Presentación de resultados

El proyecto QFashion desarrolla un método para detectar un centenar de sustancias prohibidas en cosméticos

El consorcio formado por las empresas biotecnológicas AMSlab, Biomig, Xenotechs y Mestrelab y dos grupos de investigación de la Universidad de Santiago y la empresa alemana G.A.S GmbH ha presentado los resultados del proyecto biotecnológico en el que han trabajado durante los tres últimos años, QFashion.

El proyecto QFashion desarrolla un método para detectar un centenar de sustancias prohibidas en cosméticos
Las cuatro firmas gallegas que forman el consorcio responsable de la creación de QFashion presentaron en Lugo sus resultados.
Las cuatro firmas gallegas que forman el consorcio responsable de la creación de QFashion presentaron en Lugo sus resultados.

El acto ha tenido lugar en las instalaciones de la Fundación CEL, en Lugo, ciudad en la que tienen su sede tres de las biotech implicadas (AMSlab, Biomig y Xenotechs). En él participaron Manuel Lolo, CEO de AMSlab; Javier Sardina, catedrático de Química Orgánica de la USC; Lucía Castro Díaz, en representación de Mestrelab; Esther Varela, directora médica de Biomig; Marta Lores, catedrática de Química Analítica de la USC; y Soraya Lolo, responsable de Veterinaria de Xenotechs.

Los promotores del proyecto de I+D QFashion, cofinanciado con apoyo de la Axencia Galega de Innovación (Gain) a través del programa Conecta Peme, recordaron que el objetivo de la iniciativa era desarrollar técnicas de análisis de última generación que permitiesen nuevas estrategias en el control de los productos de consumo, tanto en el sector del textil como en el sector de la cosmética. 

En relación a los resultados de impacto inmediato para el sector de la cosmética, las empresas implicadas en el proyecto destacaron el desarrollo de un catálogo de servicios analíticos completos para el control de calidad, que ya se está siendo comercializado a través de AMSlab, a más de una docena de clientes. Además, la investigación de este proyecto permitió demostrado la viabilidad técnica de un método inédito que permite la detección simultánea de un centenar de sustancias prohibidas que, siendo improbables en cosméticos, sin embargo es necesario garantizar su ausencia, como pueden ser los pesticidas, contaminantes orgánicos, antibióticos o nitrosaminas.

El resultado más prometedor, según las empresas participantes en QFashion, reside en la utilidad de las técnicas químicas que se han desarrollado y que permiten la detección de sustancias volátiles asociadas a la contaminación microbiana de cosméticos, y que ofrecen un importante potencial en cuanto a rapidez y competitividad.

Laboratorio móvil

El mayor reto del proyecto QFashion ha estado relacionado con los desarrollos de hardware, software y protocolos químicos requeridos para avanzar en una nueva herramienta tecnológica de laboratorio móvil para el análisis de sustancias químicas in situ de productos textiles.

Todos los agentes del consorcio coinciden en que “ha sido una experiencia de colaboración muy satisfactoria y han querido destacar la implicación de los grupos de investigación de la Universidad de Santiago de Compostela”, que, según explican, “han encajado a la perfección en la dinámica de las empresas que componen QFashion”.

Comentarios
El proyecto QFashion desarrolla un método para detectar un centenar de sustancias prohibidas en cosméticos