Buscar
01:39h. Miércoles, 19 de Septiembre de 2018

Jornada organizada por S4 y la CEO

Expertos acercan al empresariado ourensano las ventajas de protegerse contra el recargo de prestaciones

S4 Correduría de Seguros y Gerencia de Riesgos impartió en la sede de la Confederación Empresarial de Ourense (CEO) la jornada “¿Puede su empresa cerrar como consecuencia de un accidente laboral? Protéjase frente al Recargo de Prestaciones de la Seguridad Social”.

Asistentes a la jornada celebrada en la sede de la CEO.
Asistentes a la jornada celebrada en la sede de la CEO.

En el evento, además de explicar el concepto del recargo de prestaciones, se hizo hincapié en las ventajas de protegerse frente a este riesgo y se expusieron ejemplos reales de empresas que se han visto afectadas por esta realidad.

Abrió la jornada Marisol Novoa, vicepresidenta de la Confederación Empresarial de Ourense (CEO), quien agradeció la presencia de los asistentes en una jornada más que interesante para los empresarios. Le cedió la palabra a Manuel Fidalgo, director comercial de S4, quien hizo referencia a como “las empresas se han preocupado por mejorar las medidas de protección y seguridad en el trabajo, pero sin embargo el número de accidentes graves han aumentado y también el importe de las sanciones. Hacer frente al pago de la indemnización al trabajador accidentado como cuando esta situación deriva de un accidente laboral por incumplir las medidas de seguridad puede ser inasumible para muchas empresas. Por ello, la mejor opción es cubrirse frente a este recargo de prestaciones a través de una póliza específica”.

Por su parte,  Gabriel Beiro, miembro del Dpto. de Consultoría Legal de S4, definió el Recargo de Prestaciones aclarando cada uno de los ítems que lo compone. Una vez comprendido el concepto, explicó cómo en el año 2016, la Inspección de Trabajo levantó más de 16.000 actas por importe superior a los 43 millones de euros, siendo el importe medio del Recargo de Prestaciones de la Seguridad Social de 150.000 euros que recae, directamente, sobre el empresario.

Ante estos datos, explicó una posible solución para protegerse frente a esta realidad a través de la contratación de una póliza que garantice “la disminución o menoscabo patrimonial del asegurado como consecuencia de un accidente laboral; respecto al umbral, la cobertura de la póliza no comprende importes inferiores a 20.000 euros. Los que superen esa cifra serán abonados desde el primer euro; en relación a las sumas aseguradas, éstas alcanzan los 2.000.000 euros por siniestro y anualidad del seguro (500.000 euros/ asegurado) y, además, la dirección procesal de la defensa se realizará a criterio del asegurador, por los abogados designados en la póliza”.

La jornada se cerró con un networking profesional en un ambiente más distendido donde se habló de los conceptos claves y coberturas de la realidad analizada.