Buscar
20:29h. Viernes, 17 de Noviembre de 2017

DECLARACIÓN DE LA VIII CONFERENCIA MUNDIAL DEL ATÚN

La industria atunera reclama que se garantice la competencia entre operadores en igualdad de condiciones

La VIII Conferencia Mundial del Atún, celebrada este lunes y martes en Vigo, ha concluido con un llamamiento a la igualdad de condiciones en la competencia entre operadores.

Acto de clausura de la VIII Conferencia Mundial del Atún en Vigo.
Acto de clausura de la VIII Conferencia Mundial del Atún en Vigo.

La Conferencia, que ha reunido en la ciudad olívica a 300 directivos que dirigen empresas atuneras radicadas en los cinco continentes y concentran más del 90% de la producción mundial, se ha cerrado con una declaración que recoge las principales demandas y retos del sector atunero.

Así, la industria atunera ha hecho pública su apuesta por la sostenibilidad de los recursos atuneros y la explotación de los mismos con una visión de largo plazo “con el objetivo final de adoptar medidas que aseguren una gestión sostenible de los tunidos tropicales y una regulación de la capacidad de pesca por parte de todas las flotas que operan en los diferentes caladeros”.

Además, a nivel europeo, la industria reclama que se garantice la competencia en el mercado comunitario “cumpliendo el denominado level playing field (igualdad de condiciones), verificando de forma rigurosa para ello el cumplimiento de unas mismas normas por parte de cualquier operador”.  Se entiende que esta es la vía “para blindar no solo el mantenimiento de su actividad industrial, generadora de valor añadido, crecimiento y empleo en Galicia, España y Europa y a nivel mundial, sino que debe ser la vía para impulsar su crecimiento”. Por ello, la industria atunera ha mostrado su apoyo a la misión del Observatorio de la Trazabilidad de la Fundación Clúster de Conservación de Productos del Mar que tiene por objetivo garantizar esta igualdad de condiciones.

Referido al mercado comunitario, la declaración de Vigo considera “fundamental” para preservar su competitividad futura que la Comisión Europea no distorsione “con un acceso preferencial” al mercado de la UE a las conservas de atún de terceros países que no cumplan con las normativas comunitarias.  Añade la declaración que la Comisión Europea “debe exigir la máxima transparencia y rigurosidad a todos sus Estados Miembros” en la aplicación de la normativa comunitaria dictada para prevenir, desalentar y eliminar la pesca ilegal, no declarada y no  reglamentada.

Entre las conclusiones a las que ha llegado esta VIII Conferencia Mundial del Atún se hace también referencia a la necesidad de dignificar la imagen de las conservas de atún y su posicionamiento en el mercado, para lo cual se reclama el apoyo de las administraciones para realizar campañas promocionales.