Galicia recibió de este fondo 45 millones de euros en 2016

La RIFDE reclama una reformulación del Fondo de Compensación Interterritorial

La Red de Investigadores en Financiación autonómica y Descentralización financiera en España (RIFDE) gestionada por el Grupo de Investigación GEN de la Universidad de Vigo, acaba de hacer público un informe titulado "La política regional en España: análisis y propuestas de reforma" en el que reclama la reforma del Fondo de Compensación Interterritorial "como instrumento central de la política regional en España".

La RIFDE reclama una reformulación del Fondo de Compensación Interterritorial

Desde su creación, el Fondo de Compensación InterterritoriaI (FCI) ha cohabitado con otros fondos con objetivos muy similares, como los fondos europeos y especialmente el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), que se convirtieron en la fuente principal de recursos para la política regional en España. El carácter secundario del FCI trajo consigo un paulatino descenso de su dotación global, que pasó de los 1.353 millones de euros en 2009 a los 432 millones en 2016. En el caso de Galicia, nuestra Comunidad pasó de recibir 197 millones de euros en 2009 a 45 el año pasado. El importe del FCI expresado como porcentaje de la inversión del sector público estatal para las comunidades autónomas beneficiarias pasó de representar el 8,2% en 2009 al 5,6% en 2016. Aunque en 2017 el porcentaje ascendió al 8%, este resultado se debe a la caída en más de 2.219 millones de euros de la inversión del sector público estatal en las comunidades beneficiarias más que al incremento de la dotación del FCI.

Además, la cuantía de los fondos europeos ya no es la misma que hace unos años, debido a la mejora relativa de la renta española en relación a la media europea. Así, la dotación global de fondos estructurales y de inversión europea para España pasó de los 54.372 millones de euros entre 2000 y 2006 a los 21.761 millones para el período 2014-2020 (en millones de euros de 2004).  

Recomendaciones

Por estos motivos, desde la Red de Investigadores en Financiación autonómica y Descentralización financiera en España (RIFDE) ven necesario abordar una modificación en profundidad del FCI, que implique "un mayor rigor en su diseño, distribución y coordinación entre todas las administraciones implicadas", empleando procedimientos análogos a los europeos. Además, consideran que los instrumentos nacionales de política regional deberían complementar las actuaciones europeas de carácter plurianual, "evitando posibles contraprogramaciones en la localización regional del esfuerzo inversor".

Los expertos de la RIFDE también consideran "imprescindible" que los proyectos financiables "se decidan tras un proceso planificado de selección de objetivos y proyectos, con indicadores de seguimiento y de impacto que permita evaluar adecuadamente sus resultados".

Asimismo, para evitar el solapamiento entre los fondos de desarrollo regional, recomiendan eliminar el Fondo Complementario, integrando sus recursos en el principal. Al mismo tiempo, reclaman una mayor dotación de recursos para el Fondo de Compensación Interterritorial. Sus propuestas oscilan entre situar al FCI "en el 1% de los gastos no financieros del Estado, lo que permitiría recuperar su dotación máxima", o bien, ir más allá y compensar la caída de las dotaciones del FEDER, aumentando el porcentaje sobre los gastos no financieros "hasta el 2%". En relación a la media entre 1990 y 2013, los recursos deberían aumentar hasta los 3.049 millones de euros.

En todo caso, la evolución del FCI debería vincularse al crecimiento del PIB e incluir como criterio diferencial para la percepción del FCI el indicador de renta por habitante, siguiendo el ejemplo del FEDER, apunta esta red de investigadores. También habría que evitar la alta variabilidad anual en la distribución regional de este fondo, de modo que "no se produzcan fuertes variaciones provocadas por cambios mínimos en el valor de algunas variables de reparto, como el saldo migratorio, la tasa de paro o la renta relativa". Aconsejan mantener el actual doble criterio del FCI: asignativo, donde estaría la batería de indicadores; y redistributivo, que permita introducir alguna corrección del resultado inicia al tener en cuenta las características propias de los territorios beneficiados. 

Por último, la RIFDE recomienda una mayor mayor participación de las CCAA, Senado, Ejecutivo Central y el Consejo de Política Fiscal y Financiera  en la selección de los proyectos, y un mayor control del FCI antes y después de la realización de las inversiones.

Tercer documento de la RIFDE

El documento, el tercero que elabora la RIFDE, se ha visto enriquecido por las sugerencias de los participantes en una jornada celebrada en junio pasado en Santiago de Compostela, así como por una encuesta sobre los aspectos básicos de la política regional, enviada a un centenar de personas de la mayoría de las Comunidades Autónomas, incluyendo miembros de RIFDE y responsables de direcciones generales.

El documento completo está disponible en la página web de RIFDE.

 

Comentarios
La RIFDE reclama una reformulación del Fondo de Compensación Interterritorial