Buscar
07:44h. Martes, 12 de Diciembre de 2017

NUEVA SESIÓN DE DIÁLOGOS 2020

Expertos alertan sobre la mala valoración de los activos de las empresas a la hora de contratar un seguro

La Cátedra Fundación Inade-UDC celebró este lunes una nueva sesión de los Diálogos 2020, centrada en “La valoración de los activos de la empresa y su repercusión en el contrato de seguro”. 

Sesión de Diálogos 2020 en A Coruña.
Sesión de Diálogos 2020 en A Coruña.

Para abordar esta cuestión, se contó con los expertos Roberto de la Prieta Saborido y Román Bueres Pérez, director Septentrional y de la Delegación de Galicia –respectivamente- de Addvalora Global Loss Adjusters. Entre los asistentes a Diálogos 2020 estaban representantes del sector del seguro como Aon, FIATC, Pelayo o Técnica Aseguradora Internacional, despachos de abogados como Armenteros Abogados y empresas como Gadisa, Inversiones Finisterre, Invertaresa y Pixeling.

Roberto De la Prieta situó el debate en torno a la problemática que se deriva de la mala valoración de los activos de la empresa y su repercusión cuando ocurre un siniestro. En este sentido, explicó que “cuando la valoración de los activos de la empresa no corresponde a su valor real, al ocurrir un siniestro, se descubre que existe una falta de cobertura o un infraseguro”.

A continuación, los dos expertos aludieron a la situación de un infraseguro, "que ocurre cuando el importe de la suma asegurada resulta inferior al valor del interés asegurado”. En este sentido, indicaron que este problema se deriva fundamentalmente de una mala gestión de riesgos que provoca que la empresa, cuando contrata el seguro de daños propios, proporciona unos datos irreales para calcular el valor del interés asegurado, esto es, de los activos de la empresa. Así, concluyeron que “a la hora de contratar un seguro de daños propios, se ha de realizar una correcta valoración de los activos de la empresa que permita determinar correctamente los capitales asegurados”. “Esta incorrecta valoración de los activos de la empresa ocurre porque las empresas suelen tener únicamente en cuenta los datos contables para realizar el cálculo del valor de la empresa. Estos datos contables infravaloran la empresa debido a que suelen reflejar, en cumplimiento de las normas de contabilidad, el más bajo de los valores posibles que podrían tener esos activos”, añadieron al respecto.

Además, desde su experiencia como peritos afirmaron que se encuentran "con ‘agujeros’ en la valoración del continente muy elevados”. Ante esta situación, los ponentes señalaron posibles soluciones para hacer frente a este problema. En primer lugar, indicaron que “la opción más efectiva es realizar un estudio que determine el valor de reposición a nuevo de la empresa dado que este valor será el valor asegurado”. Según los expertos, “este estudio es una tarea compleja y costosa por lo que muchas pequeñas y medianas empresas son reticentes a acceder y costear el gasto del mismo”. Por este motivo, aclararon que otro mecanismo para realizar una valoración real de los activos de la empresa es solicitar los datos correctos: las cuentas anuales y el inventario de existencias: “el trabajo más arduo es depurar los listados de activos de la empresa para definir qué es asegurable y qué no”. Para ambos, “estos dos datos son fundamentales debido a que los mismos proporcionan una imagen muy aproximada del valor de la empresa. En concreto compara el valor neto anual que ofrecen las cuentas con la suma asegurada es una excelente manera de comprobar el desfase existente. Si ambas cifras son similares es que algo se ha hecho mal y la empresa corre grave peligro”, aseguraron los ponentes.

Aprovechando la visita de los dos expertos, Fundación Inade organizó dos cursos-taller, en A Coruña y Vigo, en los que se pormenorizó en el procedimiento para la valoración de activos y se estudiaron casos reales.