SERNAUTO PREPARA UN PLAN DE CHOQUE JUNTO A ANFAC Y FACONAUTO

Desciende en un 85% la producción de los proveedores de automoción

La Asociación Española de Proveedores de Automoción (Sernauto) cifra en un 85% el descenso en la actividad en su sector y reclama ya la implementación de medidas para garantizar la recuperación de la industria de automoción una vez pase la pandemia.
Desciende en un 85% la producción de los proveedores de automoción
María Helena Antolin, presidenta de Sernauto.
María Helena Antolin, presidenta de Sernauto.

En un comunicado, Sernauto señala que el cese de actividad en las 17 plantas de fabricación de vehículos que hay en España, el hundimiento de las matriculaciones de todos los segmentos de mercado, y el drástico descenso del 95% en la actividad de los talleres, han provocado que, desde la declaración del estado de alarma, la actividad productiva de los fabricantes de componentes se haya visto fuertemente afectada, con cierres de plantas y solicitud masiva de expedientes de regulación temporal de empleo.

La producción de los proveedores de automoción se ha reducido en torno a un 85%, manteniéndose únicamente aquella que va destinada a mercados que todavía no han sido cerrados, destacando la reactivación de China y la necesidad de cumplir con ciertos contratos internacionales.

Muchas de las plantas de producción de vehículos en Europa están cerradas o mantienen una actividad residual de un 10%-15% ligada al mercado internacional, fuera de Europa y especialmente para China, donde la actividad en el sector se está recuperando.

Según estimaciones, se prevé que la recuperación de la actividad no será inmediata pasando de 0 a 100%, sino que tendrá un arranque progresivo, sobre todo vinculado a la reactivación y evolución de nuestros principales mercados.

Previsión de caídas en la facturación

Respecto a las estimaciones de facturación del primer trimestre de 2020, se prevé una caída de la facturación sobre presupuesto superior al 20%. La presidenta de Sernauto, María Helena Antolin, alerta que “nos preocupa especialmente las caídas de facturación que se prevén en el segundo trimestre, que suponemos que serán muy superiores. Dependerán tanto de la duración de la situación de estado de alarma como de la dinámica de recuperación de la producción y del mercado una vez finalice. Algunos indicadores hacen prever que para recuperar la facturación previa a la crisis pueden pasar entre 6 y 12 meses”.

Sernauto participa activamente en el comité de crisis creado por la Asociación Europea de Proveedores de Automoción (CLEPA), para trasladar a Bruselas la voz de los proveedores españoles, ir monitorizando el estado de situación y prever planes de actuación. “Ante esta compleja situación, estamos ya preparándonos para los distintos escenarios, ponderándolos y elaborando un plan de choque dinámico para distintos escenarios de recuperación, más o menos restrictivos”, indica Maria Helena Antolin. “Lo que está claro es que no hay tiempo que perder. Debemos trabajar desde ya en la recuperación de nuestra industria”.

Plan de choque

Para ello, Sernauto, junto con Anfac y Faconauto trabajan en la elaboración de un plan de choque con medidas para la reactivación del sector de automoción y que se presentará al Gobierno próximamente. En ese plan propondrán "medidas urgentes y extraordinarias" que sirvan para minimizar el impacto tan negativo que esta crisis sanitaria global está teniendo ya para nuestra industria, de manera que se garantice la viabilidad, competitividad y empleo en el conjunto del sector, un sector que representa el 10% del PIB y el 9% de la población activa.

En palabras de Antolin, "nuestro sector ya ha demostrado su fortaleza ante otras crisis y lo volverá hacer. Aunque lo que estamos viviendo no es comparable con ningún escenario anterior, estoy segura de que con el esfuerzo de todos cuantos conformamos este sector, lograremos recuperar los niveles alcanzados. Hoy más que nunca tenemos que ser creativos y reinventarnos. Contamos con los mejores profesionales para hacerlo y lo haremos”.

Comentarios
Desciende en un 85% la producción de los proveedores de automoción