El avance tecnológico y los cambios regulatorios, retos de este modelo

ITG promueve las comunidades energéticas locales

Las  comunidades energéticas locales de producción renovable, basadas en la autoproducción y el autoconsumo compartido, se presentan como un elemento clave para la transición energética al favorecer el desarrollo de la economía del territorio, crear empleo, fijar población, reducir el consumo energético y las emisiones, y aumentar la independencia energética.

ITG promueve las comunidades energéticas locales
Santiago Rodríguez Charlón, director de la División de Energía de ITG
Santiago Rodríguez Charlón; Francisco Conde, vicepresidente económico y conselleiro de Economía, Empresa e Innovación; y Carlos Calvo, director general de ITG.
Santiago Rodríguez Charlón, director de la División de Energía de ITG; Francisco Conde, vicepresidente económico de la Xunta; y Carlos Calvo, director general de ITG./R.BERDINI.

Esta es una de las conclusiones de la jornada “Comunidades Energéticas Locales” que tuvo lugar en la sede del Instituto Tecnológico de Galicia (ITG) en A Coruña y que giró en torno a tres claves: casos de éxito en Galicia, herramientas de financiación y retos futuros de la tecnología.

La jornada, impulsada por ITG como centro tecnológico nacional de excelencia Cervera para impulsar la transición energética en España, contó la intervención del vicepresidente económico y conselleiro de Economía, Empresa e Innovación, Francisco Conde, quien afirmó que “Galicia busca contribuir al nuevo modelo energético a través de la cooperación entre ciudadanía, pymes y administraciones.” En este sentido, destacó que “las comunidades energéticas locales favorecen el desarrollo social y económico del territorio, ayudando a crear empleo y fijar población en el rural.” El vicepresidente económico señaló además que “en Galicia este tipo de iniciativas son una realidad que se está materializando poco a poco, con la inteligencia tecnológica que acercan centros de conocimiento como el Instituto Tecnológico de Galicia.”

Retos de la tecnología

Por su parte, Santiago Rodríguez Charlón, director de la División de Energía de ITG, hizo un repaso por los retos futuros de la tecnología en España, señalando que “el éxito de las comunidades energéticas pasa indudablemente por el avance tecnológico y los cambios regulatorios”. Rodríguez Charlón apuntó que “el nuevo paradigma energético plantea nuevas necesidades”, como son la creación de un plan para la interconexión e integración en la red de microplantas de energía renovable gestionadas por productores no profesionalizados; el desarrollo de nuevos elementos activos en la red de distribución que garanticen la estabilidad y gestión inteligente en áreas energéticamente bidireccionales; sistemas de gestión para prosumidores (consumidores que también producen) que permitan interoperatibilidad y la participación en los mercados de energía y servicios a la red, bajo plataformas software que regulen y coordinen su participación; mecanismos de control para la alta variabilidad en los flujos de potencia, calidad de energía, congestiones de capacidad, etc.. con motivo de la integración del autoconsumo y la movilidad eléctrica; servicios tecnológicos a empresas y comunidades energéticas en su integración en la red como prosumidores; aplicación de Data Analytics, Inteligencia Artificial y Gemelos Digitales energéticos para gestión de múltiples fuentes de información, para optimización, soporte a la toma de decisiones y validación de escenarios; e integración del almacenamiento y almacenamiento compartido en las redes de distribución.

En este sentido, ITG, a través de su laboratorio de Smart Grids (redes eléctricas inteligentes), desarrolla la inteligencia tecnológica que permite a las comunidades energéticas locales ser parte activa e independiente en el modelo energético, dando el necesario soporte a la decisión de cuándo es mejor generar la energía de forma local y renovable, cuándo es mejor consumirla o cuándo es mejor almacenarla o compartirla.

Ejemplos en Galicia de las comunidades energéticas locales

En la jornada de esta mañana se presentaron, bajo la moderación de Eduardo Fontúrbel, jefe de Proyectos de Energía en ITG, algunos ejemplos de comunidades energéticas locales que se están desarrollando en Galicia, en muchos de los cuales ITG participa como socio tecnológico. Así, Miguel Fontela, director de Energía, GreenDeal&Sustainable Engineering de NTT Data, expuso el caso de la comunidad energética que se ha creado en la estación de montaña de Manzaneda; Smart Grid Manzaneda es un proyecto innovador en el que se han implantado un mix de soluciones energéticas que combina la generación de energía fotovoltaica, el sistemas de carga de vehículo eléctrico, baterías de almacenamiento eléctrico, incluida una batería de 2ª vida, almacenamiento térmico mediante sistema de intercambio de fases y un district heating con biomasa. La contribución de ITG en el proyecto ha consistido en la asistencia técnica y ejecución de todo el sistema de monitorización y adquisición de datos de las instalaciones técnicas, abarcando desde el diseño de la solución, instalación de sistemas hardware de medida y comunicaciones y hasta la implantación de su plataforma IoT Flythings, que gestiona todos los datos energéticos de las instalaciones y a su vez da servicio a aplicaciones de terceros.

Eduardo Blanco, jefe de departamento de Pesca y Gestión de Patrimonio de la Autoridad Portuaria de A Coruña, expuso el proyecto Green Port, bajo el cual se está gestando, en el puerto exterior de Langosteira, un hub energético para el impulso y el desarrollo de recursos energéticos renovables locales como son las energías eólicas marinas onshore y offshore, sistemas de almacenamiento, generación fotovoltaica o sistemas de generación de hidrógeno verde, todo ello para dar servicio a los operadores portuarios, buques e industria local. ITG ha participado en el diseño de la nueva infraestructura eléctrica requerida, en el dimensionamiento de los activos energéticos y en la definición del sistema de gestión inteligente que permite la supervisión, operación y control inteligente de los flujos energéticos y parámetros de operación de la microrred del puerto.

Raquel Gallardo, gerente de Servicios Energéticos de Repsol /Ekiluz, comentó los diferentes modelos de negocio que ofrece su compañía de cara a promover comunidades energéticas. Ekiluz es un nuevo modelo de gestión distribuida y renovable que fomenta la participación ciudadana a través de cooperativas energéticas sin ánimo de lucro, aportando para ello su experiencia y de aquellas herramientas necesarias para la puesta en marcha de estos proyectos en colaboración con la administración local y regional, en los que a partir de la construcción de plantas solares fotovoltaicas en suelo, en torno a 400-500 cooperativistas obtienen un ahorro directo en su factura eléctrica.

Herramientas de financiación

Por su parte, Mónica Gondar Álvarez, directora de Next Generation de Abanca; Juan Ignacio R. Fernández-Arroyo, director del Departamento de Enerxía del Inega, y Juan Carlos Pérez, responsable de Programas Europeos de Zabala Innovation, junto a Alejandro García Sendón, Regional Manager en Ferrovial, fueron los encargados de desgranar las herramientas de financiación disponibles para el desarrollo de comunidades energéticas.

Comentarios
ITG promueve las comunidades energéticas locales