Buscar
00:23h. Miércoles, 17 de Octubre de 2018

La compañía tiene previstas 50 aperturas en este 2018 en todo el territorio

Gas Natural Fenosa abrirá nuevas estaciones de gas natural como combustible para vehículos en Vigo y A Coruña

Gas Natural Fenosas abrirá en este 2018 dos estaciones de carga de gas natural comprimido (GNC) para vehículos en A Coruña y Vigo.

Una estación de recarga de gas natural comprimido./GNF.
Una estación de recarga de gas natural comprimido./GNF.

La compañía energética tiene previsto abrir 50 puntos de suministro en el país en ciudades como Madrid, Barcelona, Bilbao, Valencia, Zaragoza, Sevilla, Málaga, Murcia, Alicante, Córdoba, Valladolid, Vigo, Gijón, A Coruña y Santander, entre otras. Con estas aperturas, el total de estaciones de GNC de la compañía en España ascenderá a 100 estaciones públicas. 

“Aceleraremos la apertura de nuevas estaciones de servicio para así reforzar la disponibilidad de este combustible en el mercado, dada la demanda que están experimentado los vehículos movidos con gas natural”, ha señalado Daniel López Jordà, director general de Negocios Minoristas de Energía de Gas Natural Fenosa. “Actualmente es indudable que su coste por kilómetro recorrido es tremendamente competitivo, hasta un 50% más económico que la gasolina y un 30% que el diésel, esto está animando a los consumidores a elegir este tipo de combustible”, ha añadido.

En la actualidad la compañía cuenta con 31 estaciones públicas de gas natural operativas en España, del total de las 57 que funcionan en el país.

Aumento de las ventas de vehículos propulsados por gas natural

Durante el último año, las ventas de vehículos y camiones propulsados por gas natural se incrementaron un 50%, afianzando así el uso de este combustible en España. Este hecho, unido a la alianza estratégica de la compañía energética con Seat, impulsa a Gas Natural Fenosa a acelerar su plan de fomento de la movilidad y dar continuidad a la expansión de las infraestructuras de repostaje en los próximos años.

El gas natural vehicular en automoción contribuye a la mejora de la calidad del aire como consecuencia de sus muy bajas emisiones. Los vehículos que utilizan este combustible contienen la etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico, beneficiándose de libre accesibilidad al centro de las ciudades en episodios de alta contaminación, de incentivos fiscales y bonificaciones en zonas de estacionamiento regulado, entre otras.