Buscar
08:35h. Jueves, 23 de Noviembre de 2017

ACUERDO FIRMADO CON WORLD WILDLIFE FUND

Actemsa y su filial brasileña abastecerán de pesca sostenible a las primeras conserveras del mundo

Actemsa, compañía gallega dedicada a la importación y exportación de pescados congelados y al procesado de túnidos, y su filial en Brasil, Leal Santos, han firmado una alianza estratégica por la pesca sostenible a través de la cual abastecerán a los líderes mundiales del sector conservero, entre ellos la gallega Jealsa Rianxeira, la tailandesa Thai Union y la italoportuguesa Gencoal.

Sede de Actemsa en A Pobra do Caramiñal.
Sede de Actemsa en A Pobra do Caramiñal.

Gracias al Proyecto de Mejora Pesquera (FIP), impulsado además por la organización ecologista WWF (World Wildlife Fund), líder mundial en conservación oceánica, los firmantes se comprometen a garantizar la mejora y sostenibilidad de las pesquerías de túnidos en el sur de Brasil, cumpliendo de esta manera los postulados de Marine Stewardship Council (MSC), que evalúa si una pesquería está bien administrada y es sostenible.

El proyecto, que nace del Memorando de Entendimiento entre Actemsa, Leal Santos, WWF y las conserveras, se compromete a llevar a cabo prácticas sostenibles durante cinco años siguiendo los postulados de la Comisión Internacional para la Conservación de Túnidos del Atlántico. De esta manera, todo el atún capturado por la filial brasileña de Actemsa, Leal Santos, y del que se servirán las conserveras, tendrá la garantía de ser capturado con prácticas sostenibles con la técnica de pesca con caña.

Según indica el director ejecutivo de la empresa radicada en A Pobra, José Luis Escurís Villa, “es un orgullo formar parte de este Proyecto de Mejora Pesquera como socios clave en la promoción de prácticas de pesca sostenible en Brasil. Creemos firmemente en que debe ser una responsabilidad compartida en toda la cadena de suministro de productos del mar, y no sólo deber de los buques pesqueros”. El acuerdo se centrará en mejorar las pesquerías de las especies de túnidos tales como el barrilete, atún de aleta amarilla y el de ojo grande, conocido como patudo, causando un impacto mínimo y reversible en los ecosistemas y una gestión eficaz de la pesca.

Operadora global de túnidos
Severino Escurís Batalla fundó Actemsa en 1994 y la firma es en la actualidad propiedad al 100% de la familia Escurís Villa. Es una operadora global de túnidos y lomos de atún congelado, así como lomos de atún refrigerado, y presta también servicios de congelación y de asistencia técnica a empresas conserveras y del sector de la pesca. Esta actividad se sustenta en una plantilla de 250 trabajadores directos, y genera también un importante volumen de empleo indirecto. La firma importa pescado de las tres grandes áreas pesqueras mundiales de atún: Latinoamérica, África y Asia, y sirve a las principales empresas transformadoras españolas y portuguesas, así como de otros países de la Unión Europea.