Fernández Prado señala que las obras podrán empezar este mismo año

El Puerto de A Coruña aprueba el proyecto del enlace ferroviario a Punta Langosteira

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de A Coruña aprobó este martes, por unanimidad, el proyecto técnico del enlace ferroviario del Puerto Exterior, que queda así listo para su licitación.

El Puerto de A Coruña aprueba el proyecto del enlace ferroviario a Punta Langosteira
Consejo de administración de la Autoridad Portuaria de A Coruña.
Consejo de administración de la Autoridad Portuaria de A Coruña.

El presidente de la Autoridad Portuaria de A Coruña, Martín Fernández Prado, informó que este mismo martes se le comunicará el acuerdo a ADIF. Este organismo deberá aprobar la licitación en su consejo de administración, previsiblemente en los próximos días, y a continuación se formalizará la licitación definitiva por el Consejo de Ministros.

El enlace ferroviario de Punta Langosteira tiene un presupuesto total de 171 millones de euros, con financiación al 100% a cargo de los fondos europeos Next Generation. Comprende tres obras: el ramal norte, el ramal sur y la red interior de la propia dársena. El proyecto que se ha aprobado es el ramal norte, que es el principal ya que conecta el puerto con la red general, en sentido A Coruña-Lugo, con un presupuesto de 135,4 millones de euros y un plazo de ejecución de 48 meses. Tiene una longitud de 5,6 kilómetros, de los que 4,5 discurren en túnel, minimizando así el impacto ambiental. El importe de licitación será de 115 millones, correspondiendo el resto a expropiaciones y asistencias técnicas, fundamentalmente. La Autoridad Portuaria prevé que las obras puedan iniciarse a lo largo de este año.

La red interior del puerto será licitada en los próximos meses, y comenzarán también los trámites correspondientes al ramal sur, con una longitud de 1,1 kilómetros, alcanzando con estas dos obras la cifra global de 171 millones de euros.

Fernández Prado destacó que el acceso ferroviario abrirá una nueva etapa en el Puerto Exterior coruñés, ya que mejorará la competitividad de las empresas que están instaladas en el recinto y aumentará el atractivo de la dársena de cara a la captación de nuevos tráficos. Además, al facilitar el traslado de todos los graneles a Langosteira, se abrirán también nuevas posibilidades para los muelles urbanos, tanto para uso portuario con nuevas mercancías como para la integración de espacios en la trama urbana.

Por ello, el presidente de la Autoridad Portuaria calificó la reunión del consejo de "histórica" y volvió a agradecer el intenso trabajo desarrollado por los equipos de la Autoridad Portuaria y del resto de organismos, recordando asimismo el gran apoyo que ha recibido esta obra por parte de las instituciones coruñesas y gallegas, y de las entidades sociales y empresariales de la ciudad.

Extinción de la concesión de Naturgy

El consejo de administración aprobó asimismo la extinción de la concesión que había sido otorgada a Naturgy para la descarga de carbón en el Muelle del Centenario, lo que conlleva el desmontaje del almacén que había construido la empresa para mover la mercancía en circuito cerrado, conocido como Medusa.

Una vez que ha dejado de funcionar de forma definitiva la central térmica de Meirama, Naturgy solicitó a la Autoridad Portuaria la extinción de la concesión, petición que fue aceptada por el consejo.

De acuerdo con la Ley de Puertos, la empresa debe dejar el muelle libre de edificaciones y, además, la Autoridad Portuaria constató que la Medusa no es operativa para otro uso portuario distinto al que tenía.


 

El muelle del Centenario es el espacio más industrial del puerto interior y mantendrá su actividad portuaria con tráficos de mercancías limpias una vez que se complete el traslado de los graneles a Punta Langosteira. La Medusa se ubica al final de este muelle y, por ello, también es inviable darle usos ciudadanos, por lo que la Autoridad Portuaria, el Ayuntamiento y Naturgy han abierto una vía de diálogo para analizar conjuntamente el traslado de la Medusa a otro punto del término municipal.


 

Naturgy tiene ahora un año de plazo para dejar el muelle libre de edificaciones. Deberá tramitar la obra ante la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda, y solicitar la licencia de desmontaje ante el Ayuntamiento de A Coruña. La Medusa lleva tres años sin uso. En enero de 2019 llegó el último buque con carbón y en marzo de ese año salió el último tren con el mineral para Meirama.


 


 

Comentarios
El Puerto de A Coruña aprueba el proyecto del enlace ferroviario a Punta Langosteira