Buscar
12:42h. Domingo, 22 de Julio de 2018

TERCER #METALCONS

La actividad de las construcciones y estructuras metálicas factura 975 millones de euros anuales

Poner en valor las construcciones en metal, los materiales empleados -acero y aluminio principalmente- y a las empresas que realizan obras muy singulares ha sido el objetivo del tercer Congreso de Construcciones, Estructuras Metálicas y Cerramientos de Galicia, #METALCONS, celebrado este viernes en Santiago. 

Alejandra Martínez, de Asime, Xabier García, director de Desarrollo de Inasus, Juan Rey, director de Mecanismo Ingeniería, Francisco Ramírez, jefe de Proyectos en Elaborados Metálicos EMESA y Álvaro Serrano, director de MC2.
Alejandra Martínez, de Asime, Xabier García, director de Desarrollo de Inasus, Juan Rey, director de Mecanismo Ingeniería, Francisco Ramírez, jefe de Proyectos en Elaborados Metálicos EMESA y Álvaro Serrano, director de MC2.

En la apertura del evento, Julio Gómez, presidente de Asime, entidad organizadora, destacó “el gran papel de las empresas integradas en Asime, que realizan o ya han realizado trabajos dedicados a las infraestructuras en nuestro país”. También quiso destacar el buen momento por el que pasa la actividad de las construcciones y estructuras metálicas, que “factura 975 millones de euros y muestra un gran respeto por el medioambiente, ya que los materiales empleados son reciclables en un 90%”.

Por su parte, Manuel Prol, director institucional Banco Sabadell Gallego, agradeció a Asime “la oportunidad de volver a estar presentes en esta tercera edición del congreso”, y apostó por “seguir manteniendo el compromiso con Galicia y con sus empresas”.  Por último, Sergio Prieto, director territorial de ICEX en Galicia, describió este congreso como “una gran oportunidad de negocio a nivel nacional e internacional”, y añadió que desde ICEX “se trabaja para aportar la mayor facilidad a las empresas para que tengan presencia en el mercado internacional”.

Casos de éxito de empresas gallegas

La primera ponencia del congreso la realizó Xabier García, de la empresa lalinense Inasus, en la que habló de fachadas ligeras y presentó varios casos de éxito de cerramientos con estructuras metálicas. Xabier García destacó nuevos tipos de fachadas como “las fachadas vegetales e hidropónicas, o las fachadas de vidrio, todas ellas respetuosas con el medio ambiente, siendo esta última capaz de generar energía”. Sobre este aspecto, García afirmó que “es muy interesante acercarnos a la naturaleza para la construcción de fachadas, ya que muchos de los problemas que están surgiendo en el siglo XXI como la contaminación o la superpoblación necesitan todavía de soluciones. Hay muchos que estudios la están investigando para la realización diversos proyectos”.

A continuación, Juan Rey, de Mecanismo Ingeniería, explicó las singularidades de la obra de la Plaza Domingo Gascón en Teruel, en la que se buscaba generar un espacio deportivo, así como un auditorio y salas multifuncionales. Esta plaza, cuya propuesta ganadora proponía generar un espacio completamente enterrado, “presentaba unas dificultades estructurales que hacen que este tipo de planteamientos solamente puedan ser viables mediante el uso del acero”.

Después intervinieron Álvaro Serrano, del Estudio de Ingeniería MC2, y Francisco Ramírez, de Emesa, que explicaron las dificultades y singularidades de la obra de ampliación del puente de Rande. En primer lugar, Álvaro Serrano explicó que “esta obra tenía una serie de requisitos que había que cumplir a rajatabla, ya que es un puente muy transitado. Era una obra que debía tener un impacto nulo en el tráfico, un impacto nulo en el medioambiente y el máximo aprovechamiento de la estructura que ya existente, además de la máxima seguridad en la obra”. Añade que “aquí, la estructura metálica proporciona la gran ventaja de que la construcción es in situ, con lo que disminuye su influencia en el tráfico y la ría”.  Por su parte, Francisco Ramírez incidió en la importancia de los requisitos que se habían impuesto, que “únicamente posibilitaban cortes de tráfico nocturnos” y cuyo plazo de ampliación “era muy limitado, lo que resultaba en unas condiciones realmente limitantes para los operarios”. A todo esto, añadió Francisco Ramírez, “una obra de este tipo constituye la primera actuación que se realiza en el mundo de estas características”.

Costa de Marfil, un mercado de interés

En el tercer #METALCONS también intervino el consejero económico de la Embajada de Costa de Marfil, Carlo Ivon, explicó en profundidad las características que convierten a Costa de Marfil en un mercado internacional de interés para España. Sobre la situación económica general, destacó “el plan que Costa de Marfil puso en marcha en el año 2011, que le ha permitido ser uno de los 10 países que más ha crecido en estos últimos 6 años”. También destacó varias actividades importantes para el país como “el desarrollo de la industria extractiva – oro, diamantes, niquel, magnesio - y proyectos de desarrollo de infraestructuras o transporte”. Sobre las relaciones de Costa de Marfil con España, manifestó que “las relaciones políticas e institucionales son muy buenas y fluidas”. En el ámbito económico, “en 2014 se abrió la oficina económica y comercial de España en Abiyán, y son 33 las empresas que se han instalado en nuestro país desde 2015”. El consejero económico aseguró que “es un país con una política económica liberal, que favorece la importación de equipos y materiales con descuentos de hasta el 50%. Además, es un hub para 15 países de la región de África Occidental”.

En la penúltima ponencia, Guillermo Capellán, de Arenas & Asociados, habló sobre las ventajas de las estructuras metálicas en la construcción. Para ello, se sirvió de varios casos de éxito, como el del puente de Jácena. Las estructuras metálicas “se construyen rápidamente y permiten la inclusión de nuevos elementos como la iluminación”. Añadió que estas estructuras “permiten obras singulares porque se realizan con precisión, lo que también aporta una gran facilidad constructiva sobre ríos y permite un diseño limpio y elegante”.

Finalmente, José Romo, de Fhecor Ingenieros, habló sobre las capacidades y posibilidades resistentes y formales de las estructuras de acero, sobre las cuales manifestó que “hay una necesidad, a veces casi imperiosa, de utilizar estos materiales”. Esto se debe a que “son imprescindibles cuando hablamos de grandes luces, figuras esbeltas, sistemas complejos o sistemas móviles”. Además, “suelen ser obras rápidas que se tienen que realizar en un tiempo límite. Cuando la estructura es compleja, es necesario utilizar materiales metálicos, que son, además, los que mejor responden a los números y los cálculos de los ingenieros”. Esto también permite su “industrialización y transporte hacia otras partes del mundo con relativa facilidad. Las estructuras metálicas nos permiten fabricarlas de manera local –en España- y realizar las construcciones en destino, es decir, fuera de España. Esa es una ventaja clara de la construcción o estructura metálica”.

El encargado de clausurar esta tercera edición del congreso de construcciones y estructuras metálicas fue el secretario general de Asime, Enrique M. Mallón, quien declaró que “este sector gana con este tipo de foros y eventos, es importante poner en valor todas las características positivas que tiene el metal como material de construcción como su versatilidad, su respeto por el medio ambiente, su coste o la estética”.