Buscar
23:08h. Viernes, 19 de Enero de 2018

HOMENAJE A LOS EXPRESIDENTES

La CEO celebra 40 años de compromiso con Ourense

La Confederación Empresarial de Ourense (CEO) conmemoró este lunes el 40º aniversario de la entidad, en un acto en el que fueron homenajeados sus seis expresidentes.

Miembros de la junta directiva de la CEO con el conselleiro de Economía, el acalde de Ourense, el presidente de Cepyme, el presidente de la Xunta, el presidente de la Diputación y el subdelegado del Gobierno./C.PAZ.
Miembros de la junta directiva de la CEO con el conselleiro de Economía, el acalde de Ourense, el presidente de Cepyme, el presidente de la Xunta, el presidente de la Diputación y el subdelegado del Gobierno./C.PAZ.

Con cerca de 200 invitados, el acto, celebrado en la sede de Afundación en Ourense, estuvo presidido por el titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quien estuvo acompañado del el presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, el alcalde de la ciudad, Jesús Vázquez, el presidente de Cepyme, Antonio Garamendi, y el actual presidente de la CEO, José Manuel Pérez Canal. Entre el público, los presidentes de la patronal gallega y de las otras tres confederaciones provinciales, políticos como el presidente del Parlamento gallego o el conselleiro de Economía,  representantes  sindicales  y de la sociedad ourensana y una nutrida representación del empresariado provincial.

El acto se abrió con un vídeo que hizo un recorrido por la historia de la entidad empresarial desde su fundación el 5 de septiembre de 1977 hasta la actualidad, con un punto de inflexión que fue el traslado de sede desde el Edificio Sindical hasta la actual en la praza das Damas en 1998, que significó “un antes y después” para la organización empresarial, afirmó a el actual presidente en el primero de los discursos de la velada.

José Manuel Pérez Canal tuvo palabras de reconocimiento para el trabajo de sus predecesores en el cargo “que con su buen hacer han posibilitado que seamos una entidad sólida, solvente y socialmente respetada y reconocida, y útil a los ciudadanos”. Pérez Canal apuntó también que en el ámbito institucional la CEO “contribuyó decisivamente desde el primer momento a la paz laboral y social, juntamente con el resto de los agentes sociales”. En este tiempo “hemos dado muestras sobradas de capacidad de negociación y entendimiento con nuestros interlocutores, ufesen estos del ámbito sindical o de las instituciones públicas”.

Y aprovechando la presencia del presidente de la Xunta, el presidente de la CEO reclamó la necesidad de consolidar infraestructuras pendientes, como el AVE, y “acelerar la ejecución real” de otras grandes infraestructuras viarias, como la A-76 Ourense-Ponferrada, la A-56 Ourense-Lugo, la circunvalación de Ourense o el enlace de la A-52 con el polígono de San Cibrao. También recordó a Feijóo que la Administración gallega es propietaria “de suelo industrial parado” en Val da Rabeda; “sería necesario desarrollarlo con prontitud, aunque fuera por fases”.

Tras las intervenciones del presidente de la Diputación, del presidente de Cepyme y del alcalde, se entregó un recuerdo a cada uno de los expresidentes de la Confederación: partiendo del último de ellos y de más largo mandato, Francisco Rodríguez (que ejerció el cargo entre 1993 y 2003). Tras él, fueron homenajeados Manuel Cabezas (que fue presidente en 1993), Manuel Martínez Rapela (su mandato fue de 1991 a 1993), Miguel Ángel Pérez (dirigió la entidad entre 1986 y 1990), Guillermo Collarte (1983-1985; ya fallecido, recogió la placa conmemorativa su hija, Berta Collarte); y finalmente el primer presidente de la entidad, Emilio Pérez Nieto, que la dirigió desde sus inicios en 1977 hasta 1983.

Fue precisamente Pérez Nieto quien habló en representación de los seis exdirigentes, recordando que la CEO “nació débil, con muy poco dinero, solo cuotas de los empresarios afiliados, y sin domicilio fijo” pero con unos objetivos claros: “tenía que ser plural en las ideas, defender el libre mercado y la libre competencia y ser multigremial”. Hoy, cuatro décadas después, son 90 las asociaciones integradas en la CEO, que representan a más de 9.000 empresas de la provincia.

Emilio Pérez Nieto finalizó su discurso poniendo como tarea al actual presidente “la enorme responsabilidad de que Galicia vuelva a tener una voz empresarial independiente, libre, y conseguir reestructurar el órgano del empresariado gallego”,  en alusión a la situación actual de división en el seno de la CEG.

Cerró el acto el presidente del Ejecutivo gallego, quien reconoció a la clase empresarial su determinación y confianza como elementos claves en la recuperación económica. Feijóo también afirmó que la provincia de Ourense “é un bo exemplo de empresarios”, citando a Coren, Cuevas, Pérez Rumbao, Copasa, Adolfo Domínguez, Coasa, Faurecia o Egatel, entre otras.

El presidente de la Xunta afirmó que el objetivo de cualquier gobierno es facilitar la actividad económica, y en este sentido presumió de haber conseguido situar a Galicia entre las comunidades con menor incremento de déficit público y deuda desde 2009. “É posible o autogoberno con responsabilidade e solvencia; se as admininistracións públicas son solventes, pagan”, aseguró.  En la misma línea, aludió a la Ley de implantación empresarial como “a maior lei de facilitación económica” y a las medidas de apoyo a los autónomos.

Visita a la sede de la CEO

Previamente, el presidente de la Xunta, junto a otras autoridades, había visitado sede de la CEO, donde fueron recibidos por el presidente, la  junta directiva y los expresidentes. Después de visitar las instalaciones, Alberto Núñez Feijóo firmó en el libro de honor de la entidad.