Buscar
15:28h. Martes, 17 de Julio de 2018

DE LOS 60 DESEMPLEADOS PARTICIPANTES, 20 HAN ENCONTRADO YA UN EMPLEO

Integrantes de las lanzaderas de empleo de A Coruña, Pontevedra y Santiago ponen en común sus experiencias

El Centro de Novas Tecnoloxias de Santiago de Compostela ha acogido este viernes un encuentro entre los participantes de las Lanzaderas de Empleo que desde noviembre operan en A Coruña, Pontevedra y Santiago.

Participantes en el encuentro de lanzaderas celebrado en Santiago.
Participantes en el encuentro de lanzaderas celebrado en Santiago.

El conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde; la responsable de Empleabilidad Europa en Fundación Telefónica, Laura Castela; y la portavoz de la Fundación Santa María la Real, Soraya de las Sías, han clausurado el encuentro de las Lanzaderas de Empleo, una iniciativa de las tres entidades, cofinanciada por el Fondo Social Europeo, que ayuda a personas desempleadas a activar y optimizar su búsqueda de trabajo.  

Las lanzaderas de A Coruña, Pontevedra y Santiago comenzaron en noviembre para ayudar a 60 personas desempleadas de diversas edades, perfiles formativos y trayectorias laborales a activar y optimizar su búsqueda de trabajo durante un período de cinco meses, con la orientación de técnicos especializados y el uso de nuevas técnicas y herramientas de comunicación, marca personal y promoción profesional, acordes a las necesidades del mercado laboral actual.  

Fruto de todo lo aprendido, del esfuerzo individual y colectivo desarrollado en estos meses, hay 20 participantes que han encontrado trabajo por cuenta ajena en diferentes sectores: ingeniería, arquitectura, administración, sector servicios, educación, tercer sector, tecnología, industria, hostelería o comercio, entre otros.

Los técnicos que gestionan las lanzaderas explican que hay casos concretos que merece la pena destacar, como los que protagonizan personas mayores de 40 años que han vuelto al mercado laboral tras pasar años en paro. “Hay otros casos que también destacan, como empresas que han contratado a participantes de varios equipos y que ya conciben las lanzaderas como una bolsa de talento; o de participantes que han encontrado trabajo temporal o puntual, pero no han abandonado el programa, sino que lo siguen compatibilizando, porque se esfuerzan en buscar un contrato con mejores condiciones, de sus sector, acorde a su formación o trayectoria”, agregan. 

La responsable de Empleabilidad Europa en Fundación Telefónica ha destacado que este programa es un ejemplo de colaboración público-privada en la lucha contra el desempleo. “Es una muestra clara de que cuando diferentes entidades y administraciones unen sus esfuerzos, se implantan metodologías innovadoras y eficaces, que contribuyen realmente a atajar la lacra del paro. Con este compromiso hemos trabajado estos últimos”, ha agregado Laura Castela Ávila. 

“El reto es lograr que el resto de compañeros también logren su objetivo y encuentren trabajo de aquí hasta el final del programa, previsto para el 4 de mayo. Deberán apurar y aprovechar al máximo las actividades de intermediación laboral y el contacto con el tejido empresarial para lograr el 60% de inserción laboral logrado en ediciones anteriores”, ha señalado la portavoz de la Fundación Santa María la Real. 

Para ello, los participantes que aún permanecen en estas tres lanzaderas se han reunido para compartir experiencias y participar en actividades grupales y dinámicas para avanzar de forma coordinada en la elaboración de un calendario de visitas e intermediaciones laborales que realizarán a entidades, asociaciones y empresas del entorno en busca de su inserción laboral. En el encuentro también han participado integrantes de las Lanzaderas de Ourense y Vigo, que se impulsan gracias a la colaboración de los concellos de ambas ciudades. 

El conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde, por su parte, puso en valor las Lanzaderas de Empleo señalando que son un buen mecanismo para encontrar un trabajo porque "ayudan a adquirir confianza y una posición activa y comprometida" y porque ponen de manifiesto la importancia que tiene hoy en día la formación.

En este sentido, apuntó que la cualificación es la antesala del empleo, "la clave para conseguir un tejido empresarial competitivo". Conde también recordó que la Administración autonómica está desarrollando iniciativas para adaptar los perfiles profesionales de los trabajadores gallegos a las demandas de las empresas.