Por primera vez en su historia se celebró de manera telemática

La crisis marca las intervenciones de la asamblea general de la CEO

La Confederación Empresarial de Ourense (CEO) celebró este martes su primera asamblea general en formato telemático en sus 43 años de existencia, que contó con las intervenciones del presidente de la Xunta y del de la CEOE.
La crisis marca las intervenciones de la asamblea general de la CEO
Directiva de la Confederación Empresarial de Ourense, en un momento de la asamblea general, celebrada online.
Directiva de la Confederación Empresarial de Ourense, en un momento de la asamblea general, celebrada online.

Entre los asuntos del orden del día figuraban la aprobación de las cuentas y presupuestos de la Confederación Empresarial de Ourense y el informe de la presidenta. También se ratificó el desarrollo del Código Ético y la composición de la Comisión de Régimen Interno de este mismo reglamento, aspectos previamente aprobados por la junta directiva y el comité ejecutivo de la CEO. El Código Ético garantizará que todas las actividades de la confederación se desarrollan con la máxima integridad, así como con su supervisión, lo que llevará a cabo la Comisión de Régimen Interno, que además también vela por el cumplimiento del Código Ético, su desarrollo y seguimiento. 

Balance de actividades y proyectos

La presidenta, Marisol Novoa, realizó un balance de la actividad anual de la Confederación, haciendo especial hincapié en la gestión de las dificultades provocadas por la crisis sanitaria, que aumentó exponencialmente el trabajo de la CEO en cuanto a organización, logística y resolución de consultas, sobre todo al inicio del estado de alarma y durante el confinamiento. De hecho, Novoa recalcó que ni las restricciones ni la pandemia han paralizado o menguado la actividad de la Confederación, y buena muestra de ello es la inmediata adaptación de muchas acciones alámbito telemático y online. Como ejemplo de ello, hizo especial referencia a las actividades del departamento de Promoción Exterior que continúa organizando misiones comerciales, talleres de exportación o teleformación para empresas exportadoras. 

Novoa también destacó algunos de los proyectos que en los próximos meses se llevarán a cabo, como un programa de formación para directivos en digitalización y entorno TIC’s, solicitado a través de la Red.es; o la participación, junto a la Universidad de Vigo, en un proyecto denominado WomenEntrepreneurs in Action (We’re in) dirigido a mujeres empresarias y emprendedoras, y en el que también intervienen asociaciones de Francia, Alemania y Bélgica. Las acciones conjuntas que se desarrollen tienen como objetivos principales sensibilizar a las mujeres sobre la creación de empresas, fomentar el emprendimiento femenino y desarrollar habilidades y competencias en las mujeres participantes en el proyecto, con el propósito de ayudarlas en su camino hacia el éxito en la creación de empresas. Está previsto que las acciones concretas se definan en próximas reuniones con todos los organismos participantes.

Reivindicación de infraestructuras

El resto del informe de Marisol Novoa discurrió en torno a dos temas: la situación económica actual y las reivindicaciones de infraestructuras necesarias para la provincia. En cuanto a éstas últimas, la presidenta se remitió a las conclusiones de la Comisión de Infraestructuras de la CEO, en las que se considera de vital importancia no acumular más retrasos en unas obras que son cruciales para la provincia y que llevan paralizadas demasiados años, como la  A-56 que conectará Ourense con Lugo, la A-76 Ourense - Ponferrada, o el PXOM de la ciudad de Ourense. ‘Son ya demasiadas actuaciones pendientes, demasiadas infraestructuras por concluir, que están condicionando gravemente el desarrollo de la actividad económica de la provincia, tan necesario en estos tiempos inciertos, y está dificultando asimismo la generación de riqueza industrial, fijación de población o creación de empleo’, reclamó Novoa.

