En una nota elaborada por el profesor Alberto Vaquero

La Cátedra de Empresa Familiar analiza la incidencia de los beneficios fiscales en el fomento del emprendimiento

La Cátedra de Empresa Familiar ha publicado una nota en la que analiza la incidencia de los beneficios fiscales para el fomento del emprendimiento.

La Cátedra de Empresa Familiar analiza la incidencia de los beneficios fiscales en el fomento del emprendimiento
Elena Rivo, subidrectora de la Cátedra de la Empresa Familiar y Alberto Vaquero, profesor autor de la nota./DUVI.
Elena Rivo, subidrectora de la Cátedra de la Empresa Familiar y Alberto Vaquero, profesor autor de la nota./DUVI.

La nota, elaborada por Alberto Vaquero, miembro del Grupo de Investigación GEN y colaborador de la Cátedra,  destaca que, en el ámbito del IRPF, se ha producido una reducción notable en las cantidades destinadas para el fomento del emprendimiento y un notable reducción del número de potenciales beneficiarios, lo que puede estar señalando un cierto agotamiento fiscal. Por otra parte, se constata un panorama fiscal cambiante en materia de emprendimiento para las actividades económicas, caracterizado por una notable desaparición de ventajas fiscales.

En el Impuestos sobre Sociedades, el profesor señala en su nota que no siempre resulta posible identificar el potencial beneficio fiscal para el fomento del emprendimiento para las pymes. “Cuanto menos, los continuos cambios normativos están condicionado el alcance de estas medidas fiscales, lo que nos invita a reflexionar sobre su viabilidad futura”, valora el documento.

En cuanto al IVA, una de las medidas que más impacto iba a tener era el denominado IVA de “caja”. A través de esta medida los sujetos pasivos que cumpliesen unos requisitos solo debían ingresar el IVA una vez cobrado, pudiendo demorar su ingreso hasta el final del ejercicio fiscal siguiente. Sin embargo, la contrapartida es que al no tener que ingresar estas pymes y autónomos el IVA no cobrado, sus clientes tampoco podrán deducirse el IVA soportado. Esta situación puede generar cierta presión a no utilizar este sistema, sobre todo si al comprador le interesa descontar el IVA lo antes posible, aunque no lo haya pagado.

Algo parecido ha pasado con las actuaciones fiscales para premiar a los business angels, inversores particulares que aportan recursos a una entidad de reciente creación, que tampoco han tenido el éxito esperado.  A tenor de los discretos resultados, los inversores parece optar más por las aportaciones a través de entidades jurídicas, evitándolas hacer a título personal, a pesar de los incentivos fiscales. Es necesario, a todas luces, rediseñar este mecanismo.

Por todo ello, el informe de la Cátedra de Empresa Familiar  ve “necesaria una reforma en profundidad de las medidas fiscales en relación al fomento del emprendimiento, ya que parece comprobarse cierto agotamiento, o cuanto menos, una falta de adecuación a los objetivos perseguidos”.

Cátedra de Empresa Familiar

La Cátedra de Empresa Familiar de la Universidad de Vigo fue creada en el año 2005, por iniciativa de la propia universidad, la Asociación Gallega de la Empresa Familiar, Caixanova y el Grupo Inditex. En aquel convenio, posteriormente renovado en 2014 por la Asociación Gallega de Empresa Familiar, el Instituto de Empresa Familiar con el patrocinio de Abanca e Inditex, se venía a reconocer el especial significado y relevancia estratégica de las empresas familiares para la economía y la sociedad gallega.  

Los objetivos de la Cátedra de Empresa Familiar de la Universidad de Vigo se resumen en la difusión, docencia e investigación de la singularidad y retos de las empresas familiares.

Comentarios
La Cátedra de Empresa Familiar analiza la incidencia de los beneficios fiscales en el fomento del emprendimiento