Buscar
15:55h. Domingo, 23 de Septiembre de 2018

Es el mayor contrato de su historia con un cliente extranjero

La construcción de cinco corbetas para Arabia Saudí beneficiará a todos los astilleros de Navantia

El Gobierno de Arabia Saudí ha firmado con Navantia el contrato para la construcción de cinco corbetas, una operación que alcanza un importe de 1.800 millones de euros y que beneficiará a todos los astilleros de la compañía. 

Diseño de las corbetas encargadas por el Gobierno saudí a Navantia.
Diseño de las corbetas encargadas por el Gobierno saudí a Navantia.

Este contrato, que se ha estado negociando con el reino de Arabia Saudí desde el año 2015, es el mayor de la historia de los astilleros públicos españoles con un cliente extranjero. Supondrá una carga de trabajo global de alrededor de siete millones de horas para los astilleros de Bahía de Cádiz, Ría de Ferrol y Cartagena y su industria auxiliar. Es, por lo tanto, un contrato clave para garantizar la actividad de trabajo de Navantia, principalmente para sus astilleros de Bahía de Cádiz. El programa arrancará a finales de 2018 y el último buque deberá entregarse en el 2022. Además, Navantia será responsable del Apoyo al Ciclo de Vida durante cinco años, desde la entrega del primer buque, con opción a otros cinco años adicionales. 

En cuanto a su impacto en empleo, se calcula que durante cinco años se generarán anualmente cerca de 6.000 ocupados directos e indirectos. De ellos, más de 1.100 serán empleados directos, más de 1.800 empleados de la industria auxiliar de Navantia y más de 3.000 empleados indirectos generados por otros suministradores. 

El contrato con Arabia Saudí consolida internacionalmente a la compañía española y en especial a este producto con un sistema de combate propio, que puede satisfacer las necesidades de otros potenciales clientes en la región y en otros mercados de interés. 

Además del contrato de corbetas, Navantia ha acordado con la empresa estatal saudí SAMI (Saudi Arabian Military Industries) la creación de una joint venture en el reino saudita. Según ha destacado la sociedad pública estatal, esta joint venture "supone una oportunidad excepcional para posicionar los sistemas integrados y soluciones tecnológicamente avanzadas de Navantia en el mercado de Arabia y su área de influencia, y está alineada con la estrategia de internacionalización de la compañía".