VISITA A LA CASA DEL RELOJ DE BAIONA

Los alcaldes del Val Miñor analizan con Zona Franca proyectos económicos para la comarca

Los tres alcaldes del Val Miñor (Baiona, Nigrán y Gondomar) abordaron este viernes con el delegado del Consorcio de la Zona Franca de Vigo, David Regades, diferentes iniciativas de desarrollo económico para la comarca en las que está implicada el Consorcio.
Los alcaldes del Val Miñor analizan con Zona Franca proyectos económicos para la comarca
Francisco Ferreira, Carlos Gómez, David Regades  y Juan González, en la reunión.
Francisco Ferreira, Carlos Gómez, David Regades y Juan González, en la reunión.

La futura ampliación del polígono de A Pasaxe, en Gondomar, los nuevos proyectos de Porto do Molle y la actividad de la propia Casa del Reloj en Baiona fueron algunos de los asuntos tratados en el encuentro entre David Regades y los regidores de Baiona, Carlos Gómez, Gondomar, Francisco Ferreira, y Nigrán, Juan González.

Los cuatro representantes públicos visitaron la Casa del Reloj de Baiona, un espacio singular que acoge a 38 puestos de coworking y seis oficinas, además de salas de reuniones de uso común, que ya es un lugar de referencia tanto por la calidad de su arquitectura como por la activación de nuevos negocios. En estos momentos la Casa tiene ocupadas al cien por cien sus oficinas con empresas de gestión del patrimonio; de recursos turísticos en inglés centrados en el camino de Santiago; un gabinete de arquitectura; una empresa de producto gallego de delicatessen; un estudio de diseño gráfico y una tiene online de bonos regalo de salud y bienestar en hoteles, spas, balnearios y centros de talasoterapia.

De todas estas empresas Regades mostró su satisfacción por el hecho de que en un 80% estén dirigidas por mujeres y con una media de edad de sus usuarias de entre 30 y 45 años “está claro que la diversificación de los negocios y el futuro de la comarca está siendo liderado por mujeres” declaró. Por su parte, para dar mayor flexibilidad de uso de los espacios de coworking-que actualmente tienen un horario atendido por un técnico municipal de 8 a 15 horas-, se está facilitando que los emprendedores dispongan de su propia llave de acceso. Entre los usuarios de este espacio compartido están también investigadoras de la Universidad, iniciativas de turismo y de informática, entre otros.

Por su parte, los tres alcaldes destacaron las ventajas del coworking y animaron a los emprendedores a trabajar desde estos espacios compartidos, una modalidad de trabajo en auge en todas las ciudades europeas por su atractivo tanto para pequeños empresarios como autónomos ya que aquí se puede alquilar un puesto de trabajo por un breve periodo de tiempo para hacer sus gestiones empresariales y recibir a clientes en sus salas de reuniones.

Comentarios
Los alcaldes del Val Miñor analizan con Zona Franca proyectos económicos para la comarca