Respuesta a la crisis

En cuanto a la crisis que atraviesa la economía a causa de la pandemia, Novoa destacó que la salida de esta situación está siendo muy heterogénea y desigual en los distintos sectores, países y regiones, en el conjunto de Europa y dentro de España también, aludiendo a los principales indicadores que reflejan estudios de entidades como CEOE, INE o el Banco de España. En ellos se prevé en 2020 una caída del PIB de -11,5% y una deuda pública que superará el 115% del PIB, mientras que el déficit público podría sobrepasar el 12% del PIB de este año.  Novoa apeló a la gran importancia que, con este panorama y de cara a afrontar una recuperación en 2021, tiene la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado y el Plan de Recuperación Europeo. A España le corresponden alrededor de 140.000 millones de euros en total del fondo europeo, de los que 72.700 millones serán en forma de ayudas y el resto a través de préstamos. Estos fondos son de vital importancia para lograr una economía más competitiva, siempre y cuando se invierta en proyectos orientados a obtener un crecimiento sostenido y sostenible en el medio y largo plazo. ‘Nuestra clase política tendrá ahora que estar a la altura esperada para acometer las reformas de modernización económica que España necesita, las que nos permitan salir de esta crisis fortalecidos y creando empleo y empresas’ comentó Marisol Novoa.

La presidenta valoró además positivamente el acuerdo entre CEOE y el Gobierno para extender la prórroga de los ERTE a todas las empresas cuya actividad se está viendo afectada por la crisis del covid-19, confiando en que permita garantizar la continuidad de la mayor cantidad posible de empresas y empleos en esta situación económica tan difícil y prolongada en el tiempo.

Participación de Antonio Garamendi y Alberto Núñez Feijóo

La asamblea general contó con las intervenciones de cierre del presidente de CEOE, Antonio Garamendi, y el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, que se dirigieron a los participantes a través de la pantalla. Garamendi felicitó a Marisol Novoa por ser la primera mujer presidenta de una organización empresarial en Galicia de ámbito provincial y apeló a la misión de las confederaciones como defensoras de los intereses generales ahora más que nunca, con independencia y sin entrar en luchas políticas. Garamendi recordó que la tarea del empresariado entorno a estas organizaciones es trabajar, dialogar y colaborar, y que es momento de unidad de los sectores y los territorios para construir un futuro mejor. 

Alberto Núñez Feijóo, por su parte, destacó la labor de la CEO como interlocutora válida e instrumento para reactivar la economía gracias a su representatividad a través de asociaciones y empresas. Feijóo destacó además el diálogo social, la Comisión de Reactivación del Parlamento y el Comité de Expertos Económicos de la Xunta como las otras herramientas para reanimar la economía. El presidente del Ejecutivo gallego subrayó la necesidad en estos momentos de enviar mensajes de estabilidad y seguridad de cara a reactivar la economía y crear empleo y empresas, mensajes necesarios por lo tanto para emprendedores e inversores. También resaltó que, pese a las dificultades que atraviesa la economía, Galicia está resistiendo algo mejor este envite y prueba de ello son algunos síntomas que, según Feijóo, indican que ‘estamos en el camino adecuado, como el incremento de exportaciones en los últimos 5 años, con cifras de récord y la recuperación en los dos últimos meses con un comportamiento positivo con respecto al resto de España’. 

Feijóo destacó también en su intervención apuntando los nuevos retos para la Xunta en estos próximos meses: continuidad de la industria 4.0, seguir trabajando con exportación, innovación y diversificación, y apostar por iniciativas surgidas durante la pandemia en el ámbito de las fibras textiles y la energía, tres proyectos tractores ejemplo de la apuesta por una economía más verde, respetuosa y sostenible, referente de un nuevo paradigma económico.

El presidente de la Xunta finalizó lanzando un mensaje de optimismo para seguir trabajando con ilusión, determinación y sacrificio para salir de esta crisis, y mostró su confianza en que a partir de 2021 se empiece a notar la recuperación y el crecimiento económico, volviendo a los números negros y abandonando los rojos.

Comentarios
La crisis marca las intervenciones de la asamblea general de la CEO