La iniciativa está dotada con 18 millones de euros

Autónomos y empresas podrán refinanciar sus préstamos avalados por el Igape

Hasta final de año, las empresas gallegas podrán solicitar la renovación o nueva formalización de operaciones de crédito avaladas por Igape, una medida con la que la Xunta quiere facilitar liquidez a las compañías más afectadas por la crisis del covid-19.

 

Autónomos y empresas podrán refinanciar sus préstamos avalados por el Igape
En lo que va de 2018, AFIGAL ha aprobado operaciones por valor de 23 millones de euros.
Las empresas podrán solicitar la renovación o nueva formalización de operaciones de crédito avaladas por Igape.

El Diario Oficial de Galicia publica este martes una convocatoria del Igape para posibilitar la refinanciación de los préstamos a empresas y autónomos gallegos, así como de las deudas y garantías vinculadas. El objetivo de esta nueva medida de la Administración gallega es seguir facilitando liquidez a los sectores productivos más afectados por la situación económica derivada de la pandemia de la covid-19. Se ponen en marcha después de constatar la necesidad de apoyar los proyectos empresariales viables, que mantienen la actividad empresarial y los puestos de trabajo, pero que no disponen de los recursos suficientes para cumplir con los plazos de reembolso de los créditos comprometidos. Además, pretende facilitar el pago para que los perjuicios a los terceros que prestaron aval o grabaron sus bienes para garantizar los deberes sean los menores posibles.

La iniciativa afecta a todos los créditos facilitados a través de las distintas líneas de apoyo financiero del Igape y dispone de una dotación de 18 millones de euros, con los que se pretende financiar las modificaciones aprobadas – de calendario de reintegro de los créditos, de extinción de los vencidos o de extinción y renovación de las cantidades no pagadas de los préstamos en vigor- que necesiten aportación económica.

Otras medidas de apoyo a la solvencia

Esta convocatoria complementa a otras dos que el Gobierno gallego puso en marcha este mismo mes con el mismo objetivo, contribuir a que el tejido productivo gallego, especialmente pymes y microempresas, pueda ser solvente mientras recupera su actividad. Como publicaba el DOG la semana pasada, las empresas beneficiarias de los apoyos a la inversión empresarial podrán estar exentas del cumplimiento del compromiso de creación o mantenimiento de empleo marcado en las bases de la convocatoria, siempre que demuestren que se debe a las consecuencias provocadas por la pandemia de covid-19.

La otra medida es la ampliación de los plazos de reembolso de los préstamos y microcréditos facilitados al amparo de los programas de financiación activados por la Xunta al inicio de la pandemia, y que han facilitado desde entonces más de 2.500 créditos por valor de casi 130 millones de euros. Así, los beneficiarios dispondrán de tres años más para devolver las cantidades financiadas –hasta siete u ocho años de amortización, dependiendo del tipo de crédito-, incrementándose además los períodos de carencia de 12 a 24 meses.

Comentarios
Autónomos y empresas podrán refinanciar sus préstamos avalados por el Igape