POR IMPACTO DE LA CRISIS DEL COVID-19

La Cámara de A Coruña estima una pérdida de 16.000 empleos y de 5.700 millones de facturación

La Cámara de A Coruña ha presentado su Plan de Relanzamiento de la Economía del Área de A Coruña que, en respuesta a la crisis generada por el covid-19, realiza una propuesta integral que consta de 30 objetivos y de 100 medidas concretas, y que involucra a cinco administraciones.
La Cámara de A Coruña estima una pérdida de 16.000 empleos y de 5.700 millones de facturación
Gonzalo Ortiz, Antonio Couceiro y Antonio Paz en la presentación del Plan de Relanzamiento de la Economía del Área de A Coruña.
Gonzalo Ortiz, Antonio Couceiro y Antonio Paz en la presentación del Plan de Relanzamiento de la Economía del Área de A Coruña.

Unas medidas en forma de recomendaciones (consensuadas con empresarios, asociaciones y expertos) que la Cámara coruñesa dirige a todos los niveles de las administraciones públicas para que puedan tomar sus decisiones de la manera más sólida, fiable y rigurosa posible a corto plazo (medidas de rescate que nos sitúen en una situación similar a la de febrero de 2020), a medio plazo (medidas de reactivación de la economía) y a largo plazo (medidas de promoción y crecimiento que se puedan llevar a cabo a partir del primer semestre del 2021).

El presidente de la Cámara, Antonio Couceiro destacó que "la elaboración del Plan nos ha permitido determinar el dimensionamiento, la caracterización, la estimación del impacto de la crisis del Covid-19 y el diagnóstico completo sobre la situación coyuntural y estructural del tejido empresarial de A Coruña y su área más inmediata, a partir de la cual se derivan una serie de recomendaciones de actuación a corto, medio y largo plazo”.

Por su parte, el director general de la Cámara, Gonzalo Ortiz, destacó que “las grandes incertidumbres que nos rodean pueden condicionar cualquier previsión que hagamos en este momento. Por eso, desde la Cámara de Comercio prevemos hacer revisiones semestrales de este Plan, una a final de año y otra en el primer semestre de 2021.

Impacto en el empleo y la actividad

El estudio realizado por la Cámara herculina destaca que, "si bien la economía del área coruñesa no había dejado de crecer durante los últimos años tanto en número de empresas, PIB, empleo o exportaciones, el impacto de la crisis del covid-19 ha supuesto un brusco frenazo a esta senda de crecimiento. No en vano, en lo que va de año, se estima una caída interanual del 7% en el número de empresas de la provincia de A Coruña (aproximadamente son 2.500 empresas las que habrán cerrado o quedado sin ningún trabajador teniendo en cuenta el descenso en las cuentas de cotización provinciales), una caída interanual en la creación provincial de empresas del 71% y una caída del 3% en la afiliación (6.000 personas). Nuestras previsiones apuntan a que se produzca una pérdida anual en el área de más de 16.000 empleos (-13%), de más de 5.700 millones de euros en ingresos (-12%) y una caída de entre el 12 y el 19% del PIB”.

Asimismo, el estudio apunta queue, en el conjunto del ejercicio 2020, las ramas de actividad que se verían más afectadas serían el comercio, la hostelería, la construcción, la logística, el textil, la industria de alimentación y bebidas, los servicios profesionales (actividades jurídicas, contables, de consultoría, de arquitectura, de ingeniería…) y los servicios a empresas.

Desde una perspectiva territorial, de los 12 concellos incluidos en el estudio, se prevé que el municipio cuyas empresas vean más afectada su facturación sea el de Arteixo, mientras que el municipio cuyas empresas vean más afectado su empleo sea A Coruña.

Necesario apoyo de las administraciones públicas

A pesar de valorar satisfactoriamente las medidas que las diferentes administraciones públicas están activando para minimizar sus consecuencias y facilitar la recuperación, las consultas efectuadas a empresas, asociaciones empresariales y expertos del área confirman que resultan todavía insuficientes para afrontar la verdadera magnitud de la crisis.

Es por eso que el Plan recoge la necesidad de trasladar al conjunto de las administraciones, incluidas las europeas que, además de las medidas sanitarias necesarias, extiendan y potencien la dotación de líneas de financiación en condiciones ventajosas para los negocios sostenibles afectados por la crisis, continúen impulsando medidas de alivio de las cargas fiscales, amplíen y refuercen las líneas de apoyo para los autónomos, agilicen los procesos administrativos, vigilen la aplicación estricta de la Ley de Morosidad, estimulen la obra pública nueva y aceleren la que ya esté en curso, pongan en marcha incentivos al consumo, promuevan la digitalización, la Industria 4.0, la internacionalización, la formación, las políticas activas de empleo, la atracción y retención del talento, el emprendimiento, la I+D+i, la economía sostenible y la atracción de inversiones.

Propuestas por administración

El Plan contempla asimismo un planteamiento dirigido al Gobierno del Estado para abordar una estrategia integral de respuesta efectiva ante situaciones de crisis y para el control de la pandemia y la recuperación económica, que incluya un Plan Integral de Reformas para la modernización de la economía y unas cuentas públicas que contribuyan de manera efectiva a dicho objetivo, promoviendo la eficiencia del gasto público y aprovechando los mecanismos de apoyo de nivel europeo.

Además, se le solicita una flexibilización general de la normativa laboral (y específicamente de la normativa reguladora de los ERTEs), permitir la ampliación del límite de endeudamiento a la Xunta y el uso de su superávit o remanentes de tesorería a las entidades locales saneadas; facilitar a la Xunta la recuperación por la vía que se considere más conveniente del importe derivado de la deuda que el Estado no le abonó con respecto a la liquidación del IVA y otros incentivos correspondientes al ejercicio de 2017, aprobar el Estatuto del Consumidor Electrointensivo, acelerar al máximo la completa dotación de infraestructuras del área de A Coruña de competencia estatal o modernizar la oferta formativa y adecuarla a las necesidades del sector empresarial.

Por su parte, al Gobierno autonómico se le solicita un plan específico para garantizar el objetivo de Galicia como “territorio plenamente seguro ante el Covid-19”, abordar de manera decidida el reto demográfico al que se enfrenta la región, acelerar al máximo la completa dotación de infraestructuras del área de A Coruña de competencia autonómica y facilitar el impulso definitivo del Área Metropolitana de A Coruña.

A la Diputación de A Coruña se le propone que lleve a cabo un ambicioso Plan Provincial de Turismo que genere sinergias con el Plan de Promoción del Xacobeo; un potente Plan Provincial de Obras y que actúe como potenciador de las principales iniciativas promovidas por los municipios del Área.

Finalmente, a los gobiernos locales se les plantea que flexibilicen sus ordenanzas para adecuarlas a la nueva situación, que promuevan campañas efectivas de promoción del comercio y la hostelería local, que impulsen de manera decidida el Área Metropolitana de A Coruña o que pongan en marcha la Oficina de Promoción Tecnológico-Industrial para la implementación efectiva de las medidas recogidas en el Plan de Promoción Industrial de A Coruña y su área de influencia.

“En definitiva, se trata de evitar la desaparición de cualquier empresa viable por las consecuencias directas de la crisis al tiempo que se avanza hacia una economía más moderna y productiva y hacia un entorno normativo, financiero, educativo y científico que estimule la actividad económica y atraiga también el talento y el capital extranjero”, tal y como destacó Antonio Paz, socio director de Estratega Consulting.

Comentarios
La Cámara de A Coruña estima una pérdida de 16.000 empleos y de 5.700 millones de facturación