Buscar
18:55h. Lunes, 12 de Noviembre de 2018

Resultados del ejercicio

Adolfo Domínguez aumenta sus ventas un 3,1% y anuncia una fusión de sus marcas

La firma Adolfo Domínguez ha presentado los resultados de 2017, un año en el que ha proseguido la recuperación de la compañía, con un incremento de las ventas del 3,1% y una reducción de las pérdidas del 70%.

Modesto Lusquiños, Dora Casal, Antonio Puente y María Pérez, en la presentación de resultados de Adolfo Domínguez. /P.L.
Modesto Lusquiños, Dora Casal, Antonio Puente y María Pérez, en la presentación de resultados de Adolfo Domínguez. /P.L.

El grupo Adolfo Domínguez facturó 113,7 millones de euros el pasado ejercicio (entre marzo de 2017 y febrero de 2018), un 3,1% más que el anterior, a pesar de contar con 39 puntos de venta menos. Así, las ventas por tienda crecieron un 12,1% en el último año, las ventas comparables (que no tienen en cuenta aperturas, cierres y reformas durante el ejercicio) aumentaron un 7,3% y las ventas por e-commerce lo hicieron un 22,3%.

“Estamos muy satisfechos con la evolución de nuestras ventas comparables; en un sector que no ha reflejado crecimientos el año pasado (según datos de ACOTEX), hemos sido capaces de crecer nueve puntos por encima”, ha indicado Antonio Puente, director de Operaciones de Adolfo Domínguez.

El resultado operativo (EBITDA) se ha reducido de 8,7 millones a 2,2 millones, una mejora del 75% que supone la mejor evolución de los últimos seis años. “Hace dos años tuvimos la peor pérdida en la historia de la compañía (16 millones de EBITDA), hemos conseguido en 2016 recortar las pérdidas a la mitad y en 2017 a 2,2 millones”, ha abundado Puente.  Finalmente, el resultado neto ha mejorado un 70,6%, cerrando el ejercicio con unas pérdidas de 6,7 millones (habían sido e 22,9 millones el año anterior).

Unas cifras que han desperado el interés de los inversores, pues durante 2017 la firma de moda de autor ha triplicado su negociación en Bolsa.

Según el director de Operaciones de la compañía, “Estos resultados nos dan confianza para seguir implementando estos cambios; tenemos convencimiento de que esta trayectoria nos va a llevar pronto al otro lado de la línea”. Sin embargo, los responsables del grupo no han querido augurar una fecha para la vuelta a beneficios de Adolfo Domínguez, recordando que son una compañía cotizada. “Debemos ser muy prudentes a la hora de hacer estimaciones, estamos contentos de esta evolución, somos mucho más sólidos financieramente y todos los parámetros nos indican que estamos en el buen camino”, ha señalado Modesto Lusquiños, director financiero de Adolfo Domínguez.

Fusión de marcas

Y uno de los principales cambios que anuncia la compañía para este 2018 es la fusión de todas sus marcas para centrar todo su diseño, negocio y red de tiendas en la marca principal, Adolfo Domínguez. De aquí a septiembre, el grupo quiere transformar aproximadamente 115 tiendas de sus submarcas (U y AD+) en tiendas Adolfo Domínguez.   “Es una decisión estratégica, hemos escuchado al cliente que nos dice que se siente más identificado con Adolfo Domínguez; los equipos de diseño se integran en uno solo y la marca ganará presencia”, ha indicado Dora Casal, directora comercial de la empresa.

Con esta fusión, la compañía pasará de 472 puntos de venta con los que contaba al cierre del pasado ejercicio (febrero de 2018) a 416 tiendas, cifra que se completará con las aperturas realizadas y previstas durante 2018.  Tras abrir su primer local en Moscú y en el aeropuerto mexicano de Acapulco, Adolfo Domínguez tiene programada para este año la entrada en el mercado australiano. La intención es que las ventas internacionales ganen peso y pasen del 48,3% actual al 51% del total de facturación de la compañía.

Adolfo Domínguez también continuará este año realizando un restyling a sus principales flagships o tiendas insignias, como las de Barcelona y Madrid.  La inversión en reconversión de establecimientos se mantendrá, como en el último ejercicio, en el entorno de un millón de euros.