Critica que no contemple una bajada de impuestos para incidir en una inflación "desbocada"

La respuesta del Gobierno al impacto de la guerra, “intervencionista” e “insuficiente” para la CEG

La Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) considera el Plan Nacional de Respuesta al Impacto de la Guerra en Ucrania del Gobierno “intervencionista” e “insuficiente", y lamenta que no contemple una bajada de impuestos para incidir en el descenso de una inflación, del 9,8% en marzo, que ven "desbocada".
La respuesta del Gobierno al impacto de la guerra, “intervencionista” e “insuficiente” para la CEG
El presidente de la CEG, Juan Vieites (2º por la izq.) y otros dirigentes empresariales en una rueda de prensa reciente.
El presidente de la CEG, Juan Vieites (2º por la izq.) y otros dirigentes empresariales en una rueda de prensa reciente.

Para la patronal gallega, la base de las medidas aprobadas este martes por el Consejo de Ministros vía real decreto-ley "condiciona" la libertad de empresa y "coarta aun más si cabe" la flexibilidad "tan necesaria en este momento", yendo más allá de los acuerdos en materia laboral alcanzados en el marco del diálogo social.

La Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) considera que no es admisible “ir contra la propiedad, limitando la revalorización de los alquileres”.

En el ámbito concreto del mercado laboral, la CEG cree que “las medidas propuestas por el Gobierno abocarán a muchas empresas a su quiebra al impedirles ajustar plantilla si les fuera necesario, por causa objetiva".

“Más bien –puntualiza la CEG- necesitamos medidas de flexibilidad que nos permitan adaptar nuestras estructuras empresariales a la coyuntura actual, hasta que se supere esta situación, para volver a crecer, competir y por lo tanto contratar”.

Sin rebaja de impuestos

La patronal también cre que a las luces del Plan “no va a producirse ningún tipo de alivio fiscal extra para la luz, las gasolinas o el gas”, a mayores del mantenimiento de la aplicación del tipo reducido de IVA a los precios de la energía, de la rebaja en el impuesto especial a la electricidad o la suspensión del impuesto de generación eléctrica hasta el 30 de junio. Unas prórrogas que no constituyen una novedad ya que fueron anunciadas por el Ejecutivo hace un mes y que “no son suficientes para atajar el problema de frenar la desbocada inflación que alcanza el 9,8% en este mes de marzo y cuya previsión es que siga empeorando puesto que los precios continuarán al alza mientras se incrementa el gasto y el déficit público”.

 

Comentarios
La respuesta del Gobierno al impacto de la guerra, “intervencionista” e “insuficiente” para la CEG