlantic reclaman a los acreedores un acuerdo que garantice la viabilidad de la planta