Cómo usar un comparador de préstamos correctamente

Cómo usar un comparador de préstamos correctamente
Cómo usar un comparador de préstamos correctamente
Cómo usar un comparador de préstamos correctamente

Los comparadores son uno de los grandes negocios de internet. Los hay de todos los tipos, desde viajes y vuelos, hasta préstamos personales.

Hoy, con la colaboración de Loan Scouter, un comparador de préstamos online, vamos a dar algunos consejos para utilizar estos servicios adecuadamente.

Aprovecha el comparador para hacer un primer filtrado

El errar más grande es no aprovechar el comparador. En general, un consumidor es capaz de echar un vistazo a dos, tres o cuatro posibilidades y comparar, pero conforme aumenta el número, pierde perspectiva.

El comparador ayuda a resumir la información importante, de modo que se puede hacer una primera selección de forma más eficiente que si solo nos centramos en nuestra propia investigación.

No hay que tener fe ciega

Unos lo reconocen más abiertamente y otros menos, pero todos los comparadores viven de publicitar lo que comparan.

Si queremos tener una visión más completa del mercado, podemos escoger los dos mejores productos de dos o tres comparadores y así tener todavía una visión más objetiva. Si vemos que algún servicio destaca en todos ellos, quizá sea porque es realmente el mejor. Aunque también influirán las comisiones que pague al comparador.

Si es una marca desconocida y no aparece en ningún comparador, haz comprobaciones más estrictas

El hecho de aparecer en un comparador no garantiza nada, pero el no aparecer puede ser sospechoso, especialmente si se trata de entidades desconocidas.

Los comparadores nos sirven como indicio de tratar con empresas serias ya que, si pagan al comparador, ya demuestran algo de fiabilidad.

Debes sospechar especialmente de personas o supuestas empresas que ofrecen préstamos en comentarios de publicaciones de Facebook o comentarios a blogs. Los verdaderos prestamistas no se meten a comentar las publicidades de otros. Generalmente, se trata de comentarios de spam, si no algo peor.

Una vez elegido el prestamista, lee el contrato cuidadosamente

Los comparadores de calidad se esfuerzan por ofrecer información actualizada, pero eso no quita que un prestamista puede cambiar sus condiciones de un día para otro.

Aunque te sirvan para informarte y hacerte una idea de lo que se ofrece en el mercado, cuando llega el momento de la verdad de formalizar el contrato, es importante leerlo completamente.

Presta especial atención a los intereses, tanto en bruto como la TAE, la cantidad total a devolver y las comisiones.

Al elegir comparadores, busca transparencia

Un buen comparador te informará de que contiene publicidad o tiene acuerdo con los proveedores que forman parte de su base de datos de comparación.

Por ejemplo, en Loan Scouter, debajo de las tablas de comparación, se anuncia que el que la cantidad de comisión que reciben afecta a la búsqueda. Lejos de huir de esto, es mejor optar por un comparador que lo reconocer abiertamente a otro que trata de ocultarlo, ya que es extremadamente extraño que una web haga el esfuerzo de mantener actualizada una comparación a cambio de nada.

Sabiendo esto, te recomendamos que utilices comparadores para ayudarte a hacer tus compras y contrataciones. La visión general que obtendrás en poco tiempo, te ayudará a tomar mejores decisiones.

Cómo usar un comparador de préstamos correctamente