Para que puedan hacer frente a los descuentos a sus clientes mientras no cobran los anticipos del Gobierno

Igape firma convenios con Sogarpo y Afigal para facilitar financiación a las gasolineras

El Igape ha firmado un convenio con las sociedades de garantía recíproca Afigal y Sogarpo que permite activar líneas de financiación para que las estaciones de servicio puedan hacer frente a los adelantos que están desembolsando por la bonificación de 20 céntimos por litro de combustible a sus clientes.
Igape firma convenios con Sogarpo y Afigal para facilitar financiación a las gasolineras
Igape firma con las SGR los convenios pàra que permite activar líneas de financiación para que las estaciones de servicio puedan hacer frente a los adelantos
Igape firma con las SGR convenios pàra activar líneas de financiación para que las estaciones de servicio puedan hacer frente a las bonificaciones al combustible.
El acuerdo de colaboración con Sogarpo y Afigal se rubricó este lunes, tras ser aprobado en el Consello de la Xunta el pasado viernes 8 de abril en el marco de las medidas que conforman el Plan de Choque autonómico.

Uno de los principales objetivos de este acuerdo es facilitar a las empresas gallegas -entre las que se encuentran las estaciones de servicio- la financiación de sus pagos operativos e inversiones para reducir su exposición a las materias primas más encarecidas y a la subida de los combustibles. La cuantía de los préstamos oscila entre 3.000 y 300.000 euros, incluyendo el tipo de interés una bonificación del 1,5%.

Entre los requisitos para acogerse a esta línea figuran el incremento del coste de las materias primas del sector, que debe situarse por encima del 50% con respecto al 2021 -cifra que se reduce a un 20% en el caso de las gasolineras-; que el gasto en combustible y suministro energético suponga, como mínimo, el 25% de su facturación del año pasado; o aquellas empresas que tengan una exposición comercial en los mercados de Ucrania y Rusia.

Esta línea de reavales no es la única que se incluye dentro de este convenio con las sociedades de garantía mutua (SGR). De hecho, el acuerdo permite avalar, en total, operaciones por un máximo de 80 millones de euros, de los que hasta 60 millones se pueden destinar a esta línea que dará respuesta a las dificultades económicas que están atravesando las pymes más afectadas en el actual contexto económico, entre las que se encuentran las estaciones de servicio.

El resto de la financiación se dirige a tres líneas adicionales de reaval. En una de ellas, las estaciones de servicio también se encuentran entre las posibles empresas beneficiarias: se trata del llamado reaval funcionamiento, una modalidad dirigida a la financiación de tráfico comercial -adelanto de efectos comerciales y facturas, pólizas de pagos a proveedores y de comercio exterior-.

A mayores, las otras dos líneas que completan el convenio de la Xunta de Galicia con las SGR son para favorecer el reaval de pymes vinculadas a otras actividades económicas: por un lado, para el acceso a préstamos avalados a largo plazo para financiar inversiones productivas o circulante estructural por parte de las pymes gallegas; y, por otro, para garantías ante terceros vinculadas a operación de tráfico o avales técnicos.

28 millones en préstamos directos

En paralelo a esta línea de avales firmada con las sociedades de garantía mutua tras el acuerdo del Consello de la Xunta del pasado viernes, la Administración autonómica complementa su programa de préstamos directos con una dotación de 28 millones de euros que facilita, una vez más, el acceso al crédito al tejido empresarial gallego. En este caso, presta especial atención a las industrias afectadas por el incremento de precio de materias primas y suministros a consecuencia del actual conflicto bélico.

En este sentido, el programa aporta financiación a las industrias manufactureras perjudicadas por el incremento de precio de las materias primas, de cara a que puedan financiar pagos operativos, inversiones para la mejora competitiva, reducir la dependencia de determinadas materias primas y proveedores, o disponer de garantías para acceder a los avales necesarios para su actividad.

Entre los requisitos para solicitar estos préstamos, que oscilan entre los 300.000 euros y el millón de euros, figuran que las empresas soporten un incremento de precios de más del 50% respecto al 2021, o que el gasto en combustible y suministro energético superara el 25% de su facturación del año pasado.

Además de la línea destinada a las empresas afectadas por la invasión rusa de Ucrania, estos préstamos directos comprenden otras tres líneas para atender inversiones estratégicas, impulsar proyectos de I+D+i llevados a cabo por centros tecnológicos, asociaciones empresariales o fundaciones, y aportar financiación a operaciones de la industria auxiliar naval.

Comentarios
Igape firma convenios con Sogarpo y Afigal para facilitar financiación a las gasolineras