Buscar
13:09h. Lunes, 19 de Noviembre de 2018

Foro de economía circular y crecimiento verde Galicia y Portugal en la Tecnópole

La transferencia de tecnología y la cooperación transfronteriza, factores clave para la implantación de la economía circular

La colaboración transfronteriza y la transferencia de tecnología para la sostenibilidad son clave para la implantación de la economía circular y el crecimiento verde en Galicia y Portugal.

Asistentes a la jornada sobre economía circular en la Tecnópole./E.REPETSKAYA.
Asistentes a la jornada sobre economía circular en la Tecnópole./E.REPETSKAYA.

Estos dos factores han sido destacados por los participantes en el Foro de economía circular y crecimiento verde Galicia y Portugal celebrado este miércoles en el Parque Tecnológico de Galicia como clave para la evolución a uno nuevo modelo socioeconómico basado en la reducción de recursos y residuos, en la reutilización, en el reciclaje y en la recuperación de energía.

Durante la apertura del Foro de economía circular y crecimiento verde, la directora de la Axencia Galega de Innovación (Gain) de la Xunta de Galicia, Patricia Argerey, destacó que la economía verde es uno de los nuevos elementos de competitividad a nivel global y que, cada vez más, los fondos y programas de I+D+i se orientan hacia este modelo. 

Argerey destacó que Comisión Europea destinará cerca de mil millones de euros en el último periodo de Horizonte 2020 para financiar proyectos e iniciativas de I+D+i vencelladas con la economía circular. Para apoyar la participación gallega en este programa, la directora de Gain avanzó que desde la Xunta de Galicia se publicará próximamente una línea de ayudas dotada con 5 millones de euros para apoyar a las empresas y centros de conocimiento en la presentación de solicitudes a las convocatorias de H2020, y en el apoyo a los proyectos cuando obtengan de la Comisión Europea el sello de excelencia. 

Asimismo, informó de que Gain participa como socia en el proyecto europeo C-Voucher que apoya pymes europeas que incorporen modelos de negocio de economía circular y que actualmente tiene abierta una convocatoria dirigida a los sectores textil, fabricación, marítimo, agroalimentario y salud.

La Tecnópole como ejemplo

El director de la Tecnópole, Ricardo Capilla, destacó que actualmente sólo el 9,1% de los residuos producidos en el mundo son reciclados, y abogó por un crecimiento económico sin destrucción, ya que el modelo actual lineal, en el que el final de un producto es convertirse en un residuo ya no funciona. 

En este sentido, subrayó que el papel de la tecnología y del conocimiento es clave para este cambio productivo, así como la sistematización en las empresas de las dinámicas sostenibles. Capilla destacó que la Tecnópole, en su condición de ecosistema innovador y tecnológico, asume su deber de ejercer como ejemplo en la transición a la economía circular y a apoyar las empresas gallegas en este proceso.

Transferencia de tecnología

Céu Filipe, de la Associação Empresarial de Portugal, señaló que en la transición a la economía circular es fundamental la interacción entre el sistema científico-tecnológico y la empresa, así como sensibilizar la ciudadanía en conciencia verde. Además, defendió que las regiones deben tener estrategias propias y coordinarse para amplificar el impacto de las acciones, incluyendo la cooperación transfronteriza.

La necesidad de acelerar la transferencia al mercado de las tecnologías que hacen posible la sostenibilidade empresarial centró la intervención del director del centro tecnológico gallego EnergyLab, Juan Rodríguez. La este respeto, advirtió que queda camino por recorrer en el campo de las estrategias para optimizar el reciclaje y la reutilización, de manera que no se pierda calidad en los productos o se generen pérdidas de energía asociadas a su aprovechamiento.

Pedro Cilínio, directivo del Instituto de Apoio às Pequenas e Médias Empresas de Portugal, precisó que las empresas sólo harán la transición a la economía circular si perciben que pueden obtener más valor económico y ser más competitivas. 

Finalmente, representantes gallegos de los sectores del textil, de la gestión de residuos y del forestal que participaron en las mesas sectoriales del foro coincidieron en celebrar la orientación transfronteriza del foro, destacando que Portugal es un socio estratégico para Galicia.