Se espera que la actuación esté finalizada para verano de 2022

Repsol inicia las obras del poliducto que unirá su refinería coruñesa con el Puerto Exterior

Repsol ha iniciado la construcción del poliducto que unirá su refinería coruñesa con el Puerto Exterior de A Coruña, una obra que se encuentra dentro del proyecto de
traslado de los tráficos de crudo de la compañía a Punta Langosteira, que supone una inversión total de más de 126 millones de euros.

Repsol inicia las obras del poliducto que unirá su refinería coruñesa con el Puerto Exterior
ha comenzado los trabajos con el desbroce de los terrenos situados en el primer kiló-
metro del trazado desde la salida del Puerto Exterior
Repsol ha comenzado los trabajos de construcción del poliducto con el desbroce de los terrenos situados en el primer kilómetro del trazado desde la salida del Puerto Exterior de A Coruña.

Según ha explicado Repsol, una vez obtenidos todos los permisos, el proyecto de construcción del poliducto avanza según lo establecido. La obra civil marina ya ha finalizado, así como las adjudicaciones de obra civil y edificaciones para las instalaciones auxiliares en el Puerto Exterior y para las modificaciones en la refinería, llevándose además a cabo licitaciones para ambas áreas. Asimismo, se han completado todas las fases previstas  del plan de conservación de los petroglifos hallados en una parte del trazado. Estas labores se desarrollan de acuerdo con el proyecto presentado por Repsol y aprobado en el mes de septiembre por la Dirección Xeral de Patrimonio de la Xunta de Galicia.

El pasado mes de febrero la compañía energética adjudicó la obra del poliducto a la empresa Sacyr Construcción, que ha comenzado los trabajos con el desbroce de los terrenos situados en el primer kiló-metro del trazado desde la salida del Puerto Exterior hasta el campo de fútbol de Suevos.

Además, ya se ha iniciado el protocolo de información a los vecinos con la creación de un servicio de atención vecinal telefónico y online. La planificación es una de las claves de la ejecución de estos trabajos, con foco en la prevención y la seguridad. Los siguientes pasos consistirán en terminar el desbroce de la traza hasta la refinería y, en paralelo, iniciar el movimiento de tierras y la apertura de zanjas en ambas direcciones. A medida que se vayan abriendo, se acometerá en cada tramo abierto el montaje del cableado, la fibra óptica y las tuberías, material que está almacenado en el Puerto Exterior. Para cada una de las tareas se desplegará maquinaria especializada.

El proyecto, respetuoso medioambientalmente, obtuvo la declaración de impacto ambiental favorable, con informes de más de una veintena de entidades, a las que se suman las consultas con organismos y exposiciones públicas realizadas. Además, se conservará el entorno con la restitución de la vegetación y de los caminos una vez concluidas las obras.

Características del poliducto

El poliducto tendrá una longitud de 3,8 kilómetros y discurrirá por los municipios de Arteixo y, en menor medida, A Coruña. Contará con once tuberías soterradas: dos de ellas se destinarán al transporte de crudo entre la refinería y la nueva terminal marítima de Repsol en el Puerto Exterior, una tercera llevará trasiego de aguas y las ocho tuberías restantes serán para el transporte futuro de otros productos. La traza del poliducto tendrá una anchura útil de diez metros para la instalación de las once líneas y contará con dos metros adicionales a ambos lados, que permitirán el acceso para vigilancia y mantenimiento.

Una vez finalizada la obra civil del poliducto, se llevarán a cabo pruebas y comisionados de los distintos bloques del proyecto, que durarán aproximadamente dos meses, hasta la puesta en marcha del nuevo terminal de crudo en Langosteira, prevista para agosto de 2022.
 

Avances en las instalaciones del puerto y de la refinería

El proyecto de traslado de los tráficos de crudo de Repsol a Punta Langosteira contempla tres inversiones principales. Así, se destinarán 80 millones de euros al poliducto y sus instalaciones auxiliares, tanto del pantalán como de tierra en Langosteira. Por su parte, la obra marina del pantalán, que ha finalizado, ha supuesto una inversión de 35 millones de euros. Y finalmente las modificaciones en la refinería contarán con un presupuesto de 7 millones de euros.

Repsol ya completó el traslado del tráfico de graneles sólidos a Punta Langosteira entre 2015 y 2017. Los tráficos de azufre y coque suponen una media de 400.000 toneladas anuales, aproximadamente, un 11% del total de estos tráficos en el puerto coruñés. En la actualidad, Repsol concentra alrededor del 69% de los tráficos del puerto de A Coruña.
 
 

Comentarios
Repsol inicia las obras del poliducto que unirá su refinería coruñesa con el Puerto Exterior