Buscar
20:59h. Miércoles, 15 de Agosto de 2018

TRIPLICARÁ SUS ACTUALES INSTALACIONES EN EL POLÍGONO OURENSANO DE O VINTEÚN

Grupo Cuevas construirá un centro logístico y su nueva sede en el polígono de San Cibrao

Grupo Cuevas construirá en el polígono de San Cibrao das Viñas un nuevo centro logístico y sede central de la empresa que triplicará en tamaño sus instalaciones actuales.

Artur Yuste, director general de Grupo Cuevas.
Artur Yuste, director general de Grupo Cuevas.

”Todo el mundo tiene sueños, y nos levantamos cada día para hacerlos realidad. Grupo Cuevas también tiene sus sueños, y hoy nos reúne aquí uno de ellos”. Con esta afirmación abrió el director general del Grupo Cuevas, Artur Yuste, el simbólico acto de inicio de las obras de las futuras instalaciones de la compañía, en el polígono de San Cibrao. El proyecto contempla agrupar el centro logístico y la sede central de la empresa sobre una superficie que casi triplica las medidas actuales de O Vinteún, y en algunas comparativas hasta quintuplica los espacios disponibles, como es el caso de la zona administrativa y de gestión.

Artur Yuste, destacó el continuado crecimiento registrado año tras año por el Grupo Cuevas y la obligación inaplazable de construir nuevas instalaciones para dar respuesta a los nuevos retos y a las necesidades que surgen, “para consolidarnos como uno de los grandes grupos empresariales dentro del difícil mercado de la distribución alimentaria gallega, y continuar por la senda del crecimiento, aportando valor, empleo, trabajo, calidad de vida a las personas y riqueza a Ourense y a Galicia a través de todas nuestras empresas”. 

En el acto del inicio simbólico, sobre los terrenos de la Ciudad del Transporte, se dieron cita distintos representantes empresariales, profesionales y financieros, que acompañaron a toda la cúpula directiva de Grupo Cuevas. Durante las intervenciones, el alcalde de San Cibrao y el presidente de la Asociación empresarial, Elías Mera, valoraron y agradecieron la decisión del Grupo Cuevas y su apuesta por el polígono.

La conselleira de Infraestructuras, Ethel Vázquez, por su parte, se refirió al Grupo Cuevas como uno de los referentes industriales de la provincia de Ourense, tanto por su nivel de generación de empleo, como por su implicación en el territorio, así como por llevar productos gallegos a medio mundo, además, “con un producto tan de nuestra tierra como la castaña”.

32.000 metros cuadrados

Las nuevas instalaciones que comienza a construir en el polígono de San Cibrao, se ubicarán sobre la parcela de mayor tamaño de la Ciudad del Transporte, adquirida a través de Xestur, que, a iniciativa de la Xunta de Galicia, incentiva la actividad empresarial en la provincia de Ourense con bonificiaciones del 50% en el precio del suelo.

Las instalaciones ocupan una superficie de 31.860 metros cuadrados y acogerán la actividad operativa y de gestión global de la compañía, a excepción de las marcas Marrón Glacé y Frunatur, ya implantadas en el vial principal del polígono desde hace varias décadas, y de Tomóvil, ubicado en la ciudad de Ourense.

Sobre el terreno se levantará una nave de tres plantas y quince metros de altura, con una superficie total de 18.830 metros cuadrados. La plataforma logística tendrá 17.912 metros cuadrados, con 22 muelles de carga para recepción y expedición de mercancías y capacidad para casi 26 mil palets. 15.848 del total de metros cuadrados estarán ocupados por la zona de secos, con una capacidad para almacenaje de 212.615 metros cúbicos. Los 1.094 metros cuadrados restantes estarán destinados a zona de refrigerado, con una capacidad de almacenaje de 13.316 metros cúbicos.

Además del centro logístico, el proyecto contempla la construcción de oficinas para acoger sus servicios administrativos y de gestión, incluidos espacios comunes, sobre una superficie de 2.420 metros cuadrados.

Las nuevas instalaciones sustituirán a las que el Grupo Cuevas ocupa desde 1978 hasta la actualidad en el polígono ourensano de O Vinteún. Según las previsiones, podrían estar concluidas a finales de 2019, con una inversión estimada que ronda los diez millones de euros.