Buscar
16:11h. Viernes, 25 de Mayo de 2018

INSPECCIONARÁ LA FLOTA DE TRANSPORTE DE PRODUCTOS PERECEDEROS

El laboratorio de frío de Galicia inicia su actividad

El Laboratorio de Frío de Galicia, ubicado en el recinto de la estación de ITV de Sada (A Coruña), ha iniciado su actividad con la realización del primero control de vehículos de transporte de productos perecederos. 

Vehículos en el Laboratorio de Frío de Galicia.
Vehículos en el Laboratorio de Frío de Galicia.

La instalación es una nueva apuesta por la innovación, la competitividad y la tecnología de vanguardia por parte de SyC-Applus, en línea con su modelo gallego de inspección de vehículos. Se atiende además a otro de los valores de la concesionaria de ITV de Galicia, que es la cercanía. Hasta ahora tanto los carroceros como los transportistas tenían que desplazarse hasta Madrid, donde se encuentra el laboratorio de frío más cerca de nuestra comunidad. De hecho, hasta la puesta en servicio del laboratorio de Sada solo existían dos instalaciones en España -en Madrid y Andalucía- que otorgan las certificaciones con cobertura para transporte internacional. Además, acaba de abrir otra en Castilla La Mancha.

La flota de transporte de productos perecederos es muy importante en Galicia, dado el peso de su sector agroalimentario. Por tanto, esta iniciativa, para la que fue necesario abordar un complejo proceso de tramitación legal para ser designada como estación oficial de ensayos ATP por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, beneficiará a diversos ámbitos de actividad dentro de un sector con una flota estimada en torno a 15.000 vehículos.

De este modo, el Laboratorio de Frío de Galicia se convierte en la única estación oficial en el norte de España homologada para realizar los controles que exige el Acuerdo Internacional de Transporte de Mercancías Perecederas (ATP), cumpliendo con la normativa que permite garantizar la idoneidad de nuevos prototipos de vehículos o para verificar los que ya están en servicio. 

En su ciclo de vida, los vehículos destinados a transporte de perecederos deben someterse a estrictos controles tanto por parte de las OCA (organismos de control), como en la propia inspección técnica de vehículos. En el laboratorio de frío se desarrollan los ensayos necesarios para evaluar el estado de los contenedores de temperatura controlada necesarios para su homologación, para que puedan ser carrozados en los vehículos con todas las garantías. Una vez que llegan a las carreteras, esos vehículos deben superar una inspección técnica después de seis años, y luego cada tres años. Cuando cumplen 21 años de vida los vehículos deben volver a pasar por el laboratorio de frío para verificar el correcto estado de los contenedores en los que viajan los productos perecederos. Además, deben realizar este mismo ensayo los vehículos importados con más de seis años de antigüedad.

Beneficio para fabricantes, carroceros y transportistas

Uno de los elementos más positivos de la puesta en marcha del laboratorio es que se beneficiarán desde fabricantes y carroceros hasta transportistas, ya que tanto los ensayos en el laboratorio como los controles periódicos se pueden realizar en las mismas instalaciones de SyC-Applus en Sada. 

La concesionaria gallega de la ITV espera atraer también a este laboratorio a profesionales del sector procedentes de las comunidades limítrofes. De hecho, si bien el primero vehículo sometido a ensayos en el Laboratorio de Frío de Galicia procede de nuestra Comunidad, el segundo que entrará en las instalaciones para su control ya procede de Asturias.