REUNIÓN DEL CONSELLO FORESTAL DE GALICIA

La cadena de valor de la madera se opone al borrador del decreto que regula las plantaciones de eucalipto

La cadena de valor de la madera ha manifestado en el Consello Forestal su "oposición firme" al borrador de decreto que regula el eucalipto, que fue presentado por la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, quien aseguró que el borrador está abierto al debate participativo y enriquecedor por parte de los agentes sociales.

La cadena de valor de la madera se opone al borrador del decreto que regula las plantaciones de eucalipto
En primer término, la conselleira Ángeles Vázquez en la reunión del Consello Forestal de Galicia.
En primer término, la conselleira Ángeles Vázquez en la reunión del Consello Forestal de Galicia.

Asociaciones del sector, propietarios forestales, empresas de servicios forestales, industria y Universidad se oponen al borrador del decreto argumentando que la actual legislación forestal ya establece unas claras limitaciones a la expansión del cultivo de eucalipto en Galicia. En el caso de cumplir la normativa sectorial existente, no sería posible plantar nuevos eucaliptos en los espacios naturales protegidos de la Red Natura 2000 de Galicia, ni en las tierras agrarias, ni tampoco en las superficies forestales ocupadas por frondosos caducifolias autóctonas.

De este modo, las asociaciones quieren manifestar a la sociedad que una “eucaliptización de Galicia” no es posible, puesto que los espacios del monte que quedarían para las nuevas plantaciones de eucaliptos, serían únicamente un porcentaje muy limitado de la superficie forestal gallega.

Es por ello que la cadena de valor de la madera entiende que este borrador de decreto no añade protección adicional ni a los espacios naturales protegidos, ni a las masas de frondosos existentes, ni a las tierras agrarias de los ayuntamientos a los que afectaría la aplicación de esta propuesta. Por el contrario, sí les impediría a los vecinos de estas zonas, el cultivo forestal de una especie que, debidamente ordenada y gestionada de forma sostenible, tiene el potencial de generar rentas económicas a los propietarios forestales de estos ayuntamientos de un modo perfectamente compatible con la sostenibilidad y conservación del medio natural.

Para el sector, la regulación meditada y ordenada del cultivo del eucalipto tiene que ir de la mano de otras medidas complementarias indispensables que equilibren el desarrollo del monte gallego, como incentivos para la gestión sostenible de las masas frondosas caducifolias, así como de otras propuestas adicionales que permitan que las masas de coníferas sigan siendo atractivas y rentables para los propietarios forestales. Estos son los verdaderos retos: integrar y desarrollar propuestas que den potencialidad y valor económico a las especies forestales que se quieren promover y proteger, y no a la prohibición del cultivo ordenado y sostenible de algunas de ellas.

La cadena de valor de la madera propone que el debate y las decisiones sobre la necesaria regulación de la convivencia de las distintas especies forestales y de los aprovechamientos del monte gallego se aborde en el marco de la redacción del Plan Forestal de Galicia, que es el documento estratégico de obligado cumplimiento que marcará la orientación productiva del monte gallego para las próximas décadas. De este modo, queda abierta la posibilidad de adaptar el cultivo del eucalipto en el conjunto del territorio gallego sin establecer líneas arbitrarias que puedan suponer discriminaciones entre ayuntamientos y propietarios forestales, solventando el incipiente conflicto social que se está generando en las zonas a las que afectan las prohibiciones del decreto.

Posición de la Consellería

En la reunión del Consello Forestal, la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, presentó el borrador del decreto que regula las plantaciones de eucalipto, con el que la Administración gallega pretende llevar a cabo un control de la expansión de las especies forestales invasoras -en el caso de las acacias y robinias- y conseguir una gestión sostenible de las masas de frondosas caducifolias (castaño, roble, ameneiro, freixo o sobreira, entre otros) mediante el desarrollo de instrumentos de ordenación y gestión.

La norma aboga principalmente por la ordenación de los montes, de manera que se conserven los recursos forestales y se aprovechen de manera sostenible. Regula y limita las nuevas plantaciones de este género, buscando armonizar su aprovechamiento económico con el cuidado de la diversidad y el medio ambiente. La titular de Medio Rural recalcó que este borrador de decreto está abierto al debate participativo y enriquecedor por parte de los agentes sociales. Y añadió que no se trata simplemente de prohibir la plantación de eucaliptos, sino de ordenar, con el máximo consenso posible, este y otros cultivos forestales, habida cuenta su riqueza económica y social y también consideraciones ambientales, centradas en la sostenibilidad del monte.

En este sentido, se busca preservar la identidad forestal de aquellas zonas en las que apenas hay eucalipto o esta especie tiene escaso rendimiento económico, es decir, en aquellas áreas donde no hay tradición de este cultivo.

Comentarios
La cadena de valor de la madera se opone al borrador del decreto que regula las plantaciones de eucalipto