Implica rebajas en muchas de las especies de interés para la flota gallega

El acuerdo de pesca, bueno para el Ministerio, decepcionante para la Consellería

El Consejo de Ministros de Pesca de la Unión Europea alcanzaba esta madrugada un acuerdo sobre los totales admisibles de capturas (TAC) y las cuotas pesqueras para el 2021 en aguas comunitarias, que ha dejado satisfecho al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación; no así a la Consellería do Mar.
El acuerdo de pesca, bueno para el Ministerio, decepcionante para la Consellería
El acuerdo de pesca para 2021 mejora las propuestas presentadas por la Comisión Europea para España.
El acuerdo de pesca para 2021 mejora las propuestas presentadas por la Comisión Europea para España.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha asegurado que España ha negociado un buen acuerdo sobre las posibilidades de pesca de 2021 de interés para el sector, al combinar la necesaria sostenibilidad de los recursos pesqueros con la rentabilidad económica del conjunto de la flota. Este acuerdo, ha remarcado Planas, “permite garantizar la continuidad de la actividad pesquera y confirma el compromiso de España con la sostenibilidad de los recursos y el medio ambiente”.

Así, España mejora las propuestas presentadas por la Comisión Europea, tras intensas y largas negociaciones en un Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca de la Unión Europea (UE), que comenzaron el 15 de diciembre, en un contexto complicado, marcado por la crisis sanitaria de la covid-19, así como por la incertidumbre de la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

El acuerdo establece los totales admisibles de capturas (TAC) y las cuotas pesqueras para el 2021 en aguas del Atlántico y del mar del Norte, así como para el periodo 2021-2022 en el caso de especies profundas. Fija también los días de pesca del plan de gestión para los recursos demersales del Mediterráneo occidental para el próximo año.

En el caso de las pesquerías afectadas por el Brexit (119 de 146), se prorrogan las cuotas de 2020 durante el primer trimestre del año, periodo en el que, en función de la especie, se podrá pescar el 25 % de las cuotas de las pesquerías compartidas y, en el caso de algunas especies de gran interés para España, como caballa, bacaladilla y jurel, se ha logrado elevar hasta el 65 %, en atención a su ciclo estacional anual (especie migratoria).

También se ha incluido el mecanismo de intercambio de cuotas para atender la obligación de desembarque en aquellas pesquerías en las que España tiene cuota cero.

Acuerdo decepcionante para la Xunta de Galicia

No es de la misma valoración sobre el resultado de acuerdo de pesca la conselleira do Mar, Rosa Quintana, quien calificó el acuerdo como sumamente decepcionante pues implica rebajas en muchas de las especies de interés para la flota gallega y supone avances muy insuficientes en relación con la propuesta inicial de la Comisión Europea.

La representante de la Xunta lamentó que tras tantas horas de negociación y con tantos intereses en juego no hubiera un mejor resultado, especialmente habida cuenta el contexto de pandemia existente en la actualidad así como la incertidumbre derivada del brexit, dos aspectos que ponen en riesgo la rentabilidad de la flota. Por eso, indicó que hubo falta de sensibilidad por parte de la Comisión Europea hacia un sector que fue declarado esencial durante la alerta sanitaria por el coronavirus y que hizo un gran esfuerzo para abastecer de alimentos de calidad a la ciudadanía, en ocasiones incluso a pesar de no ser rentable.

En esta línea, la titular de Mar -que participó en el Consejo de Ministros de Pesca de la Unión Europea en representación de las comunidades autónomas  pero no pudo estar presente directamente en las negociaciones por las restricciones de aforo por el coronavirus- aseguró que el resultado obtenido no es para estar satisfechos. Al mismo tiempo lamentó que el Ejecutivo comunitario primara los aspectos medioambientales por encima de los económicos y sociales y que no tuviera en cuenta el esfuerzo realizado en los últimos años por el sector pesquero gallego para mantener en buen estado los caladeros en los que faena.

La conselleira del Mar destacó cómo única buena noticia la subida del 3,5% en la cuota de anchoa en aguas del Cantábrico, pero remarcó que ese incremento es una muestra más de la rigurosidad con la que actuó la Comisión Europea pues se trata de una especie con unos resultados científicos históricos. 

Rosa Quintana también lamentó los escasos avances logrados en el ajuste del esfuerzo pesquero en el Mediterráneo occidental, que se reduce un 7,5% y que Galicia considera que se podía hacer de manera más paulatina, para mitigar el impacto en la flota. Otro asunto preocupante es el establecimiento de medidas técnicas de protección del bacalao en Gran Sol, que hace prever el endurecimiento de la normativa para las artes empleadas por el arrastre gallego a pesar de ser altamente selectivas.

Por este motivo, la delegación gallega considera el acuerdo totalmente negativo para el Cantábrico-Noroeste y muy preocupante a la espera del que ocurra en Gran Sol ante la negociación del Brexit. Por el momento en estas aguas, y para los tres primeros meses de 2021, se establecen unas cuotas estables y proporcionales a las fijadas para este año.

Entre las únicas cuestiones positivas que destacó la representante de la Xunta, y que aún tendrán que plasmarse en hechos en el futuro, está el compromiso de que el Consejo Internacional para la Exploración del Mar (CIEM) evaluará aquellas especies que están en buen estado biológico de cara a flexibilizar sus TAC y paliar la subutilización de cuotas derivada de la pandemia. A este compromiso se suma el de evaluar de nuevo la cigala del Cantábrico.

Cuotas por especies

Según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, España ha conseguido minimizar el recorte de cuotas de merluza sur (Cantábrico, Golfo de Cádiz y Portugal) en un año complicado ante el cambio del modelo de evaluación de Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES, por sus siglas en inglés). El TAC descenderá finalmente un 5 % frente al 13 % de la propuesta inicial.

Asimismo, para el lenguado del caladero nacional el descenso se ha matizado. Baja un 20 %, cuando se partía de una reducción del 41,5% en la propuesta inicial de la Comisión. El Consejo ha valorado los avances científicos realizados en el conocimiento de este recurso pesquero, que culminarán en 2021 con la definición de un nuevo modelo de evaluación, tras los intensos estudios realizados en los últimos meses.

Para jurel sur (Golfo de Cádiz y Galicia) se confirma el incremento del 5 % del TAC fruto de la recomendación ICES en base al buen estado de esta especie y de acuerdo con la recomendación científica del RMS.

Las cuotas de gallos y rapes del sur experimentan diferentes recortes en función de las adaptaciones al objetivo RMS (Rendimiento Máximo Sostenible". No obstante, sigue siendo una cuantía totalmente suficiente para garantizar la actividad durante el año 2021.

El TAC de la anchoa del Cantábrico queda establecido en 33.000 toneladas retomando por tanto el máximo nivel de capturas previsto para esta pesquería, que sube un 3,5 % respecto al año anterior, debido al excelente estado biológico de la especie, en niveles históricos de biomasa.

En relación con la cigala del Cantábrico, la Comisión Europea y España se han comprometido a continuar trabajando para solicitar, en el primer semestre de 2021, una revisión de la recomendación científica en base a los resultados de las campañas centinela que se vienen realizando en ambas unidades funcionales. Estos datos serán presentados al correspondiente grupo de trabajo de ICES que valorará en 2021 la opción de reevaluar la actual propuesta de TAC cero.

Para la cigala del Golfo de Cádiz, la reducción inicial del 20 % se ha quedado finalmente en un 15 %.

 

Comentarios
El acuerdo de pesca, bueno para el Ministerio, decepcionante para la Consellería