Buscar
01:25h. Jueves, 18 de Octubre de 2018

Obligatorio para las empresas de productos cárnicos, lácteos o de pesca

La Cámara de Pontevedra, Vigo y Vilagarcía gestionará el registro de exportadores de alimentos y bebidas a China

La Cámara de Comercio de Pontevedra, Vigo y Vilagarcía de Arousa ha puesto en marcha un registro de  exportadores de alimentos y bebidas que quieran vender sus productos en China.

Se trata de un trámite obligatorio tanto para los importadores como para los exportadores tradicionales que fabriquen alimentos y bebidas para su exportación a China. Así lo establece el comunicado nº 98/2015 de AQSIQ, la Administración General de Supervisión y Calidad, Inspección y Cuarentena en China. Este registro adicional, que debe realizarse antes del despacho aduanero de las mercancías, fue implantado el 1 de octubre de 2015 según lo establecido en la “Ley de Seguridad Alimentaria de la República Popular China” y sus reglamentos de aplicación. Hasta la fecha son pocas las instituciones que realizan este trámite en España, y en Galicia, en este momento, solo la Cámara de Comercio de Pontevedra, Vigo y Vilagarcía de Arousa lo gestiona.

El registro es obligatorio para todas las empresas fabricantes cuyos productos vayan a ser exportados, independientemente de si la exportación es directa o a través de un tercero. Quedan excluidas del trámite aquellas empresas de aditivos alimentarios, frutas frescas, animales vivos para alimentos y granos.

Procedimiento del registro

Las empresas de productos cárnicos, lácteos o de pesca (incluidas conservas de pescados o mariscos) necesitan, además del registro de AQSIQ, estar homologadas por las autoridades chinas para poder exportar sus productos al país asiático. Este proceso de homologación es totalmente independiente del registro de exportadores o fabricantes de AQSIQ.

La gestión que se realiza en la Cámara arranca con la cumplimentación, por parte de la empresa interesada, de una solicitud de registro. Tras el pago de este servicio, que tiene un coste de 180 euros más IVA, en un plazo máximo de 48 horas se procede a la tramitación del mismo.

Las autoridades chinas validan la información suministrada y, en su caso, aprueban el registro. No existe un plazo legal establecido de respuesta por su parte, aunque el plazo habitual en el que las autoridades chinas comprueban y aprueban el registro es aproximadamente de entre 48 y 72 horas.

Una vez realizado el registro de acuerdo con la ley, AQSIQ publicará el listado de los exportadores o agentes fuera del país y los importadores dentro del país que han llevado a cabo el mismo.

Cuando los importadores o agentes que se encarguen de realizar la importación de los alimentos soliciten la inspección de los productos importados, deberán especificar el nombre y el número de registro de los importadores y exportadores de productos alimenticios en su solicitud de inspección, y presentar el último registro de la importación y venta de alimentos.