Buscar
00:15h. Sábado, 23 de Junio de 2018

SE BUSCAN STARTUPS QUE DESARROLLEN TECNOLOGÍAS APLICADAS AL SECTOR DE LA PESCA

La Fishing Accelerator duplica en su segunda edición el número de socios

Kaleido e Inxenia han lanzado una segunda convocatoria de la Fishing Accelerator -Aceleradora de la Pesca-, en la que duplican el número de socios corporativos con las adhesiones de Nueva Pescanova, Arvi, Grupo Morrazo y Budenheim.

Imagen promocional de la Fishing Accelerator.
Imagen promocional de la Fishing Accelerator.

Fishing Accelerator, la primera aceleradora a nivel mundial dedicada exclusivamente al mundo de la pesca, nació en 2017 con el apoyo de Opromar (Organización de Productores de Pesca Fresca de Marín), Orpagu (Organización de Palangreros Guardeses), Pescapuerta y Mascato, que en esta edición se suma a través de la Organización de Productores de Pesca Fresca del Puerto de A Coruña (OPP-13). Entonces estas entidades apostaron por la posibilidad que le brindaba el proyecto de identificar y atraer las mejores soluciones tecnológicas existentes en el mundo para dar respuesta a sus problemas y retos del futuro. Ahora se incorporan cuatro nuevos socios: Nueva Pescanova, Arvi, Grupo Morrazo y Budenheim (empresa del grupo Oetker).

Los socios corporativos de esta segunda edición de la Aceleradora de la Pesca, que están presentes en más de 80 países, aglutinan más de 200 buques aportando más de 150.000 toneladas anuales de capturas en los principales caladeros del mundo, así como más de 40 plantas de procesado.
 

En busca de tecnología puntera

Los responsables de Fishing Accelerator están inmersos desde el inicio del programa en una gira mundial en busca de las startups con la tecnología más avanzada que pueda ser aplicada al sector de la pesca. Japón, Filipinas, Alemania, Islandia, China, Estados Unidos y Bélgica son algunos de los países que han visitado buscando alternativas punteras, sostenibles y económicas a planteamientos relacionados con la eficiencia energética, la navegación, las artes de pesca y la mejora de la calidad de los productos y de los procesos productivos.

Esta edición amplía las temáticas con respecto a 2017 ya que introduce la acuicultura y se sumerge en el campo de los ingredientes funcionales como otra de las nuevas áreas de investigación gracias a la incorporación de Budenheim como socio corporativo, empresa especializada en soluciones químicas tanto en el sector alimentario como industrial que, entre otras características, mejoran los procesos de transformación y adecuan el producto final a la cadena de valor actual, suponiendo un paso más en la proyección internacional del programa.

Tres fases

Con una duración anual, el programa presenta tres fases que comienzan con la definición de necesidades por parte de socios corporativos, continúa con la identificación de las tecnologías y la selección de las startups y finaliza con la puesta en marcha de proyectos pilotos para testar las soluciones en el mercado real y su presentación al público en el Tech Show, que tendrá lugar al igual que la primera edición en el mes de octubre, en Conxemar.

Previamente, en el mes de mayo se celebrará el Opening Day, en el que los socios corporativos y las startups seleccionadas se presentarán y establecerán un calendario de trabajo definiendo un plan de acción para desarrollar el piloto privado del que deberán obtener resultados en pocos meses.

Resultados de la primera aceleradora

La alianza de los socios corporativos y las startups seleccionadas en la primera edición dio como resultado importantes proyectos, algunos aún sujetos a la confidencialidad dado el carácter pionero de sus hallazgos. Entre las iniciativas ya hechas públicas destacan la que vincula a Opromar con la empresa inglesa Impact Vision, cuya cámara hiperespectral proporciona información sobre la calidad y las características del pescado gracias a un aprendizaje predictivo, con la finalidad de objetivizar la calidad del producto. Por su parte, la Orpagu se alió con la catalana Bound4Blue en un proyecto de velas inteligentes como fórmula de propulsión complementaria y limpia para buques, cuya instalación les permitirá ahorrar hasta un 30% de combustible.